Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Gabriela Pérez.
Miércoles, 13 de marzo de 2019
Madre y ciudadana venezolana

Gabriela Pérez, en exclusiva desde Venezuela: "La impotencia, pero también la rabia han crecido entre los venezolanos"

[Img #17478]Mi país a oscuras. Por motivos que aun no entiende nadie, porque el gobierno se ha dado a la tarea de ponerle nombre de “Sabotaje” a cualquier error de ellos.

Esta vez llamó sabotaje eléctrico a su descuido y falta de mantenimiento en la principal fuente de energía del país. El punto es que todo, absolutamente todo el país quedó a oscuras por mas de 4 días. Los comercios perdieron sus mercancías. Las personas perdimos los alimentos que necesitaban refrigeración. No había dónde o cómo comprar nada porque, ni siquiera funcionaban las líneas telefónicas. La comunicación con familia y amigos era imposible.

Los puntos de ventas entraron en colapso. En mi casa todo es eléctrico. El horno, la cocina... Me tocó ir a otras casas donde su cocina era a gas para poder cocinar y darle a mi hijo. Vivo en un piso 11. Y con un dolor en una rodilla. Tuve que subir y bajar escaleras 4 días para poder alimentar a mi hijo y buscar agua. Sin electricidad todo el país entro en caos.

Un nuevo reto para los venezolanos pero en mi ciudad llegó la luz... Aun sin poder trabajar el gobierno decreto 4 días no laborables para reponer el desastre. Absurdo. Pero, ¿cómo recuperar las vidas que por falta de electricidad se fueron en los hospitales del país?. ¿Cómo vivir si aun no podemos trabajar y buscar el dinero para volver a comprar los alimentos?. ¿Qué tenemos...? Días sin dormir y la moral herida. Pero en mi caso no quebrantada.

Venezuela sigue pidiendo ayuda y seguimos con la esperanza ahora más que nunca de salir de este gobierno que solo ha destruido el gran país que éramos, pero que volveremos a ser ... Pronto. 

[Img #17479]Todavía quedan ciudades y pueblos sin electricidad. Sin líneas telefónicas ni agua. Y sigue muriendo gente. Duele, duele mucho...

Al cuarto día me desesperé tanto pensando cómo hacer para la supervivencia de mi hijo, sin alimentos. En fin, ellos esperan que porque luego tengamos luz vamos a seguir felices y no pasó nada ...

Sin contar con las protestas todas la noches por falta de luz. La gente quemaba cauchos y trancaban las calles. Pero llegaba la policía a correrlos y dispararles para que no protestaran.

Pero al contrario, la rabia y la impotencia ha crecido.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress