Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Mariano Pérez Abad.
Miércoles, 12 de septiembre de 2018
Los Cuentos del Pity-Power

Los partidos fantasmas del Nuevo Imperio

[Img #16607]Allá por los principios de los años 90, el Mundo se había pegado un buen revolcón: La antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas había caído en la más absoluta ruina y se había disuelto; La China Comunista se había convertido en el santuario del capitalismo económico más salvaje y esclavista; El emblemático Muro de Berlín había sido derribado. El Bloque Occidental había ganado la Guerra fría y se había convertido en el dueño del corral.

 

Fue entonces cuando la élite mundial de las Ciencias Políticas declaró públicamente la muerte de las Ideologías (eso que conocemos como Derechas/Izquierdas) La obra del insigne politólogo norteamericano Francis Fukuyama, “El fin de la Historia y el último hombre”, publicada en 1992, fue considerado su “Certificado de Defunción” de validez mundial.

 

Aquel Antiguo Orden Mundial, basado en la supremacía de las razones ideológicas sobre las económicas, no había sido capaz de adaptarse y sobrevivir al avance tecnológico. La Humanidad, liderada por la población del Bloque Occidental, se mostraba dispuesta a renunciar a sus dioses, sus patrias y sus reyes, a su identidad cultural, a cambio del “Bienestar” que le ofrece el Imperio del Gran Capital.

 

La de las Ideologías no fue una muerte repentina, sino una larga agonía. Incluso en un país como la España de 1983, recién salida de la Dictadura, la afición de un icono de un del conservadurismo y las tradiciones como era Lola Flores, le perdonó la venta millonaria de su top-less a Interviú, “porque necesitaba el dinero para la boda de su hija”. Poco después, también fuimos espectadores de cómo nuestra joven e impetuosa Izquierda del PSOE, después de ganar sus primeras elecciones de la mano de Felipe González, también vendía su alma al Dinero que nos exigía permanecer en la OTAN en el referéndum de 1986. Para cuando Fukuyama publicó su miserere, la diferencia entre la política de “El Pelotazo-Yuppie” de la izquierda y la de “La Banca Siempre Gana” de la derecha ya llevaba mucho tiempo muerta en nuestro País y ambos bandos andaban llenos de fantasmas.

 

Muerta la política Ideológica, el Mundo entero se globalizó bajo el Poder del Bienestar (del dinero) La Humanidad entera quedó bajo el mando de un único poder político de carácter económico Liberalista (Capitalista) que ya había demostrado no haber sido concebido para servir al Ser Humano, sino para convertirlo en sirviente. Y así fue como todos hemos terminado siendo siervos de los Dueños del Dinero (el Amo).

 

Los pueblos no se resignan fácilmente al “ordeno y mando” y suelen terminar organizando revoluciones sangrientas cuando se sienten tiranizados. Es necesario un “Escenario Político” con el que mantenernos convencidos de que no hacemos lo que se nos manda por imposición, sino por deseo y voluntad propias. En nuestra Cultura, actores llamados “Partidos Políticos, contratados al servicio del mismo “Amo”, representan la obra titulada “La Democracia”.

 

Muchos de ustedes creerán que es estúpido sostener que viene a dar lo mismo que esté el “PP” en el Poder a que lo esté “Podemos”, pero les ruego que abran su mente, tiren de recuerdos, aten cabos y se paren a pensar:

 

  • ¿Acaso el Partido Socialista Obrero Español de Pedro Sánchez ha derogado la Reforma Laboral de Rajoy? ¿Acaso Podemos le ha recordado siquiera que prometió hacerlo en cuanto llegara al poder?

  • ¿No recuerdan a Rajoy defendiendo el carácter progresista del principal partido conservador de nuestro País, para excusar el continuismo con las políticas de Género de Zapatero y justificar su multimillonaria financiación repartida entre los Partidos?

  • Pero seguro que lo que no recuerdan es a Zapatero implantando en España la “Dación en Pago” para las hipotecas impagadas de los pobres. Eso sí, durante su legislatura se permitió que el vicepresidente del anterior Gobierno Popular, Rodrigo Rato, gestara la monumental estafa de la salida de Bankia a Bolsa.

  • Y si seguimos remontando, recordaremos que España iba bien con Aznar, pero permitió el desmantelamiento de todo su tejido industrial en favor de la Globalización y propició una burbuja especulativa que se sabía condenada a estallar. Todo cobra sentido al regresar al PSOE de la OTAN, con el que comenzó ese Bienestar que ha terminado destruyendo nuestros valores y nuestra Cultura.

 

Los humanos somos seres más emocionales que racionales, así que, a pesar de todas las evidencias que se nos puedan plantear, la mayoría insistirá en seguir siendo fiel a unas Derechas o Izquierdas, al igual que los hinchas de Futbol lo son del Madrid o del Barça. Al fin y al cabo, nuestro Pueblo no sabe jugar a la política de otra manera y, para que no nos entre la vena violenta y terminemos a tiros, debemos seguir respetando las reglas del escenario donde se representa nuestra Democracia.

 

La Crisis quiso abrirnos los ojos y parió decenas de partidos políticos nuevos, libres del Imperio del Gran Capital, que predicaban la lucha contra la corrupción, pero solo dos llegaron al Parlamento, convirtiendo el “Bipartito” en “Cuatripartito”. La obscura financiación del parto de Podemos y el apoyo masivo al despegue que recibió de unos canales de televisión privada propiedad del Gran Capital, ya lo decían todo sobre él. Ciudadanos nacía de mejor cuna, pero después de que Rivera fuese invitado por primera vez a Bilderberg se pervirtió, hasta el punto de convertirse en la comparsa del PP y dejar solo a Vox en la demanda que metió en “la trena” a sus más directos enemigos, los independentistas sediciosos.

 

Parece difícil saber qué partidos son “los del Amo” y cuáles los de la Población ¡Mira Grecia! Todos pensaron que Tsipras, al mando del partido Syriza (el Podemos Griego) les iba a sacar de la tiranía del Gran Capital y ya ves ¡Menuda decepción!

 

Hay que juzgarlos por sus actos y no por sus palabras, atar los cabos y no dejarse arrastrar por la idea simplista de que todo el que pertenece a uno de los partidos “del Amo” participa de una forma consciente en el manejo de los hilos que mueven a los personajes en el Escenario. Para quien no quiera molestarse en pensar, recomiendo unos consejos simples, pero eficaces, que sirven de ayuda para no tropezar: No votar a los que ya ha demostrado estar “pringados”; “Los buenos” no salen por la Tele; A “los mejores” los ponen “a parir”.

 

Siempre hay salida. El Escenario no es propiedad de “Los Dueños”, es el Pueblo el que paga la entrada y decide si quiere cambiar de función. El juego de la Democracia consiste en que el Pueblo decide y, si quiere, se cambia de dueño. Obtener la libertad de este Dueño nos permitiría recuperar los valores, la identidad cultural y el FUTURO que la Crisis Demográfica nos ha hecho perder, pero perderíamos el Bienestar. Quizás no se trate de que estemos engañados, quizás sea que la mayoría vota a sabiendas por “echar la persiana con fiesta final”.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress