Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Isabel Martínez.
Lunes, 24 de septiembre de 2018
isabel martínez

La polémica pasarela o la efímera levedad del ser

[Img #16675]Desde que la noche del 29 de julio se hicieron las pruebas de carga en la pasarela de Santiago El Mayor la polémica está servida. Muchos no entendían que se realizaran porque ya daban por hecho que con la aprobación de las obras de soterramiento en la ciudad de Murcia ese engendro metálico, colocado por el anterior gobierno para el paso del AVE en superficie, se daría por desmembrado y eliminado para que dejara de molestar a la vista y de producir vértigos y pesadillas, dados los informes sobre sus carencias de seguridad estructural presentados anteriormente por expertos. El informe que tras la prueba de carga de esa noche ha elaborado INECO por orden de la Fiscalía no dista mucho de los ya realizados : "las dudas generadas sobre la seguridad estructural….hacen necesario el seguimiento de la evolución de la cimentación, vigilando que no aparezcan asientos o movimientos en las zapatas, ni grietas ni fisuras en las mismas…se recomienda vigilar el estado de conservación de los pilares…..además de la situación que podría dar lugar a deformaciones y desviaciones en los pilares…” Abreviando y obviando cuestiones técnicas, lo que vuelve a estar claro tras este último informe es lo que cualquiera deduce al verla: es una chapuza de marca mayor.

 

La cuestión es que si antes no tenía seguridad ahora no tiene ni seguridad ni funcionalidad. Es una chapuza que se hizo mal, muy mal, y sólo para que los trenes pasaran por debajo, pero no para que las máquinas como las que actualmente realizan las excavaciones y las obras de colocación de los muros de contención y de cimentación trabajaran cerca. Y eso es lo que más me sorprende de que no la hayan retirado ya, porque ¿a cuantos metros de la pasarela creen que van a poder acercar excavadoras y obras sin que su caída suponga un riesgo ni para transeúntes ni para obreros? Me imagino el poema: el topógrafo o el encargado de vigilar el pastel puesto entre las máquinas con el trípode y el visor sin quitarle ojo a la birria metálica de 4 patas, concentrado y con la adrenalina en el cuerpo por si se ha movido un centímetro o tres o cuatro o para un lado o para otro mientras los ingenieros dirigen las obras rezando, los obreros trabajan nerviosos y la gente malcircula por ella despotricando, y no comprendo que no hayan retirado o hayan planeado retirar de entrada el esperpento, innecesario e inútil ya, para plantearse otra solución útil y factible que realmente se adapte a las circunstancias de las infraestructuras y las obras actuales, y de paso tranquilice a vecinos de uno y otro lado, como incluir en la ejecución de obras un pequeño paso a nivel provisional a unos 30 0 40 metros del actual una vez avancen las obras de excavación y cimentación, un paso a nivel peatonal, aunque fuera una pequeña rampa sustentada simplemente sobre los muros de contención, para usar hasta que las obras de soterramiento estén finalizadas a la altura del actual. Porque repito: esa pasarela no se proyectó para soportar la presión de las labores que se están llevando a cabo y no va a poder durar muchos metros sin que tengan que quitarla, si es que no tienen que quitarla antes, para que las maquinas puedan trabajar en un radio de acción amplio y seguro, retrasando entonces el avance del soterramiento del tramo, para poner un paso a nivel provisional, que es lo que procede desde el principio, que se adapte y sirva para lo que están haciendo actualmente y que es lo que debería incluir ya a priori el nuevo proyecto.

 

¿Así que por qué no se la llevan dejándose de estudios de carga, ya que la cuestión no está ahora en lo que pase por encima sino en lo que pasa por debajo y junto a ella? ¿Por qué no la quitan en lugar de emplear dinero en arreglar algo que no tiene arreglo ya que además de mal hecho va a poder durar muy poco tiempo en pie cerca de las obras? ¿Por qué van a gastar dinero en poner ascensores en algo que apenas va a poder usarse, si es que puede usarse, cosa que dudo? ¿Por qué plantearse siquiera invertir en algo que ya no resulta funcional ni para nada ni para nadie en lugar de desmontar esa amalgama de hierros y cargarla en un camión? Porque, aunque ni soy ingeniera ni experta en la materia y mi capacidad cerebral es más bien escasa, desde mi simpleza deduzco que eso que han dejado ahí ya no va a servir para otra cosa que no sea de estorbo.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress