Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 16 de abril de 2019
Jesús Pons/Carta del director

Volando a votar, desde Corvera

[Img #17616]Dice hoy el partido murciano Somos Región que el aeropuerto de Corvera no va a ninguna parte. Afirman que "al no disponer de conexión con Madrid, es un aeropuerto que no lleva a ninguna parte, teniendo los turistas que aterrizar en las comunidades vecinas donde se quedan a pasar sus vacaciones, porque llegar a la Región es una empresa casi imposible. Y no solo eso, sino que el aeropuerto registra en el primer trimestre un 9,5% de viajeros menos de los que hubo en San Javier el año pasado".

 

Si a esto sumamos que el aeropuerto de Alicante funciona a todo tren, permitan el juego de palabras, y que está a solo 30 minutos de Murcia, nos parece una infraestructura innecesaria que ha costado a los murcianos 300 millones de euros para que pocos, muy pocos aviones aterricen o despeguen del aeropuerto internacional.

 

Además, tenemos en las inmediaciones otros dos aeropuertos militares, San Javier y Alcantarilla, que hace muy peligroso el vuelo por los cielos de la región. Vamos, un lío de narices. ¿Es que nadie se dio cuenta de esto?

En un principio, Corvera iba a dar entre pitos y flautas 25.000 puestos de trabajo. Y sería la principal puerta de entrada para los turistas del parque Paramount, otra inversion cienmillonaria de euros y que también, entre más pitos y más flautas, crearía otros 25.000 puestos de trabajo. Así lo decía el gobierno regional liderado por Ramón Luis Valcárcel y su musa. Todo cuadraba. 50.000 puestos de trabajo, millones de turistas, cientos de licencias de taxi y fin del paro.

Y lo decían si vergüenza y sin complejos. Claro, querido Ramón Luis, es fácil ser un megalómano con el dinero de otros.

Pero a lo que vamos. De 50.000 puestos de trabajo se han quedado en cero. Primero porque Paramount Park nunca se construirá, como ya dijimos aquí al día siguiente de su anuncio a bombo y platillo, y porque los trabajadores de Corvera son los que había en el aeropuerto civil de San Javier, ya cerrado, porque dos aeropuertos en Murcia eran multitud.

 

Abierto después de 16 años de dimes y diretes, el éxito no parece asegurado. Es más, tenemos la leve sospecha que las aerolíneas, de bajo coste, reciben algún incentivo por aterrizar como puedan.

 

Y no, no nos cabreamos de esto. Nos enfada mucho, muchísimo tamaño dislate y derroche, volviendo a mentir a los murcianos de a a pie.

¿Es esta la crónica de un cierre anunciado? Vamos volando a votar...

 

Aprendió a pensar pero no supo ya volar, porque había perdido el amor al vuelo y no hacía más que recordar los tiempos en los que volaba sin esfuerzo. "París era una fiesta" (1964), Ernest Hemingway

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress