Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 25 de octubre de 2018
Tal como informó VegaMediaPress

Tensión en las cárceles, huelga de funcionarios

[Img #16822]Tensión, indignación y malestar en la totalidad de los centros penitenciarios españoles con una población reclusa cercana a las cuarenta y siete mil personas, un treinta y siete por ciento extranjeros de elevada peligrosidad, algunos terroristas islamistas y etarras, así como delincuentes comunes, todos ellos vigilados, controlados y atendidos por funcionarios y empleados que no son suficientes si surgieran problemas de violencia interna como ya han advertido algún que otro sindicato.
 
El peligro es evidente sobre todo para los funcionarios del interior completamente desarmados, y escasos, tan escasos que supone un riesgo para su seguridad. Si a este problema de alto grado se da el caso que un funcionario de carrera y oposiciones gana menos que un policia municipal, digámos por ejemplo Campos del Rio, asi como un policia nacional, es natural que la huelga desencadenada ayer tenga serias razones para llamar a la opinión pública y muy especialmente al ministro del Interior, Marlaska, que prometió resolver el problema con una subida insignificante y posteriormente la partida ni aparece en los Presupuestos Generales del Estado.
 
La huelga se llevó a efecto, y seguirá en dias próximos, con una participación del sesenta y siete por ciento de las plantillas de los dos centros murcianos, que pudo elevarse si los servicios mínimos implantados a rajatabla impidió que el ejercicio constitucional a la huelga y a la libertades civiles se cumplieran.
 
Es evidente que el ministerio de Interior y especialmente el Secretario General de Instituciones Penitenciarias serán responsables de lo que pueda ocurrir en el interior de las prisiones por falta de personal suficiente, personal que se estudia sustituir por empresas privadas carentes de la suficiente experiencia.Tampoco los partidos políticos han sabido  estar atentos a  esta crisis, en sede parlamentaria,  salvo algunas buenas palabras, y punto.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress