Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rosario Segura.
Jueves, 31 de enero de 2019
Rosario Segura

Miradas realistas

[Img #17198]Cuando se tiene un modelo de ciudad en la mente, es de sentido común organizarse; primero saber, qué es lo que queremos, luego averiguar si es posible su realización, y finalmente trabajar para conseguir los recursos necesarios para el desarrollo del proyecto.

 

La sociedad actual, desde hace tiempo demanda cada vez más, una mayor movilidad, con una cierta calidad y eficacia en el desplazamiento de personas, de ideas, documentos, y otros elementos, que hacen que la sociedad avance. Esta evidencia requiere un sistema de transporte adaptado a las necesidades sociales y que por supuesto garantice, de forma eficaz y segura, los deslazamientos de las personas que vivimos en las ciudades. Al menos de las ciudades que se precien de querer seguir, un desarrollo normal de una sociedad de nuestro tiempo.

 

Dese una perspectiva de sostenibilidad y ecológica, se necesita un transporte público que haga que se aminore la contaminación atmosférica, y a esto contribuye la reducción del trafico de los miles de coches de particulares que cada día infectan nuestra atmósfera, con emisiones de gases tóxicos.

 

El transporte tiene un peso importante en el desarrollo sostenible y esto requiere un ejercicio de planificación, que pasa por reducir el transporte privado, pero sin mermar la capacidad de movilidad urbana e interurbana.

 

No entiendo como Lorca siendo un importante municipio de la región de Murcia, se aparta del acceso a las líneas de autobuses de conexión con el aeropuerto de Corvera. Es cierto que se puede acceder a él, de forma privada pero se hace necesario conocer la necesidad de limitar este tipo de desplazamientos, por razones de ahorro energético y contaminación.

 

Los aeropuertos generan y atraen grandes volúmenes de tráfico que saturan la red viaria existente. En la mayoría de los casos, los viajes se realizan en transporte privado por lo que resulta prácticamente inevitable padecer altos niveles de congestión en las entradas y salidas de la red, sobre todo durante las horas punta. La proporción de los viajes diarios que utilizan el transporte público en las áreas urbanas europeas es aproximadamente entre el 10% y el 35% del total, mientras que los viajes por automóvil particular, suman entre el 65% y 90% de los mismos (Gerondeau, 1997).

 

No sé si será falta de estrategia, de interés o simplemente ignorancia o incapacidad, de ver las ventajas de un acceso al aeropuerto mediante una vía más sostenible, como sucede en las nuevas normativas europeas.

 

Se hace necesario que nos planteemos vivir con elevadas miradas de un futuro realista y con unas "miras" menos pueblerinas.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress