Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL ZORRO.
Jueves, 6 de septiembre de 2018
la colleja

Vete camarada Sánchez y tu gobierno de manteros

[Img #16591]En  cuatro momentos de máxima tensión en nuestra nación, para riesgo del pueblo español, se ha oído la exclamación que titula esta colleja. Una vez dirigida a Felipe Gónzalez, y las sucesivas a Zapatero, Rajoy y la última al camarada Pedro Sánchez. Pero si hay que hacer justicia, la última es la más exclusiva y justa. Este jefe del Gobierno, en esta ocasión   por el conflicto catalán, se ha ganado a pulso el deseo mayoritario de que se vaya como ha llegado, por la puerta falsa de una democracia desbordada, acosada y ridiculizada dentro y fuera de nuestras fronteras.

 

La cadena de errores ha ido creciendo en ruido por culpa de un insensato, a manos de unos golpistas que han enfrentado a Cataluña, dividida en dos bandos irreconciliables, unos golpistas cuya Generalidad amenaza con abrir las cárceles y sacar a los jefes de la trama rebelde a las calles seguramente para dirigir un nuevo estallido social.

 

El presidente catalán ha tumbado a Rajoy y a Sánchez, pero los golpes sucesivos vienen de lejos cuando los otros presidentes, incluso Suárez, vendían competencias y transferencias a cambio de votos y abrían las ventanillas del Banco de España a los mercaderes fenicios de la Cataluña alegre y confiada.

 

Al día de hoy deben a la Hacienda de todos los españoles alrededor de SETENTA  MIL MILLONES DE EUROS, con el agravante punible de financiar a los que combaten la unidad nacional y trocearla, como ocurrió en los Balcanes que dio paso a una guerra civil  cruenta y el nacimiento de un pequeño país de credo musulmán.

 

Torra se ha permitido el lujo de despreciar a Pedro Sánchez, y por elevación al resto de los catalanes que desean mantenerse como mayoría, seguir siendo españoles. La tremenda metedura de pata del premier  de La Moncloa ofreciendo un  nuevo Estatuto a los independendistas, que afortunadamente no ha colado. Si  hubiera cuajado ese estatuto sanchista, probablemente  de tintes zapateriles, hubiera situado al rey feminista en los límites de la traición,  a sus queridos y bien ponderados militantes y al PSOE, grogy.

 

Normal, porque todos los gestos de Pedro S. obedecen a su necesidad de sobrevivir en el poder con los votos de los diputados que desean violar a España. Hasta tal punto ha llegado la desvergüenza en el Congreso, hoy convertido en un mercadillo de manteros, que urge unas elecciones generales  aparcadas por los "gorrillas" de los partidos de una izquierda sin rumbo, que siempre ha sido el primer objetivo de Pablo Iglesias y sus drogadas mareas, abiertas a la total permisividad del  aquí vale todo, con tal de cambar pesebres cada algunos pocos años, impacientes. La política de los cambalaches parlamentarios.

 

Resumiendo y tal como titulan otros medios de prensa. Más de lo mismo. El Gobierno socialista nacional--feminista se arruga o sigue ofreciendo más diálogo al  fortalecido Torra, y engreído, tras un discurso en el que el presidente de la región catalana, recrudece su retórica rebelde, convoca a las masas a una marcha por los derechos civiles, de corte fascista a la italiana, exige la autodeterminación y avisa de que no aceptará la  condena, por los jueces, de los que encabezaron el golpe del Uno de Octubre. Tomamos nota los españoles. Torra, su caballeria andante, sus socios podemitas, los antisistemas, los okupas de la alcalde Colau y el ejército pujolista de los corruptos, no quieren soluciones legales, sino conflicto en las calles, sin que sepamos quiénes pondrán orden en Cataluña. Si la policía nacional, los guardias civiles, parte de los mossos de escuadra, los municipales  o finalmente las propias turbas. O siguiendo las instrucciones pedagógicas del Presidente de la II República, que resultaron eficaces.

 

EPILOGO. Ayer miércoles empezó el ministerio de Interior a reforzar a las unidades de Seguridad del estado con la llegada de unos 1.200 guardias civiles y policias nacionales, en previsión de los posible disturbios que monten extremistas  jaleados desde el poder separatista el próximo martes, cuando se celebra la llamada DIADA. Se intuye en el ambiente como un deseo de los agitadores y sus lideres enmascarados o no, de provocar un estallido  social a pesar del fariseismo del presidente de la Generalidad que por un lado llama a la calma y por otro incita a marchas multidunarias dificiles de controlar en las calles de Barcelona. En el fondo se trata de una provocación que puede terminar con consecuencias imprevisibles. En nuestra opinión los refuerzos deben aumentar para disuadir a los violentos, que desean dar imagenes de represiones. O nos chantajean.

 

ULTIMA HORA.- La ultima locura en el manicomio catalán es descojonante, ya que proyectan que el partido de fútbol GERONA--BARCELONA  se juegue en Miami, en los Estados Unidos de Trump. Se supone que los árbitros del encuentro sean podemitas venezolanos.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress