Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Fuente:elconfidencial.com
Domingo, 7 de abril de 2019
les piden 550 millones de euros

De becario en Murcia a objetivo del FBI: la verdadera historia del padre de Series Yonkis

[Img #17577]En algún momento de 2007, Alberto García Sola, un jovencísimo estudiante de Ingeniería Informática de la Universidad de Murcia, registra y abre una web que dirige a enlaces externos en los que hay alojadas series y películas protegidas bajo copyright. La web se llama SeriesYonkis.com. Alberto la crea y dirige desde su casa, pero también desde los ordenadores de su propia universidad, donde trabajaba como becario. Al menos, eso es lo que considera la Fiscalía de Murcia.

 

Porque lo que García Sola quizá no imaginaba en 2007 es que, desde aquellos dos ordenadores, estaba creando la mayor web de enlaces a descargas de la historia de nuestro país. Una web por la que, el próximo lunes, se sentará en el banquillo de los acusados a instancias de la Fiscalía y de dos de las mayores entidades de gestión, Egeda y la ya desaparecida Federación Antipiratería. García Sola será juzgado junto a las otras tres personas que, durante estos años, han administrado Series Yonkis y sus webs asociadas: Alexis Hoepfner, David Martínez y Jordi Tamargo. A los cuatro les piden más de 550 millones de euros y hasta cuatro años de prisión. Esta es la historia de cómo García Sola, Hoepfner, Martínez y Tamargo crearon una web que puso en pie de guerra a la industria mundial de contenidos y fue investigada hasta por el FBI.

 

2007-2010: Alberto y los inicios de la ley Sinde

 

En los comienzos de Series Yonkis, García Sola administraba la web de manera autónoma, que fue tomando fama y popularidad a lo largo de 2008. Sus primeros problemas llegaron en mayo de ese mismo año: una productora catalana vio un enlace a una película suya en la web, así que interpuso una denuncia ante la Guardia Civil, que detectó que la plataforma incluía enlaces a otras obras protegidas. El 2 junio el juzgado número 1 de Murcia inició una causa legal contra Series Yonkis.

 

En 2009, Egeda y la Federación Antipiratería se sumaron a esa denuncia. Eran años en que la lucha entre la industria de contenidos y las webs de enlaces a descargas era intensa, pero había un problema: pese a las ingentes denuncias contra estas webs, los jueces les daban la razón a las segundas. De hecho, las pocas victorias que conseguía la industria no llegaban por una sentencia favorable, sino porque los webmasters cerraban sus páginas 'motu proprio' y por acorralamiento.

 

Alberto García Sola montó SeriesYonkis siendo becario de la Universidad de Murcia y la convirtió en la mayor web española de enlaces a descargas

 

Las sentencias favorables a las webs de descargas estaban fundamentadas. Con la legislación de aquel entonces, para que una web de enlaces fuese condenada necesitaba cumplir con dos propósitos imprescindibles: hacer un acto de comunicación pública de la obra a descargar y tener ánimo de lucro. Sin embargo, con la ley en la mano, los enlaces no constituían una comunicación pública, ya que las webs acusadas no alojaban la serie o película, solo hacían de intermediarios mostrando un enlace externo en el que sí se podrían descargar. El Gobierno se encontraba, por tanto, ante una diatriba: apoyaba que se denunciase a las webs de descargas como Series Yonkis, pero las leyes no le daban la razón.

 

Los cambios llegaron en 2009. El 24 de febrero García Sola fundó Pousen SL, la empresa con la que comercializaría la publicidad en Series Yonkis. Unos meses después, el 27 de noviembre, en el anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible (LES) el Gobierno incluyó una disposición para crear una comisión que pudiese cerrar webs de descargas sin necesidad de ninguna autorización judicial. La normativa fue impulsada por la ministra de Cultura Ángeles González Sinde, lo que provocó que la ley fuese denominada 'ley Sinde' a pie de calle.

 

2010-2011: Alexis, Jordi, David y 610.000€

 

2010 arranca con Series Yonkis en pleno auge. La web se había hecho conocida no solo en nuestro país, sino también a lo largo y ancho de todo el mundo, especialmente en los países de habla hispana. De hecho, acababa de comenzar una escalada hacia su máximo histórico de visitas. Y es, entonces, cuando llega el gran cambio.

 

El 10 de abril, Alberto García Sola se deshace de Series Yonkis y le vende todas sus webs a Burn Media SL, una compañía fundada el 30 de diciembre de 2009 en la que el 51% de las acciones corresponde a Alexis Hopefner y el 49% restante a Jordi Tamargo y David Martínez. Entre los tres pagan un total de 610.000€ a Pousen SL. García Sola, por tanto, abandona la dirección de Series Yonkis e incluso la esfera pública: a día de hoy, de hecho, es un padre de familia que tiene un nuevo trabajo y su rastro en internet es casi inexistente. En 2009 la web pasa a tener tres nuevos dueños.

 

Mientras tanto, el Gobierno avanza en su lucha contra las webs de descargas, cuya reina incuestionable ya es Series Yonkis. El 6 de marzo de 2011 la 'ley Sinde' entraba en vigor en nuestro país, aunque tardaría en aplicarse, ya que quedaba lo más difícil: aprobar su reglamento y conformar la famosa comisión de expertos que podría cerrar webs de descargas sin autorización judicial. Mientras tanto, las webs de descargas seguían ganando juicios. En cualquier caso, el cerco a Series Yonkis no paraba de estrecharse en pleno pico de popularidad, como demuestra la evolución de sus búsquedas en Google Trends.

 

2011-2018: el FBI y el Gobierno les siguen la pista

 

Apenas dos meses de entrar en vigor la 'ley Sinde', la empresa que gestionaba Series Yonkis sufrió un cambio: el 26 de mayo de 2011, Alexis Hoepfner les compró sus acciones de Burn Media SL a Jordi Tamargo y David Martínez y se quedó, en solitario, al frente de la compañía. Lo que nadie supo en su momento es que, pocos meses después, Hoepfner se reuniría con uno de sus mayores enemigos. Según pudo saber este periódico, el 19 de octubre se vio con Juan Carlos Tous, fundador de Filmin y figura destacada del sector audiovisual en España. No iban a discutir precisamente, sino a firmar su fusión: Hoepfner obtendría el 23% de Filmin a cambio de que Series Yonkis, de manera paulatina, fuese eliminando los enlaces de sus webs y derivando a sus usuarios hacia Filmin. Sin embargo, el acuerdo no llegó a buen puerto: según diversas fuentes, cuando Hoepfner vio que el resto de webs de descargas no sucumbían a la 'ley Sinde', abrió más webs de enlaces, dando al traste con la operación.

 

2012 fue un año difícil para Hoepfner: Series Yonkis apareció en la famosa 'lista de Sinde' de 122 webs que serían cerradas tras la aplicación de la 'ley Sinde'. Además, el FBI, dentro de sus investigaciones tras el cierre de Megaupload, incluyó a Series Yonkis en una supuesta trama mundial de descargas. La web resistía y seguía con una audiencia más que consolidada, pero los cuerpos policiales, gubernamentales y judiciales a nivel internacional cada vez estrechaban más el cerco sobre el proyecto que, hasta entonces, habían comandado Alberto García Sola, Jordi Tamargo, David Martínez y Alexis Hoepfner en distintas etapas.

 

El cerco se estrechaba tanto que, de repente surgió una sorpresa inesperada: el 2 de marzo aparecieron en escena seriescoco.com y serieskiwi.com, dos webs clónicas de Series Yonkis, algo que fue interpretado como un claro intento de Hoepfner por esquivar la 'ley Sinde'. Pese a la carrera que Hoepfner parecía mantener en aquel momento con el Gobierno español, una fuente cercana a él le defiende: "Alexis nunca le tuvo miedo a la ley". Primero, porque "se detectase un enlace que pudiese provocar el cierre de la web, le instarían a quitarlo y él lo quitaría sin problema, ya que serían peticiones puntuales". Y segundo, porque "la ley siempre estuvo clara: para que Series Yonkis cometiese un delito tenía que hacer una comunicación pública de las obras a descargar y debía tener ánimo de lucro. Y mostrar enlaces no era un acto de comunicación pública, por eso todas las webs de enlaces salían absueltas en todos los juicios que había".

 

Mientras Tamargo y Martínez se veían involucrados en una macroestafa, Hoepfner se enfrentaba a una ley que luchaba por ilegalizar Series Yonkis

 

Los cuerpos judiciales siguieron acechando. El 11 de febrero de 2014, la Fiscalía solicitó el cierre cautelar de Series Yonkis, Películas Yonkis y Videos Yonkis al servidor que las alojaba. Apenas dos semanas después, el 28 de febrero, Series Yonkis y sus webs asociadas bloquearon todos los enlaces a descargas que contenían. Y un día después, el 1 de marzo, Alexis Hoepfner vendió Series Yonkis y el resto de webs asociadas a Imbfx 2019 SL. Este último dueño nunca ofreció enlaces de descarga, simplemente se limitaba a redirigir a sus usuarios a páginas de publicidad.

 

¿Por qué Hoepfner se deshizo de Series Yonkis? Una fuente cercana al empresario señala una posible opción: "La actividad que él hacía nunca constituyó ningún delito. Fue el Gobierno quien la hizo delictiva con la nueva Ley de Propiedad Intelectual". Efectivamente, la nueva LPI, que entró en vigor el 1 de enero de 2015, echa al traste la legislación anterior y, en su nueva redacción, asegura que actuará contra "los prestadores de servicios que vulneren derechos de propiedad intelectual (...) ofreciendo listados ordenados y clasificados de enlaces a las obras, con independencia de que dichos enlaces puedan ser proporcionados inicialmente por los destinatarios del servicio".

 

El primer dueño de Series Yonkis (Alberto García Sola) y el último (Alexis Hoepfner) podían por fin descansar de Series Yonkis, al menos hasta la llegada del juicio, pero ¿qué había sido de Jordi Tamargo y David Martínez? Ambos fundaron en 2016 Billy Mobile, una 'startup' de publicidad móvil aparentemente exitosa, pero la cosa acabó mal: el 28 de junio de 2017 la Guardia Civil detuvo a numerosas personas y acusó a los fundadores de Billy Mobile de formar parte de un entramado que estafó más de 30 millones de euros mediante alertas o suscripciones premium. Según fuentes cercanas a la causa, la vida de Tamargo y Martínez era de todo menos discreta: "Se movían por Barcelona en Maseratis y tenían áticos de lujo en los mejores barrios de la ciudad".

 

El último episodio de Series Yonkis apunta al próximo lunes, 8 de abril. A partir de ese día, y hasta el jueves, Alberto García Sola, Alexis Hoepfner, David Martínez y Jordi Tamargo se sentarán ante el juez por la causa iniciada el 2 de junio de 2008 en Murcia y a la que, en 2009, se unieron Egeda y la Federación Antipiratería.

 

Los cuatro se enfrentan a la acusación de la Fiscalía de Murcia por actuar "con ánimo de lucro y a sabiendas de lo ilícito de su actividad" ofreciendo durante años enlaces a contenido protegido por derechos de autor. Además, Egeda y la desaparecida Federación Antipiratería piden indemnizaciones que superan los 550 millones de euros y cuatro años de prisión.

 

García Sola, Hoepfner, Martínez y Tamargo se enfrentan a cuatro años de cárcel y 550 millones de euros de indemnización

 

¿De qué va a depender que García Sola, Hoepfner, Martínez y Tamargo sean declarados culpables o inocentes? Una fuente cercana al proceso considera que hay dos asuntos esenciales que serán dirimidos: en primer lugar, "la responsabilidad civil que le puedan achacar a cada uno"; en segundo, "hay que debatir si lo que ha hecho Series Yonkis estos años se considera comunicación pública de unas obras protegidas por copyright o no". Hasta la fecha, como ya hemos contado, la mayoría de jueces españoles consideran que las webs que ofrecen enlaces a descargas no están comunicando públicamente dichas descargas, sino que ejercen de meros intermediarios. Sin embargo, algunos dictámenes del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, como la famosa sentencia Svensson (PDF), dejan la puerta abierta a la interpretación.

 

A partir del próximo lunes, la suerte estará echada. Será quizá el último capítulo de la vida de Series Yonkis, el pequeño proyecto que Alberto García Sola ideó en 2007 siendo apenas un becario de la Universidad de Murcia y que, con el tiempo, se ha convertido en la web de enlaces a descargas más famosa de la historia de España y uno de los mayores dolores de cabeza de los gobiernos españoles, los cuerpos policiales y la industria de contenidos a nivel mundial. Y ahora no es poco lo que hay en juego: nada menos que 550 millones de euros.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress