Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
REFLEXIONES DE JOSE JUAN CANO VERA
Miércoles, 17 de octubre de 2018
Puigdemont en la boda echará una mano en Bruselas o las arras

Pablo y Pedro por una España madura

[Img #16795]Hace dos meses VMPRESS informó en primicia que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez habían firmado un pacto secreto para madurar a los españoles inmaduros. Fue a continuación de un Consejo de Ministros celebrado en una de las fincas del neoPSOE, en una excursión a los Montes de Toledo. Allí adelantó algunos detalles ante el asombro de tres ministros y una ministra de gran formación jurídica que desde luego no es la de Justicia. Uno  en mi conocida inocencia, pensé que aquella filtración podía ser una noticia falsa, como las que se da a miles en las redes  sociales putrefactas e incontroladas por las frecuentes colitis de los partidos y la procedentes de los  retretes políticos. Escribí un comentario porque ya sabíamos que ambos protagonistas de la boda  eran capaces de todo, una boda en la que Puigdemont echará una mano en Bruselas poniendo las arras y hasta sus abogados flamencos.

 

Me han invitado algunos lectores de distintos territorios aún visigodos, que debo escribir una sustanciosa tesis en torno al Master que ha organizado la Fundación "Francisco Franco", el resucitado dictador que sigue en las primeras páginas de los informativos de prensa, radio y televisiones. El master que prepara minuciosamente dicha plataforma franquista es sobre la figura de don Pedro Sánchez --sí, el mismo que trató de colarse entre los reyes y sus dos hijas en la recepción del Palacio Nacional que da el pego de que la escena estuvo preparada adrede. Le traicionó el subconsciente creyéndose ser ya presidente del Estado o sucesor de Felipe VI, qué risa-- el autocaudillo de la falsa izquierda amachambrada con los separatistas.

 

Me  anima mi panadero pronosticando que terminaran devorándose los dos animales políticos y su corte de intelectuales y economistas muy madura, los mismos que enseñaron todo lo que sabe el tirano venezolano rodeado de banderas patrias que se respetan hasta en las dictaduras de todos los colores, puesto que no son patrimonio  de los partidos sino del pueblo soberano de ricos y pobres que es lo que no se entiende en España. En las dictaduras latinas no se cambian el color de las enseñas nacionales, salvo en las tribus de  la Amazonía.

 

Destaco lo de mi panadero por sabio, aunque falló su pronóstico sobre el futuro de Valcárcel, ignorando evidentemente que el ex presidente es un mago como pensador, ideólogo e ilusionista del dinero,  fácil de transportar en hermosos maletines de ensueños  azules y hasta verdes esperanza.

 

Pedro Sánchez es personaje de másteres universitarios y doctorados. Este tiene  guión para cum laude por el segundo sepelio del general,  el peor estratega de la Europa del siglo pasado que ganó dos guerras por pura potra, suerte. El inteligente presidente del Gobierno del Reino español se ha dado un baño de masas porque  se ha salido con la suya, desenterrar el cadáver del   lejano y recóndito Valle de los CAIDOS de todos los bandos, y llevarlo hasta el centro de Madrid, donde quedarán sepultados en la moderna iglesia de La Almudena, tal como Napoleón en París, para facilitar las romerías políticas, el turismo nacional e internacional y los aniversarios del veinte de noviembre y 18 de Julio.

 

La superdotada vicepresidenta ha declarado solemnemente que hay lo que  hay, que el templo es un lugar sagrado de la Iglesia, y que puede darse el caso que hasta el Papa, este o el que venga, beatifique al dictador. Las buenas palabras de la señora Calvo también refuerzan al franquismo, el de los veteranos y el nuevo, lo que servirá de argumento a los del PP para decir que ellos no son unos ultras, sino VOX que suma y sigue engordando. Las risotadas de Trump retumban en la sede sanchista de Ferraz, y hay una miaja de guasa fina con aderezos andaluces con ocasión de los idus de diciembre. Corre el champán en las fuentes alegres de los puticlubes sevillanos. Y en Flandes, también.

 

A partir de mañana pudiera  darse el caso de que el show político socio-populista no sea  menor que la degradación que encierra de cara al futuro, porque aquí, en Murcia sabemos, por larga experiencia, que hasta los corrompidos sacan mayorías absolutas, como está mandado en otros cacicatos regionales.

 

Será rentable y permitirá, una vez más, aunque cambien los colores de las chaquetas partidistas, que un concejal de Urbanismo de un pueblo o capital, y diputado de alto abolengo, compre un chalet de lujo o un piso podemita en el barrio de Salamanca, zona residencial de señoritos y de ricos venezolanos que han escapado a galope de la dictadura benefactora, como las cuatro mil seiscientas empresas catalanas.

 

Me soplan los bien informados, que Pablo Iglesias le ha pedido a Pedro, el doctor, que empleando la fuerza, ponga pegas a los que quieren  irse de Cataluña, hasta miles de jubilados que han sacado sus pocos ahorros que sin cambiar de bancos los tienen ya en otras provincias. Es el momento apropiado de salir del laberinto cuando algunos muchos sacan sus armas de los estuches de los violines y meten miedo al pueblo de ricos, medios y humildes.

 

Las orquestas mafiosas se han colado en la vida colectiva de nuestra nación, en peligro creciente. Y el terrorismo que tiene en España miles de mezquitas. En algunas se enseña a rezar matando. Ya somos, desde los años de Pujol,  los cuarteles de invierno de los yijadistas que asesinan inocentes. Otros, los hemos oído decir, piden que se dinamite la cruz del Valle de los Caídos, como si Cristo fuera un mal político de derechas, aunque los comunistas afirman rotundos, que no, que fue rojo porque se opuso a Roma y maldijo a la burguesía hebrea de Sión, y a los capitalistas, aunque decenas de miles de submarinos se confiesen defensores a ultranza de los humildes. O se mimeticen de profetas demócratas de toda la vida o simplemente sean tahúres que pactan y se juegan su futuro personal  soñando un cielo prometedor, despreciando cínicamente los saturados paraisos fiscales.

 

OKUPA clamaba la gente contra el jefe del Gobierno, en el desfile del 12 de Ocubre, recordándole la moción de censura. Peor ha sido en Barcelona con la moción de reprobación al rey Felipe VI con el apoyo de los Podemos catalanes hijos políticos de Pablo Iglesias, el socio y casi vicepresidente del Gobierno socialista nuevo. La trascendencia jurídica de esta payasada, mejor locura, es nula aunque se acerca al desacato, pero políticamente es extremadamente grave. He utilizado durante horas el esquipe para saber lo que hubiera estallado en cinco naciones de EUROPA, y todos los colegas me responden "que imposible", salvo en el manicomio belga de Flandes, donde se ha escondido el traidor Puigdemont.

 

EPILOGO. La conjura, que lo es, se va extendiendo como una mancha de aceite, ha silenciado suciamente lo que significa la fecha del 12 de Octubre que se celebra en 19 paises y en Estados Unidos, la gesta de nuestro pueblo que fue sin duda llevar el idioma  español que hoy hablan seiscientos millones de seres humanos que se sienten orgullosos de su estirpe con sus luces y sombras, en  naciones que desconocen el constitucional castellano. Hay que vivir en aquellas tierras para sentir el orgullo de ser español, y ahora el bochorno y desverguenza de no acudir en ayuda de nuestros amigos venezolanos, nicaraguenses y bolivianos arrastrados por dictaduras sin ley, sin que el Parlamento español y sobre todo la izquierda ética, difuminada ideológicamente, se haya esforzado, conjuntamente, condenando esa basura política que incomoda a los  demócratas. En este recién pasado 12 de Octubre hubiera sido de lo más apropiado y justo,  pero cada cual mira su ombligo, dentro y fuera del Senado, Congreso de los Diputados y en La Moncloa. Se está a tiempo de hacerlo en el Senado si el centro y la derecha es capaz de reaccionar noble y legitimamente. O  VOX  en las calles de España.

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress