Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 13 de abril de 2019
Jesús Pons/Carta del director

Periodismo mercenario

[Img #17596]La prensa en papel está casi muerta. Internet ha matado a cabeceras históricas. Pero mira, el vídeo no mató a la estrella de la radio. Es la crónica de una muerte anunciada a la que han contribuido la escasa credibilidad de algunos grandes medios, que han sobrevivido a base de pasar la mano por el hombro a grandes empresarios y políticos a cambio de suculentas prebendas.

Ya el Santander gastó una fortuna ocupando íntegramente con un anuncio las portadas de todos los periódicos nacionales, presuntamente progresistas o conservadores. Convirtiendo así a los mass media en la voz de su amo.

¿Alguien ha visto publicada alguna mala noticia de El Corte Inglés, por ejemplo?. Ahora, el ex director de El Mundo David Jiménez ha publicado un libro, El Director, en donde cuenta su experiencia al frente del periódico que fundó Pedro J. Ramírez. En 300 páginas tira por los suelos el prestigio del poderoso periódico, algo que muchos intuíamos.

 

Su intención es denunciar la relación entre lo que llama el triunvirato del poder, las fuerzas políticas, económicas y mediáticas, que se cubren unas a otras para preservar un sistema que les favorece.

 

“A los periodistas nos gustaba contar una buena historia, pero no la nuestra”, dice, pero él lo ha hecho, aún a riesgo de ser declarado enemigo público número 1 de muchos a los que no les vienen nada bien las revelaciones que hace.

 

Esa práctica de comprar con dinero, regalos, viajes o comidas está extendida en todo el territorio nacional y en los medios regionales.

Son numerosos los periodistas que han sido desahuciados de los medios de Murcia, escritos y audiovisuales, que todos conocemos. Políticos, empresarios y otros personajes han despedido a grandes profesionales de Murcia de la forma mas barriobajera y dictatorial, propia de regímenes chavistas, comunistas y bananeros.

Podemos decir nombres y medios, si se empeña el lector. Han sobrevivido hasta ahora de las subvenciones y la publicidad indirecta.

 

En esta tierra calurosa la venta de periódicos es casi inexistente. Prueba de ello el cierre de numerosas ediciones suprimidas por el diario La Verdad. La hostelería es prácticamente el único sector que compra periódicos para sus clientes.

La mayoría, sobre todo jóvenes, utilizan la red, en donde todos estamos casi en igualdad de condiciones.

En VegaMediaPress llevamos viviendo 16 años muy humildemente y con la cabeza muy alta, rechazando estas compras mediáticas que ensucian y degeneran el periodismo.

Bueno, en este periódico nuestro una importantísima empresa a la que pillamos con las manos en la masa nos puso encima de la mesa hace 10 años 400.000 euros, para callar, pero los rechazamos. Pues que tontos ¿no? Eso nos costó cinco querellas.

El fin de la prensa esta a la vuelta de la esquina y el periódico de hoy ya no envolverá el pescado de mañana. Y de verdad, de lo que lean créanse la mitad o al menos tengan serias dudas. Felices vacaciones.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress