Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 26 de febrero de 2019
"no ha aumentado el personal dedicado a evaluar el testimonio y atender a los afectados"

El Gobierno de Murcia suspende la atención a los niños víctimas de abuso sexual y que no están en situación de desamparo

[Img #17392]La responsable de haber suspendido esta atención a los niños que son víctimas de abusos sexuales es la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. Esta medida va a afectar a más de veinte menores y sus familias en lo que va de año por el hecho de no estar en situación de desamparo. Según han indicado unas fuentes cercanas a la Consejería, hasta diciembre del año 2018 se atendieron a 932 menores víctimas de abusos sexuales.

 

Hasta ahora, el Programa de información, diagnóstico y evaluación de menores víctimas de abuso sexual infantil, comúnmente conocido como Proyecto Luz, se encargaba de atender a absolutamente todos los niños y adolescentes víctimas de abusos sexuales. Sin embargo, tras la suspensión del Proyecto Luz, a partir de ahora solo se atenderán a los niños que estén en situación de desamparo debido a que existe un excesivo volumen de trabajo.

 

“En el ánimo de ofrecer una atención integral a cualquier víctima de abuso, desde distintos ámbitos se ha solicitado la intervención de los profesionales del Proyecto Luz, más allá de las competencias propias del servicio, que son los menores en situación de desprotección (riesgo y desamparo)”, ha asegurado la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

 

La Consejería se ha excusado diciendo que el hecho de haber aceptado la peritación de menores que no estaban en situación de riesgo, “ha dado lugar a un volumen que excede la capacidad de atención del servicio”. A pesar de ello, seguirán prestando servicio conforme a sus competencias propias del ámbito de protección de menores, de manera que aquellos casos que no cumplan los requisitos, serán derivados al órgano que les corresponda.

 

Por otra parte, Juana López, presidenta de la Asociación Murciana de Apoyo a la Infancia Maltratada (Amain), ha explicado que “el sistema de salud mental infanto-juvenil no está preparado para atender a menores víctimas de abuso sexual”. Los expertos en la materia han denunciado también que el Gobierno de la Comunidad Autónoma “no ha aumentado el personal dedicado a evaluar el testimonio y atender a las víctimas” pese a que el Proyecto Luz ha duplicado los casos detectados, pues en tan solo tres años (del 2015 al 2018), se atendieron a 932 menores.

 

El programa se puso en marcha en el 2002 y su objetivo desde que se fundó no ha cambiado: “la valoración y tratamiento de menores que han sido víctimas de abuso sexual infantil, dentro de las competencias del servicio de protección de menores y entendido como la forma más grave de maltrato”.

 

Tras la exclusión de estos niños que no están en situación de desamparo, se verán obligados a declarar ante un abogado, un juez, la acusación, los psicólogos, etc., lo que “hará que el menor sufra un trauma, ya que cada vez que tiene que contar su experiencia lo revive

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress