Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Luis Solana
Lunes, 11 de febrero de 2019
Luis solana

El 155, Cataluña y Venezuela

[Img #17268]Vivimos un momento en el pareciera que se quiere aplicar un 155 a diversos territorios políticos. Se quieren rectificar unas determinadas actitudes políticas por las buenas o por las malas. ¡Ojo!, no debato (todavía) razones y justicias, subrayo la coincidencia de que dos áreas del mundo, Cataluña y Venezuela, han hecho algo que está llevando a la aplicación del art. 155 en un caso y de una especie de art.155 en el otro.

 

El gobierno autonómico catalán ha tomado decisiones contra la Constitución española y ya todo indica que, en poco tiempo, se aplicará el 155 para despojarle de poderes políticos.

 

La actuación del gobierno de Venezuela tiene irritada a la comunidad de naciones libres por su democracia de dudosa calidad y parece que está en marcha una especie de 155 internacional.

 

¿Se puede decir que en Cataluña la facción independentista actúa en plan dictatorial? Pues exactamente no, pero el menosprecio a su propio Parlamento y la imposiblidad de negociar una política que no sea exactamente la suya, hacen imprescindible para unos demócratas aplicar el corrector del art.155.

 

¿Se puede decir que el régimen del presidente Maduro es una dictadura? Pues exactamente no, porque en una dictadura, sus notorios oponentes estaría ya fusilados o en la cárcel. Pero la comunidad internacional no tolera ese “autoritarismo siquiátrico” y ha decidido aplicar un 155.

 

Curiosamente, en ambos casos, el iniciador de la propuesta ha sido un personaje descaradamente conservador: el presidente del PP en el caso catalán y el presidente de los EEUU en el caso venezolano.

 

Pero ya nadie va a poder defender en España -en un caso- y en el mundo -en otro caso- a los responsables políticos actuales de Cataluña y de Venezuela.

 

Lo malo del art. 155 es que su aplicación es complicada. En Cataluña, porque ponerlo en marcha no es difícil, pero suspenderlo es algo difícil de definir en el tiempo y en las consecuencias. En Venezuela, porque tanto usar la fuerza como apretar un gran cerco, puede tener consecuencias imposibles de prever y tiempos difíciles de reglar.

 

Y los españoles en primera línea de este 155 interno y externo. Vamos a ver qué podemos hacer cada uno (sí, tú y yo también) para que ese 155 sea util para todos los ciudadanos de España y de Venezuela.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress