Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Lunes, 11 de febrero de 2019
JUAN ELADIO PALMIS

Ea, Ea, Ea, los fachas se cabrean

[Img #17262]Y un facha cabreado, es muy peligroso. Por eso al llamamiento de hoy en Madrid debería de haber ido toda la población española y no disgustar a esos angelicos que los han llamado a concentración, porque muchos, que no lo han vivido, no saben con qué gente se están jugando el futuro.

 

Tres partidos herederos del franquismo, y un cuarto, el que ahora hace y deshace desde el gobierno, tan o más fascista que los otros tres a nivel de su regimiento, pero que por convenio colectivo de los políticos que nos están mangoneando está etiquetado como partido de izquierdas, todos juntos en la unión de destinos, destilan mala leche suficiente como para que no sean ni necesarios el pase de las próximas al medio millón de personas que pasaron por los más cien campos de concentración, que, a bota alta lustrada a escupitajo de machaca, y agua bendita con ranas del clero, se inauguraron a partir del año de 1.936, y estuvieron funcionando a su muerte y manera hasta el año de 1.950, como mínimo.

 

Ya falta muy poco para que desaparezcan de los archivos, al mejor estilo español, uno a uno cien a cien, todos los legajos que contenían documentos de los miles y miles de consejos y consejas de guerra, porque  se ve que a los herederos de los juzgadores no les gusta mucho que sus antepasados, de guardar cabras pasaran a ser aventajados juristas de la legalidad vigente. Y en la mutilación de los legajos, hay algo muy español que ya lo inició con estilo y celo el Cardenal Cisneros en Granada, lo que le permitió pasar de monaguillo a cardenal mutilando toda la cultura marroquí y del islam, que se había desarrollado en España.

 

Hasta el 23 de enero de 1.939, el gobierno de la República española no decretó el Estado de Guerra en España. Por tanto, oficialmente, la guerra civil en España solamente duró unos meses. Pero aún así, dejó en mantillas cualquier conflicto armado, que no fuera entre religiones, por lo visceral y sangriento que resultó; por la impiedad que lo caracterizó y sigue caracterizándolo, y porque se dejaron, tristemente a su suerte y a toparse con la muerte a muchos más de cuatrocientos mil republicanos al otro lado de nuestras fronteras.

 

Abascal, Casado y Rivera en la manifestación contra Sánchez – Madrid 10/2/2019

 

No, personalmente a mi persona, no me ha gustado que no hayan acudido por millones los españoles, este día diez de febrero a Madrid convocados por la voz de unos partidos políticos, y, ateniéndose a una Constitución que ni se la han leído, otros hayan dejado las carreteras libres para que una, entre  las muchas sinrazones que estamos viviendo, se haya apartado cualquier atisbo de solidaridad; de empuje hacia el futuro, y solo haya como un especial interés nacional en mandar a los hijos de los otros a la guerra, a la dictadura, como si la dictadura fuera el estado social político natural de los españoles.

 

De momento, parece ser que solo se han podido documentar, fusilado arriba, fusilado abajo, solo desde el año de 1.939 al 1.946, más o menos los mismos españoles que han acudido en el día de hoy a Madrid a la sonrisa complaciente de unos políticos, todos, que nos están haciendo mucho más daño, del ninguno que todas las teles, que todos los medios de comunicación a una, sus grandes y letales encubridores, ocultan con el vil propósito de que los políticos los sigan subvencionando en tertulias y camuflajes, que permitan consolidar lo que ya está consolidado que España va muy bien, y que, simplemente, con haber mandado hoy a Madrid todos los parados reales que tiene Cartagena, por poner un ejemplo, seguramente se hubiera colapsado la capital de una España estúpida, a rebosar de tontoselpijo, porque no discernimos que nuestros verdaderos enemigos son los partidos políticos actuales y los medios que los jalean.

 

 

MADRID, 10/02/2019.- Numerosas personas se han congregado ya en la Plaza de Colón, cuando falta una hora para el inicio de la concentración convocada para protestar contra la política del Gobierno de Pedro Sánchez en Cataluña y en defensa de la unidad de España. EFE/Fernando Villar

 

Salud y Felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress