[Img #17362]El presidente de Vox, Santiago Abascal, contará con escolta facilitado por el Ministerio de Interior, al igual que su número dos, el secretario general del partido, Javier Ortega Smith.

 

Según publica El Confidencial, el ministerio comandado por Fernando Grande-Marlaska ha aceptado la solicitud del partido ultraderechista, que desde su irrupción en el Parlamento de Andalucía el pasado 2 de diciembre han pedido protección en dos ocasiones (esta sería la tercera).

 

A día de hoy, Abascal cuenta con escolta ya que el partido contrató a una empresa privada. Tras el acuerdo de los técnicos del Ministerio de Interior, responsables de evaluar los riesgos de personalidades públicas, será el propio presidente de Vox y su número dos quienes decidan si cambian su escolta privada por la protección pública.

 

 

Tras las elecciones del 2 de diciembre, la temperatura en las calles subió. Se convocaron manifestaciones multitudinarias en diferentes puntos de la geografía española contra la ultraderecha y todo lo que representa Vox.

 

Culpa a Iglesias

 

Durante un discurso en el Club Siglo XXI, Santiago Abascal culpó a Pablo Iglesias y a los medios de comunicación de los ataques y amenazas que sufre.

 

El líder de Vox cargó contra los medios de comunicación al más puro estilo de Donald Trump, asegurando que existe una “dictadura progre” protagonizada por los medios de comunicación que “exigen un cordón sanitario” contra su formación política. Insistió en que la prensa insulta todos los días a su partido político, culpabilizando así a la prensa de los ataques de “terrorismo callejero” que dice estar sufriendo en sus actos públicos. 

 

“Las constantes apelaciones al cordón sanitario, la demonización de Vox presentándonos como un partido nazi y personas peligrosas, las alertas antifascistas contra nosotros lanzadas por Pablo Iglesias... están creando un clima peligroso”, afirmó.