Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Fuente: El País
Sábado, 13 de abril de 2019
“Empezamos a discutir por el desahucio y acabé asfixiándola con la almohada”

Una mujer se entrega después de matar a su madre

[Img #17593]El lunes por la mañana, una mujer de 40 años se personó en la Comisaría Provincial de Málaga. Una vez allí, se dirigió al primer agente que encontró y le dijo que llevaba unos días sin recordar casi nada, pero que “se había reconocido en su DNI y tenía flashes de recuerdos en los que le daba la sensación de que la policía la estaba buscando”. No sabía por qué, pero esa era la razón por la que, subrayó, se había acercado hasta las comandancias policiales.

 

Tras esto, los agentes la identificaron y comprobaron que la mujer estaba siendo buscada tras un requerimiento de un juzgado de A Coruña por haber cometido un delito de homicidio. Tras declarar, fue detenida y pasó a disposición judicial.

 

Pero esta trágica historia había comenzado un par de semanas antes. El 25 de marzo, tanto ella como su madre iban a sufrir el desahucio de su vivienda ubicada en el número 15 de la calle Perú de A Coruña. La comitiva judicial fue a su vivienda para efectuar el desahucio y, tras llamar varias veces y no obtener respuesta, accedió a su interior con ayuda de un cerrajero. Abrieron la puerta pensando que en el interior no iban a encontrar a nadie, pero en una de las habitaciones encontraron el cadáver de una mujer de 71 años tapado por una manta. También hallaron una carta manuscrita en la que la ahora detenida confesaba haber matado a su madre. Al momento, la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación.

 

En el texto, la ahora detenida relataba que la difícil situación económica que atravesaban las había sobrepasado. Subrayaba que no se explicaba cómo había sido capaz de hacerlo, pero confesaba haber acabado con la vida de su progenitora. “Empezamos a discutir por el desahucio y no sé cómo acabé asfixiándola con la almohada”, relataba en la carta, según ha publicado La Voz de Galicia. “No sé qué me pasó. Ella tenía tanto miedo a quedarse sin casa que no dejaba de decir que tenía que morir. No sé cómo pudo pasar. Después intenté reanimarla, pero ya no respiraba”, dejó por escrito la parricida confesa.

 

Ahora, el caso está bajo secreto de sumario. El juzgado de instrucción número 9 de Málaga se ha inhibido en favor del juzgado de instrucción número 1 de A Coruña, que es el que tomará declaración a la detenida, según han explicado fuentes judiciales.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress