Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 20 de febrero de 2019
la diferencia de los salarios medios brutos anuales entre mujeres y hombres se sitúa en nuestra Región en un 24,7%

La región de Murcia se encuentra entre las cinco comunidades autónomas con mayor brecha salarial

[Img #17349]Según la Encuesta Anual de Estructura Salarial, las diferencias salariales entre mujeres y hombres se sitúan en nuestra región en el 24,7%, un promedio de 5.914,94 euros menos al año. Las mujeres de nacionalidad extranjera, con bajas ocupaciones y contrato indefinido, son las más afectadas por la brecha salarial en la Región de Murcia. El 22 de febrero es el Día Europeo por la Igualdad Salarial.

 

Según los datos de la Encuesta de Estructura Salarial de 2016, últimos datos oficiales que conocemos, publicados en mayo del año pasado,la diferencia de los salarios medios brutos anuales entre mujeres y hombres se sitúa en nuestra Región en un 24,7%mientras que la diferencia de salario/hora es de un 14,7%. Así, frente a los 23.947,99 euros anuales que percibieron de media los trabajadores de la Región, las trabajadoras recibieron 18.033,05 euros, es decir, 5.914,94 euros menos al año. Y, frente a los 14,46 euros por hora ordinaria que cobran los hombres, las mujeres ganan 12,34 euros.

 

La Industria es el sector en el que más abultadas son esas diferencias retributivas, disparándose hasta el 30,2% la brecha existente entre la ganancia anual media de mujeres y hombres en ese sector.

 

Se observa, asimismo, que las discriminaciones salariales se intensifican conforme descendemos a las ocupaciones más bajas de nuestra estructura laboral. Mientras que en las consideradas altas (grupos 1,2,3) las diferencias salariales entre mujeres y hombres son del 18,7%, en las medias (grupos 4,5,6,7 y 0) esas diferencias ascienden hasta el 29,2% y llegan a ser del 37,3% en las más bajas (grupos 8 y 9). Atendiendo al rango de edad y a la nacionalidad, las más afectadas por la brecha salarial son las mujeres de entre 45 y 54 años y las extranjeras, con brechas salariales del 29,6% las primeras y del 35,9% las segundas.

 

Por otro lado, UGT constata que la contratación indefinida no garantiza en absoluto la igualdad salarial entre mujeres y hombres ya que son, precisamente, las asalariadas con contrato fijo las que padecen una mayor brecha salarial, concretamente, de un 25,9%, frente al 16,5% que se registra entre las temporales.

 

Para alcanzar un promedio salarial equivalente en una vida laboral de 35 años con los salarios medios actuales de los hombres y suponiendo que la brecha salarial se estancara, las mujeres de la Región tendrían que trabajar once años y medio más que los hombres para alcanzar las mismas retribuciones, si su trabajo fuera reconocido en la misma medida. En ese mismo supuesto, las diferencias salariales acumuladas a lo largo de toda la vida laboral, supondrían para cada trabajadora de la Región una pérdida retributiva de 207.022,9 euros.

 

Según esta misma fuente, nuestra Comunidad Autónoma habría visto descender su brecha salarial en 1,52 puntos porcentuales entre 2015 y 2016 pero se mantendría 2,35 puntos porcentuales por encima de la media nacional (22,35%) y entre las cinco autonomías con peores registros.

 

Por otro lado, debe tenerse en cuenta que las trabajadoras murcianas presentan, además, una peor situación salarial relativa que los trabajadores murcianos, ya que ellas son las segundas con los salarios más bajos de toda España y ellos los séptimos.

 

Desde UGT, asumen la responsabilidad y la firme determinación de introducir a través de la negociación colectiva cláusulas que eliminen o reduzcan las brechas salariales que afectan a las trabajadoras murcianas, pero reivindican de las Administraciones Públicas la adopción de medidas normativas que incluyan la obligatoriedad de introducir la igualdad salarial como materia obligada de los convenios, recojan sanciones "ejemplarizantes" ante las discriminaciones y pongan en marcha actuaciones para mejorar la transparencia salarial en las empresas, contrarrestar la infravaloración social del trabajo desempeñado por las mujeres, combatir la segregación horizontal y vertical de género, apoyar y apostar por la organización flexible del trabajo y los derechos de presencia en materia de conciliación, la racionalización de horarios y el fomento de la corresponsabilidad en los cuidados familiares y las tareas del hogar que son causa, entre otras cuestiones, de la existencia de esa brecha salarial.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress