Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Sábado, 3 de noviembre de 2018
segunda parte

Cloacas mediáticas: Los reyes Midas del periodismo español y sus ocultos amos

[Img #16854]Empezamos la autocrítica que iniciamos este pasado  "Día de los Difuntos" con una  frase bordada de calado... "CUIDATE DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN por que vas a acabar odiando al oprimido y amando al Opresor". O esta otra de los bajos fondos … "Sé cómo conseguir todo tipo de noticias y, si no hay ninguna, salgo a la calle y muerdo a un perro o a una perra", asevera Chuck Tatum interpretando su amoral papel el genial Kirk Dougas en aquella  cinta del GRAN CARNAVAL, ofreciéndose como reportero para un periódico local.

 

A fecha de hoy, con ocho mil periodistas en paro se agarran al clavo ardiendo de becario con salario de inmigrante subsahariano, explotados por empresas que en cambio todos los días nos echan sermones sobre la necesidad de que la justicia social o el Estado de BIENESTAR se cumpla a rajatabla. O amonestando al rey los separatistas y sus cómplices gubernamentales para tapar sus vergüenzas, trapicheos y entretener al personal con tertulias aberrantes, filmadas en su gran mayoría en los platós o estudios en los que manda la educación, la cortesía y la buena educación, para que el pueblo sepa comportarse exquisitamente. Estoy convencido que esta clase de basura y espectáculos ha venido aumentando la crispación, los ingresos económicos de las empresas de la información, de la publicidad multimillonaria y las cuentas corrientes de cerca de un casi un millar de colegas.

 

Aparte del periodismo delincuente de las estaciones púnicas y oficinas de tejemanejes de un periodismo confidencial sin rostro. Existe la otra élite escogida, seleccionada y blindada, los jefes de prensa y gabinetes de sus jefes políticos nombrados a dedo, generalmente desconocidos por la plebe  que paga impuestos brutales.

 

Nuestras fuentes, serias y profesionales nos han facilitado una larga lista de lujo, una tropa del tamaño de una división, que como en el ejército español hay cantidad de mujeres que según los expertos son las más elocuentes y rentables, especialmente en ese periodismo cargado de morbo de la televisión rosa, pechos exuberantes  y cruces de piernas pecaminosas. Ofrecemos una selección del firmamento cuajado de pudientes  estrellas, pero solo una muestra, que hay de todo, menos pobres. Esos, todos los que discursean gritando que abramos las puertas a los inmigrantes, pero no las de sus hogares.

 

Apunten y tomen notas: Lalo Azcona, Matias Prats, Ernesto Ekaizer, Mercedes  Milá, Carlos Herrera, Fernando Onega, Iñaki Gabilondo, Gran Wyoming, los Jordies, José María García, Pepe Navarro,, Daniel Sabela, Pepa Bueno, Javier Sardá, Eduardo Linda, Carlos Sosa, Julia Otero, Paco Marhuenda, Antonio Jiménez, Jordi Evole, Mauricio Carlotti, Garcia Ferreras, Luis María Ansón, Pedro J. Ramírez, Cebrián ex  amo de EL PAIS, familia Luca de Tena ABC, Ana Rosa Quintana,Teresa Campo and family, Susana Griso,Fran Cuesta, Jesús Calleja, Pedro Piqueras, Pablo Motos, Roberto Leal, Carlos Sobera, Paolo Vasile, jefe forrado de Mediaset, el otro gran boss extranjero que ordeñan a las dos grandes cadenas de TV de este país mediáticamente colonizado, más las dos  restantes dominadas por los gobiernos de turno, y la Iglesia con su emporio. Suma y sigue con el adinerado Jorge Javier Vázquez, fundador de la culura televisiva. El presentador Bertin  Osborne, la eterna Ana Blanco, Mónica López, la tormenta permanente. El lenguaraz Jimenez Losantos. El maestro del periodismo y la novela, Arturo Pérez Reverte. El superveterano José Maria Carrascal. El pensionista Jesús Prado. La lista que a su modo trastornan la cabeza de los leones españoles, además de los dos sentados a las puertas del Congreso de los Diputados, a la espera de comerse un demócrata cristiano o un populista crudo.

 

Resumiendo el análisis sobre las grandes figuras de la prensa nacional habría que investigar también a los periodistas sufridores de provincias y la periferia. No es nuestra intención vituperar, sino de informar y aclarar que parte de la crisis que crispa a la nación es responsabilidad de estos fenómenos y fenómenas capaces de formar un Gobierno --o los que se tercien-- de coalición y colocar como jefe del Gobierno de toda España al templado Inda. Otra cosa es que las deliberaciones en los Consejos de  Ministros terminen como las tertulias  jocoso desabridas, como en la Sexta, los sábados. La realidad es que el periodismo español no suele ser bien tratado fuera de nuestras fronteras. Repasando GOOGLE tengo ante mí una decena de títulos catastróficos, como este "El vergonzoso periodismo español", cuyo autor es el amigo Paco Rubiales. O este otro con  sobrada inquina : "Los medios españoles, los menos creíbles de Europa". Y este último : " El periodismo español es fiel reflejo de un sistema perverso". Los hay con más mala uva, pero tampoco  quiero fustigarme y dar caña a los colegas, estrellas o mindundis de provincias, ignorados injustamente porque nuestro poder suele ser limitado y controlado por los machos alfas de la política aldeana. Como botón de muestra reproducimos un articulo de apoyo a nuestro análisis, que en modo alguno descubre un secreto a voces. Veamos.

 

Un estudio señala a España como el país de Europa Occidental con menos confianza en la prensa

 

 EPILOGO- Quede muy claro que para nada estoy con los sermones multiusos del Gobierno sanchista y sus mentores podemitas, que trata de acogotar a los medios que no le son fieles y sumisos, incluso amenazandoles subterráneamente. Quizás la prensa española ande baja de forma y desorientada, pero en mi criterio se debe a que anda contagiada por la mediocridad de las clases políticas y sus partidos e individuos de la clase rufianesca, y así mismo porque las televisiones --destacadamente-- han creado un clima de confrontación radical, y las empresas de la información no han entendido que hay que informar, formar y entretener y no solo recoger millones a cualquier precio con espectáculos que propician la incultura, la desinformacion, la violencia, el odio y la peligrosa  manipulación histórica, la ruptura política y el vómito de las tramas separatistas, sin seleccionar previamente a profesionales responsables y formados en la libertad y el respeto a las instituciones del Estado, que no es un gobierno partidista.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress