Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rosario Segura.
Miércoles, 19 de diciembre de 2018
rosario segura

El que venga detrás que arree

[Img #16960]Llega la fiesta en la que la mayoría de los españoles nos sentimos, de alguna manera, identificados. Se encienden las luces y empieza un espectáculo, donde los comerciantes, incluidos los restaurantes se animan, con la ilusión de vender algo más.

 

Unas luces que son signos, llenos de positividad. Y es que los símbolos, influyen de manera significativa en las emociones de los individuos y en su comportamiento. Un ejemplo de ellos es precisamente esta iluminación de la vía pública, en Navidad. Este jubileo, que tradicionalmente, revive momentos alegría, para unos supone recordar el nacimiento de un Dios hecho hombre, para reconciliar el mundo y para otros una época de diversión, de vender, etc. Pero sobre todo es un tiempo que saca de lo mejor de cada uno.

 

Estos iconos, al igual que las banderas, están siendo motivo de enfrentamientos ideológicos y políticos, puesto que pueden conllevar mensajes sobre el respeto que se tiene a una institución, sentimiento religioso, comunidad o país al que representa. No es un hecho baladí, hay que temer en cuenta que ciertos mensajes de desprecio a los sentimientos, es una violación de los derechos humanos.

 

Lo que en mi opinión, es susceptible de molestia, es la hipocresía que suscitan algunos mercenarios de la política, que por un lado usan insignias para acercarse al pueblo y luego una vez elegidos, rompen con la realidad de no trabajar por él.

 

Ahora se acercan las elecciones y claro hay que dar la imagen de contentar a todos. Comienza, otra vez, el paseíllo de personajes de la vida pública, y curiosamente son los que bajo las mismas siglas, defienden una cosa y la contraria. Esto es lo que está sucediendo con el tema agua, ¿Cómo se puede tener la cara tan dura de decir que defienden a los agricultores murcianos y no votar en el Congreso de los Diputados a favor de ellos y de sus intereses? Recordemos los vaivenes del secretario general del PP, cuando se debatía el “tasazo” del trasvase…. “Obras son amores….

 

Por otro lado, me llama la atención el endeudamiento excesivo de la Administración regional, sin tener en cuenta que los préstamos hay que devolverlos y mucho más caros. Un gobierno debería de gastar en función de su PIB, lo demás supone un agravio al ciudadano. En este sentido Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada) comparte las previsiones de impago de la deuda contraída por Murcia, que superarán al del su PIB, (La Opinión 13/11/2018). Esto significa que los siguientes meses, Murcia se gastará bastante más de lo que produce y cargará con un gran endeudamiento.

 

Mirando a 2019, y según los expertos se recomienda congelar durante un año el gasto público; Justo lo contrario que hace el gobierno de la región, pues con esto de las elecciones, hay que dar caramelos a los posibles votantes, aunque se gasten lo que no tenemos.

 

No resultaría raro que el gobierno murciano, barrunte su salida y piense…”el que venga detrás, que arree”

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress