Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Domingo, 7 de abril de 2019

Nunca te vengas abajo, saharaui torturado

[Img #17576]“Con este análisis, mi intención es despertar las conciencias dormidas de nuestros políticos y de los españoles, porque el SAHARA EXISTE pero en condiciones de exterminio  o genocidio” – Cano Vera

 

La crisis humanitaria sigue en el Sáhara, ex  provincia española, regado de sangre inocente y soldados a la espera de la una paz que se ha bloqueado en la ONU,  Bruselas Washington, París, Madrid y  Rabat, capital del país invasor que ha obligado a cientos de miles de seres humanos torturados, campando por el desierto y refugiados en esa ciudad de Tinduf, hace demasiadas décadas, en donde  resiste numantinamente lo que queda de ese pueblo que un día fue español. Una ciudad situada en territorio argelino, otra nación hoy en riesgo de una guerra civil o de ser aplastada por la represión de una burocracia política militarizada, del mismo estilo que la venezolana y riquísima en petróleo y gas natural.

 

En Tinduf viven en condiciones infrahumanas unos doscientos mil habitantes. Combatientes, mujeres y niños de todas las edades, saharauis de pura cepa que hablan español y se sienten cerca de todo lo español, desde el fútbol hasta las escuelas y algo de sanidad, pero a cuentagotas, casi diría de la caridad de algunos países hermanos de religión y con conciencia moral. España que debiera ser la primera en cumplir, se esconde bajo las alas de una diplomacia inútil y un mal sentido político de nuestras relaciones con el vecino Marruecos que nos da más problemas que alegrías, en los escabrosos sectores de la inmigración, el narcotráfico mil millonario y la amenaza de una segunda Marcha Verde hacia Melilla y Ceuta, ambas presionadas sicológicamente. Un problema delicado que si embargo tiene salidas negociables, si tenemos en cuenta la crisis  de los rebeldes del Rif que no admiten de buen grado la autoridad de Rabat. Gente que durante el protectorado español fueron tratadas con suma corrección por el gobierno franquista. Viven mal y mal tratados. En su día hice gestiones con las autoridades españolas para que las emisoras de radio tuvieran espacios informativos dedicados a la franja norte de Marruecos, con escaso  éxito, en lengua española y en el dialecto  árabe de la tierra, el meyi o chelja.

 

En esta línea de conductas me sobrecoge escuchar al Papa Francisco impartiendo doctrina sobre  las alambradas concertinas instaladas en las fronteras de Ceuta y Melilla, por donde penetran lo más florido de la delincuencia de organizaciones criminales y terroristas de medio mundo amparándose entre la pobre gente que desea llegar a Europa en busca  de una vida mejor. Terroristas como lo ha sido Otegí el nuevo colaborador necesario para el presidente Pedro Sánchez. O los catalanes de Terra LIiure, ahora golpistas mimetizados. Son fronteras calientes que atraviesan sicarios, hasta suecos de origen yijadista, que han convertido la Costa del Sol, junto a la mafia del paraíso fiscal de Gibraltar, en un infierno, donde se asesina, se dispara, tortura y trafica y se multiplica el dinero negro, lo sé como marbellí de nacimiento y como periodista en ejercicio permanente. Precisamente el último viernes, la chavista SEXTA TV ofreció un amplísimo reportaje sobre la situación crítica del sur español, donde el Estrecho de Gibraltar no une sino que separa a África de Europa, ante la  resistencia  pasiva de Marruecos, como  en el Sahara resistente.

 

El Magzen del rey Mohamed VI  cobra millones de euros como regalo de la Unión Europea para que vigile, pero lo le parece poco a la octava fortuna monetaria de África, el continente sembrado de dictaduras que dejaron vivas los colonizadores europeos, hasta los españoles, salvo en el Sahara invadido  a espaldas de su aliada España, Marruecos, desde aquellos luctuosos años de los muertos vivientes y sombríos, cuando la masacre en el secarral saharaui, que permitió el Gran Hermano , WASHINGTON, patrocinando la logística necesaria y la  impávida Francia. También la OTAN , lavándose sus sucias manos, en mitad de la escalera. Sin subir ni bajar. Las tropas españolas en retirada para evitar el choque con una multitud fanatizada de cincuenta mil marroquíes y jefes militares repartiendo rancho enviado por el rey Hassan II, el afrancesado que nos despreciaba.

 

Luego estalló la guerra entre las fuerzas reales de Marruecos y las guerrillas del Polisario, y todo un pueblo huyendo ordenadamente y ahora a la espera de que el mundo decente ayude a liberar sus tierras y sus propiedades y se restablezca la paz mediante referéndum tal como aprobaron las Naciones Unidas.  En aquellos años de angustia mantuve informado al ministro de Cultura, Ricardo de la Cierva, gobernando Adolfo Suárez, interesado en encontrar soluciones dignas. Le indiqué al ministro que una idea posible sería llegar a un acuerdo para que el Sáhara se transformara en una Comunidad Autónoma, con una larga batería de transferencias, idea que  apreció, pero que finalmente se quedó en nada.

 

Ya siendo diputado en el Parlamento  regional propuse  al Gobierno socialista murciano montar un dispositivo de ayuda humanitaria intensa con un puente aéreo o naval, esencialmente dirigido al segmento cultural y sanitario. Fue rechazada mi moción, pero un año después rectificó el  Ejecutivo  enviando ayuda solidaria y  la sociedad  murciana colaboró eficazmente invitando a menores saharauis a pasar las vacaciones de verano. Llegaron hasta  un centenar, hoy apenas es una treintena, precisamente cuando más lo necesitan.

 

Evidentemente es un regalo de navidad, pero al  carecer de un plazo largo de estancias, supone un problema emocional sin mucho valor pragmático que urge cambiar.

 

Sí, seguro que es mucha literatura lo que escribo con pena, porque cuando los oigo hablar emocionado en un perfecto español en el desierto más grande del mundo, me viene a la memoria las formas distintas de ejercer  la política en el exterior. Los ingleses mantienen sus lazos con sus antiguas colonias angloparlantes, también Francia. A nosotros nos quedan los más pobres. Guinea Ecuatorial  bajo una feroz dictadura de millonarios del petróleo, el Sáhara sometido a la bota marroquí, y un trozo de Marruecos del Norte en donde el español, el idioma, fue barrido de los centros oficiales de la enseñanza y la cultura por decisión expresa de Rabat, desde el reinado de Hassan II que dio por muerta a la MISIÓN CULTURAL ESPAÑOLA. Un cambio brutal que llegó a erradicar las administraciones del Rif por funcionarios llegados del Sur.

 

Con este análisis, entre reflexión y comentario, mi intención es despertar las conciencias dormidas de nuestros políticos y de los españoles porque el SAHARA EXISTE pero en condiciones de exterminio  o genocidio. Eso sí, el pueblo saharaui no va a dejar de existir. Lo sé, les conozco y les quiero.

 

EPÍLOGO.- Eskipe al canto con Orán, territorio argelino. La creciente tensión en la gran potencia económica que no social del país africano supone un problema añadido para cientos de miles de saharauis, hasta ahora bajo el paraguas no abierto del todo  por Buteflica, pero no creo que la nueva política de la primavera argelina, si es que llega a las urnas, no mantenga su ayuda y solidaridad con sus aliados frente a Marruecos, con fronteras cerradas. Argel mantiene una guerra con Rabat, sin paz, solo una tregua armada. Pero la enorme brecha abierta está viva y aumenta de tamaño. Ni la renuncia de Buteflika ni su anuncio de impulsar una transición han calmado las protestas masivas en toda Argelia, porque se pide que el relevo del viejo dictador del FLN debe abrir la posibilidad de cambios de calado en el país norteafricano, y no un proceso tutelado por una camarilla cercana al tinglado autocrático. Claro que hay que saber o identificar quienes son los que manejan los hilos de la rebelión popular que afecta directamente por intensidad a Marruecos, Francia, España, Sáhara, Estados Unidos y el frente ruso-iraní. Arde el Norte de África, desde Libia en guerra civil hasta el Sáhara ex español. Peligro.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress