Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Viernes, 5 de abril de 2019
josé juan cano vera

Iceta, el bailarín

[Img #17569]ICETA ES el Charlot del sanchismo catalán. Don Miquel, figura clave del entramado conspirador, en y fuera de Cataluña, abogó por un cambio de "mentalidad" que permita la indepedencia en un plazo de diez años.
 
El machote político, un esforzado líder de la danza, el brazo incorrupto de Pedro Sánchez, cifró los apoyos necesarios para romper la unidad nacional. Un sesenta y cinco por ciento de votos soberanistas serían suficiente para la desintegración, el estallido.
 
Aunque parezca una bobada del enano saltarin, no lo es, y lo  sabemos los que hemos residido en Barcelona, y Casado, y Albert Rivera, y Pablo Iglesias, y el pedáneo de Beniaján, porque no  fallan las Matemáticas. Así de claro porque los críos de hoy y de mañana, con diez o doce años, dentro de ocho estarán TOTALMENTE CATALANIZADOS salidos de las escuelas, colegios, universidades, funcionariado y el mundo del trabajo. Es tal la "limpieza étnica", cultural y relaciones humanas en aquella  comunidad autónoma, que irremediablemente el número de separatistas, las nuevas generaciones, se habrá elevado más de un treinta por ciento.
 
Incluidos inmigrantes de trece nacionalidades, tratados a cuerpo de rey por la Generalidad, ayuntamientos y empresarios de mano de obra barata. Ya se han censado. Unos doscientos mil votos.O algo más me informan.
 
Los ven ustedes, amigos, en reportajes, telediarios y documentales de las televisiones, asistiendo a los actos de la órbita de los desertores, hablando en catalán o español. Unos tipos listos. Luego irán por la monarquía y el régimen del 78, caerán en la trampa de una falsa República sin republicanos sanos, limpios e idealistas.
 
Este es el escenario. O ese otro en el que el ministro Borrell se hizo una fiera en una entrevista en una tele alemana. Se puso furioso. Farfolla, teatro y  cinismo porque este señor se traga hasta rueda de molinos en Consejos de Ministros. El chupe es el chupe. El cambio de chaquetas, ni en la intimidad.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress