Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Domingo, 6 de enero de 2019
se marca como reto para 2019 la búsqueda de más viviendas y de empleo para las personas sin hogar

Jesús Abandonado, la solidaridad convertida en milagro

[Img #17025]La Fundación Jesús Abandonado se marca como reto para el año 2019, conseguir más viviendas de autonomía, con especial importancia para el proyecto 'Housing First' (la vivienda, lo primero) y pisos tutelados, así como en la búsqueda de empleo para las personas con las que trabajan en la Región de Murcia. Tras destacar la atención "integral" que realiza la Fundación "de pies a cabeza con voluntarios, trabajadores sociales, psicólogos, odontólogos, podólogos, dentistas o peluqueros", la responsable del área social de Jesús Abandonado, May Penín, ha querido subrayar la necesidad de "poner énfasis en la problemática número uno que tienen estas personas, y es que no tienen un hogar".
 
A su juicio es "en lo primero en lo que tenemos que fijarnos, así como que para poder mantener un hogar, necesitamos un empleo". Por ello los retos de la Fundación pasan por "consolidar los que ya contamos y ampliar los servicios del centro de Empleo y Formación, y centrarse en recursos de acogida, dirigidos hacia una vida autónoma", así como en aquellas personas que tiene problemas de salud mental. Y es que, ha acentuado, "trabajamos con personas que están bastante deterioradas, sobre todo aquellas que tienen una alta cronicidad en calle", algo que asegura, "resulta en que cerca del 70 por ciento de las personas que Jesús Abandonado atiende tiene algún tipo de enfermedad mental". Debido a su situación de calle, "hay veces que son muy reticentes a acudir a los centros de salud mental, siendo complicado diagnosticarles y tratar la enfermedad, lo que dificulta mucho el acceso a una vivienda o a un puesto de trabajo y poder llevarlo con regularidad".
 
Por eso, explica la responsable del área social de la Fundación, queremos centrarnos en este ámbito en 2019, "para poder paliar un poco la situación que viven". Para la Fundación, explica Penín, no existe un perfil concreto de las personas que atienden, "tenemos desde personas con una trayectoria en calle de muchos años hasta los que hace muy poco han quedado en esta situación debido a un desahucio, o a que han perdido su empresa, hasta perfiles de personas que cubren los gastos de su vivienda como pueden ser la calefacción, luz y agua y que acuden al Comedor Social". Hay personas que llevan diez o más años en calle, para los que cuentan con unos servicios y actividades concretas, pero también los que llevan mucho menos tiempo y que, según la responsable del área social de Jesús Abandonado, "podrán salir de esa situación con mayor facilidad".
 
El objetivo también es trabajar "para que la situación de calle desaparezca", ha hecho hincapié.
 
NUEVA IMAGEN
 
Del año 2018, May Penín destaca, la nueva imagen que la Fundación está dando, "pues somos más que una Fundación que da de comer y dormir, damos una atención integral desde la salud y el empleo, con el único centro de día de Murcia abierto de forma ininterrumpida de 9 de la mañana a 19 de la tarde de lunes a domingo". Un grupo de 76 profesionales y más de 400 voluntarios que "trabajamos todos los días con las personas sin hogar para poder hacer que esa situación desaparezca y dignificar la situación de las personas, logrando una inclusión real", ha valorado.
 
Penín ha querido destacar también el trabajo de la compañía de teatro 'MÁS' de la Fundación Jesús Abandonado, que se ha recorrido durante 2018 los teatros de la Región de Murcia con su última obra, 'Postales para un niño', co-ganadora del I Certamen Nacional de Artes Escénicas organizado por los Teatros Luchana el pasado verano, y que ahora ha llegado a esta sala madrileña durante las Navidades. Así como el programa de atención sociosanitaria a personas dependientes, con una duración de nueve meses, que se puso en marcha el pasado día 27 de diciembre con la colaboración del SEFCARM, destinado a 15 personas "que estarán formándose y desempeñando una labor retributiva a la vez; que es lo ideal".
 
AUMENTAN LOS SERVICIOS EN NAVIDAD
 
Los servicios de comedor y centro de día y acogida de la Fundación Jesús Abandonado aumentan considerablemente en las fiestas navideñas y con el frío, colgando el cartel de completo, de hecho, según especifica la responsable del área social, abren incluso hasta una pequeña lista de espera para que las personas sean acogidas. Aunque en números generales son los mismos que en otras épocas en las que apremia el calor, en Navidad procuran ser familia de las personas que atienden, sobre todo en la zona residencial del centro de acogida, donde cuentan con muchas personas mayores a la espera de una plaza en una residencia pública. "Son personas deterioradas o convalecientes después de una enfermedad degenerativa o tras una operación" y aunque Jesús Abandonado es un lugar de paso, "nos convertimos en su familia, son fechas complicadas pero es entrañable".
 
Es una época en la que cuentan con más actividades, convivencias, tienen su regalo de Navidad "como en casi cualquier hogar", acuden a las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Murcia o la Comunidad Autónoma en la ciudad, visitas de belenes hasta una chocolatada, castañada o yincana, así como distintas salidas culturales "para que disfruten y vean que hay un ocio saludable, fuera de las puertas de la Fundación y que pueden compartir con otras personas".
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress