Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 14 de febrero de 2019
Educación de Murcia desatiende sistemáticamente la calidad educativa en los centros públicos

Los niños no son números

[Img #17295]Las altas ratios y la inacción por parte de la Conserjería de Educación de la Región de Murcia para establecer una educación de calidad en la etapa de infantil son promesas caídas en saco roto por parte de la Consejera Adela Martínez-Cachá, las medidas aportadas por la conserjería no corresponden a la realidad en el entorno de las grandes urbes de la Región: Murcia, Cartagena, Lorca, donde los alumnos se encuentran masificados en las aulas, con unidades de hasta 27 alumnos, haciendo imposible una educación de calidad en dicha etapa.

 

Debido a esta situación un colectivo de madres y padres llevan casi cuatro meses pidiendo un maestro más de apoyo educativo para las aulas del ciclo de infantil del CEIP Virgen de la Fuensanta de La Alberca, las familias de los alumnos siguen esperando una respuesta por parte de la Consejería de Educación de la Región de Murcia.

 

Esta reivindicación es simple: "queremos una educación de calidad para nuestros hijos. Por ello, el 12 de noviembre de 2018 registramos en la Consejería de Educación un  primer escrito, apoyado por las firmas de las familias afectadas, en el que solicitábamos un aumento de las horas de apoyo educativo que los alumnos de tres años recibían en el aula, ya que consideramos que la naturaleza del aula, teniendo en cuenta la diversidad y las diferencias madurativas de los niños y el elevado número de los mismos, 26, no favorece la creación de un entorno educativo que permita el desarrollo integral de los niños y niñas en condiciones óptimas, avalado por el Decreto 254/2008".

 

Además, piden expresamente que las horas de apoyo las realizase por un sólo maestro, para garantizar tanto una continuidad del proyecto educativo llevado a cabo por la maestra del grupo, como una estabilidad emocional y de apego en los alumnos, que al ser tan pequeños requieren de esos vínculos con sus maestros para poder comprometerse con el aprendizaje.

 

Tras la presentación de dicho escrito, y numerosas llamadas a la Directora General de Planificación Educativa de la Consejería de Educación, Doña Juana Mulero, "fuimos citados por ésta para poder detallarle nuestras demandas. De esta reunión salió el compromiso a que un inspector educativo visitaría el centro para evaluar la problemática en primera persona y valorar así la necesidad de más recursos humanos. Del informe del inspector, realizado a mitad del mes de diciembre, se desprendió la efectiva necesidad de que el aula de tres años tuviera más horas de apoyo. Sin embargo, en vez de conceder un maestro más para el centro, obligó a que se redistribuyeran las horas de apoyo de todo el ciclo de infantil, restando horas y recursos humanos a las aulas de 4 y 5 años y al aula mixta de 4 y 5". 

 

Esta decisión organizativa sin tener en cuenta criterios pedagógicos, no respondía a las demandas iniciales, ya que las familias de tres años no queríamos perjudicar al resto de grupos del colegio. Por ello, el 1 de febrero de 2019, tras ver la inacción durante dos meses por parte de la administración, conociendo el perjuicio creado a otros alumnos del centro tras dicha actuación, y por no reevaluar la situación después de las medidas adoptadas, "volvimos a registrar otro escrito de petición de horas de apoyo, junto a dicho escrito, adjuntamos también una copia de los apoyos que en todo este tiempo hemos ido recibiendo: Asociación de Vecinos de La Alberca, AMPA CEIP Virgen de la Fuensanta, Consejo Escolar del centro y Junta Municipal de distrito con apoyo unánime".

 

Como hasta la fecha no an obtenido respuesta alguna por parte de la Consejería, y la situación en el colegio sigue igual, "consideramos que la administración educativa está jugando a que pase el tiempo para evitar mandar a un maestro más de apoyo, viéndose afectados en su proceso educativo nuestros hijos, en conclusión desoyendo sistemáticamente al ciudadano y desatendiendo su labor como institución pública que tiene que velar por la educación pública de calidad".

 

Cabe destacar además que los dos colegios públicos de La Alberca, el CEIP Virgen de la Fuensanta y el CEIP El Molinico, tienen una ratio de 26 alumnos y una sola línea en tres años, por lo que si llegara alguna familia más al pueblo se situarían al límite de la ratio permitida o, incluso, se vulneraría su derecho a matricular a sus hijos en un centro público de la localidad.

 

Por todo lo anteriormente expuesto, y por la enorme relevancia que la etapa de infantil tiene en el proceso educativo de los niños, las familias afectadas "no queremos que nuestra reivindicación se olvide en los despachos, teniendo proyectado movilizaciones para que se escuche nuestra demanda: Educación pública de calidad para nuestros hijos".

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress