Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
REFLEXIONES DEL COLECTIVO OPINION PUBLICA
Miércoles, 22 de agosto de 2018
Colleja al movimiento feminista radical español

Aumenta la "varonfobia", odio al hombre

[Img #16522]A  España le fallan los varones, ahora llamados machistas,  una gigantesca bolsa de energúmenos que se dedican a torturar, matar y abusar sexualmente, según se recoge y se divulga en una gran campaña organizada a dúo por  extremistas podemitas y alguna ayuda subterránea del  Gobierno encantador con su coro de sopranos, cuyo impacto universal ha tenido infinidad de consecuencias, bajo la batuta de la vicepresidenta Calvo, delicada y con tacto de comisaria socialista radical.

 

Toda una manipulación e instrumentalización que volvemos a denunciar hoy porque la perplejidad ha atascado nuestras neuronas, ya que hasta el varón o la fémina más lerda sabe que la maniobra de distracción montada va a ser utilizada o se utiliza desde hace meses para anular la personalidad íntima  y privada de algunos miles de mujeres acomplejadas o atropelladas reiteradamente por el machaque publicitario y anuncios sexistas que aparecen en las pantallas de las cadenas de TV ofreciendo toda clase de ofertas para elevar el ánimo de las que vivan en estado de depresión porque las comparaciones suelen ser armas de doble filo. Pero ante esta avalancha de disparates nadie mueve un dedo, ocurre con los numerosos fármacos que hacen milagros ofreciendo unos días de esperanza a los  enfermos.

 

Las mentes fóbicas  de los dirigentes de la política del cotilleo y las tertulias de sabios y sabias encrespadas son auténticas lanzaderas de mentiras masivas, de falsos embustes y noticias sin contrastar, una ensalada incomestible que se sirve para hacer crecer el enfado justo pero no siempre, del colectivo mayoritario de españolas, que son presentadas como seres cortas de inteligencia, inde-

fensas --el llamado SEXO DEBIL, qué bofetada-- y maltratadas en masa, según se desprende de los Telediarios manipulados que desde  la llegada al poder del PSOE sanchista, presentan mujeres, y otros informativos, debates y tertulias.

 

Opina David Gistau, el bisturí de la prensa española, que "todo debió empezar con la búsqueda, en España, por parte de los románticos, de una forma poco sutil, de salvajismo poético y libre, con bandoleros, Cármenes y Dolores, como los que todavía hoy aparecen en etiquetas de preciosas garrafas  femeninas de aceite de oliva, puro y virgen."

 

Durante el franquismo reinante la  brava mujer hispana también fue elevada a la gloria de la fama guerrera como Agustina de Aragón, y en la inolvidable película "El derecho de nacer", la pureza.

 

Total, tierra de toreros populares, bandoleros como los Siete Niños de Ecija, y santas de Avila o guerreras como Isabel la Católica que colaboró al descubrimiento de América. Sería injusto no citar a Inés Arrimadas, Celia Villalabos o a Susana Díaz, y  a la infanta Irene, de los podemitas, cruzados en la defensa del Sexto Mandamiento de Dios. Ante estas menciones ejemplares pregunto al lector ¿y tratan de enfrentarnos los estúpidos del negocio aleccionador y rentable de los canalillos, a  varones y mujeres, ya en campañas electorales que desangran los bolsillos de ellas y ellos oscureciendo la selva peninsular más sus islas, incluyendo la Perdiguera ?

 

Hacen trampas y caen en ellas, porque a estas y estos que se enfrentan, se les ofreció mejores sueldos y salarios, pero no cultura, ahondando las desigualdades históricas desde su llegada a este mundo de cien religiones, que permiten la extirpación del clítoris, divorcios unilaterales, lapidación de adúlteras y burras de carga a las que no se les permite conducir. De sus fuentes de riquezas y tesoros sale la financiación que reparten los partidos y sus mafias de mil caras que tratan de dinamitar a la Europa occidental, con sus terroristas armados o entre los golpistas que pretenden derrocar a un rey o atacar al Estado, sin que Pedro Sánchez se pronuncie dignamente y nos deje al pueblo con el culo al aire o en manos de los inquisidores de Montserrat  y los jueces masones belgas.

 

No debiera llegar la confrontación ideada y permitida por el PSOE y el asesoramiento  de los penitentes moraos de Pablo Iglesias, pero el bloque y batería de críticas contra un feminismo mefistofélico de raíces orientales que encanta a mujeres tan extrañas como la vicepresidenta Calvo, y  a las odaliscas bisexuales catalanas, ha iniciado una campaña para levantar el telón de una mentira repetida que termina en ocasiones por descubrirse. No hay que ser un talento ni un James Bond para deducir de dónde llegan las monedas de financiación al feminismo  en guerra bajo el paraguas argumental de las desigualdades sociales, económicas, laborales y profesionales, un problema que no solo se da en España sino en el casi el ochenta y dos por ciento de las naciones representadas en las Naciones Unidas, la Liga Arabe y la Unión de Naciones Africanas, así como en gran parte de los numerosos países asiáticos en los que ser mujer es una drama desde su nacimiento.

 

La pregunta clave que debemos hacernos es la siguiente ¿ por qué en unos treinta y dos Estados ricos, pudientes y en vías de desarrollo el feminismo internacional no actúa con la debida energía, contundencia y recto derecho. Ni protesta mínimamente, ¿ y por qué no convoca congresos y convenciones en puntos claves que auspicien ese movimiento feminista aparentemente acobardado?

 

Está claro que por miedo a las represalias, pero esta coartada no sirve del todo. El Movimiento Feminista Mundial puede y debe y cuenta con apoyos, otra cosa es que no lo haga por razones obvias que se adivinan con dolor y amargura. En España forma parte de esa movida patrocinada por agitadores, revolucionarios antisistemas, independentistas, chavistas, fascistas de dos rostros, comunistas y el mundo corrupto de las mafias que pagan a los terroristas. En Cataluña no se oculta, y se favorece desde algunas instituciones municipales y a la sombra de la Generalidad con sus subvenciones sustanciosas. Todo un mundo de la delincuencia política, sofisticada y suficientes medios logísticos.

 

No me quiero dejar entre las letras del ordenador, la advertencia de la ex diputada liberal, Cayetana Alvarez, de las consecuencias, a su juicio, del victimismo que ha derivado en una guerra fría de sexos desde la huelga del pasado día 8 del pasado mes de Marzo: " Es como el nacionalismo y como todas las falsas acciones identitarias que buscan anular al individuo, mujer o varón. En estos casos y otros similares, es extremismo potenciado desde los partidos que nos arrebata  la libre capacidad de pensamiento, e incrustadas en un bloque electoral, emotivo, que derrapa en el suelo de un puritanismo de sectas religiosas. El feminismo político está siendo contaminado por un populismo que en donde gobierna vive inmerso en un comunismo poco respetuoso  con los derechos de las mujeres".

 

Resumiendo razonablemente. Feminismo global sí, su manipulación ideológica termina siendo un tremendo error. El perfume nos está llegando desde una Cataluña en la que residen medio millón de inmigrantes mayoritariamente mahometanos con sus mujeres sometidas a las suras del Corán. En este territorio rebelde, en la mitad, el feminismo profesional no comenta y silencia los grandes escándalos que se escenifican  en familias no integradas a la cultura humana.

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress