Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Martes, 30 de abril de 2019
josé juan cano vera

Pablo Iglesias, Otegi, Puigdemont, Wanted, Global

[Img #17710]Cuando minutos después de tomar tierra en Alicante, no en Corvera, a la espera  de que me vinieran a recoger, durante una hora seguí las imágenes de la denigrante TVE  caída en las manos y las  abusos  del nuevo franquismo de la izquierda de la profesión de un periodismo mucho más cínico y  sectario que la burda SEXTA tv  salida de las mentes retorcidas de unos peperos de la Moncloa que siguiendo la estela de la otra corrupción, la intelectual, nació para tumbar al PSOE decente, no solo sentí vergüenza sino que caí en la cuenta que ya estaba en España. Uno, servidor de ustedes, con las manos atufadas por el humo de cien batallas, las manos y algo más abajo, pero  dos partes de mi cuerpo castizo con 83 años a punto de cumplir, escuchaba como unos grupos numerosos del público que aclamaban a Pedro Sánchez  gritaban esa consigna retorcida de CON ALBERT, NOOOO y esta otra CON CIUDADANOS NOOOO!!

 

Es probable que esos grupos, unos doscientos, fueran militantes radicales del sanchismo, pero otros exhibiendo banderas hasta ahora desconocidas, me daban el pálpito que eran del pesebre de Podemos, el cortijo de Pablo Iglesias, y sin duda independentistas afiliados a la extrema izquierda. No solo estaba escrito, sino que la intención del montaje seguido profusamente por los cámaras socialistas de TVE, es estrategia refinada de los agitadores profesionales, destinados a montar una polémica bajo la batuta de la gran palanganera de la TV del Estado. Pero no paró la basura y la intoxicación, el epilogo de un país en riesgo y desinformado hasta la médula, fue  que dio casi cinco minutos al ex jefe de los etarras asesinos, Otegi, para que se despachara a gusto y propiciara una palabra de desprecio AL BORBÓN, que es el rey o el Jefe del Estado, pago claro de la Moncloa al apoyo de Bildu, el partido filoetarra radical cuyos antecesores asesinaron a unos novecientos españoles, entre ellos socialistas inocentes como todos los demás,  cuando el Gobierno logró aprobar sus presupuestos del Estado, que en gran parte eran los de RAJOY. El dilema de la locura sicótica. Franquistas malos, etarras mejores.

 

Es la mano siniestra de Pablo Iglesias, el político más peligroso de este nación desbocada, apoyado por el voto de ciudadanos que ignoran realmente la clase de personaje que hará todo lo que pueda por aplacando el axioma leninista o anarquista de  que CUANTO PEOR, MEJOR.. Pablo Iglesia, su esposa −posible princesa heredera del trono podemita− y un estado mayor sin ningún tipo de escrúpulos para llevarnos a una dictadura previo paso por una República falsa y sin republicanos, transportada adrede al fracaso.

 

Pablo Iglesias ansioso de entrar en un Gobierno que debe ser de paz, concordia, demócrata y preparado para sacarnos de los hoyos de las crisis encadenadas, y controlando dos o tres ministerios claves, debe ser aislado y expulsado de la vida política que huele. O terminamos con sus sueños de grandeza y actitudes bipolares o terminará derrotando al Estado del Derecho y del Bienestar, y a la izquierda en su conjunto, sin urgencias. Hasta ayer ha hecho todo lo contrario que otros populismo europeos menos viscerales que han sabido trabajar  para las gentes, como en Portugal, Italia y Grecia. En los tres países el populismo en casos extremos ha colaborado eficazmente con los gobiernos de turno, gestos de patriotismo de una izquierda que antepone los intereses nacionales y del pueblo, a los propios de un neo comunismo fanático, que un día se refiere a la cal viva de la casta socialista como la emprende contra la burguesía vieja y quemada y unos años después se instalan en el lujo o practica escena vergonzosas teatrales en los debates de los plató de una Democracia Televisada, exigiendo moderación al resto de los tertulianos invitados al rojo vivo, inspirados en las  tácticas de los Ferreras de turno que llenan sus bolsillos  y a los amos de las cadenas que se llevan el dinero al extranjero. Una orquesta sinfónica que nos recuerda la música de la Internacional comunista de sus viejos tiempos de guerras y atrocidades rusas. Son los mismos que mantean a los de VOX llamándolos fascistas, tratando de arrinconarlos en los guetos de una democracia española que está tocada del ala, seriamente tocada, salvo que en el último momento,  tras de las elecciones del 26 de mayo, los constitucionalistas sean capaces de imponer el sentido común, el pragmatismo sano y  sepan decir a viva voz para que se oiga en el último rincón del país esas siete palabras mágicas que urgen practicar sin tapujos, líneas rojas y murallas: ESPAÑA Y EL PUEBLO ESPAÑOL, LOS PRIMEROS,  que no fueron inventadas por Trump, sino por el enorme periodista y escritor que odiaron las dos  Españas, MANUEL CHAVES MORALES, en un libro memorable que recomiendo su lectura en estos días de dudas fundadas y mala leche concentrada: LAS REPÚBLICA Y SUS ENEMIGOS.

 

La misma teoría posible por la que peleamos los que pensamos en el mañana superando un presente en el que se nos atraca oficialmente o nos hunden en la telecracia de los mediocres. La TERCERA ESPAÑA que nos enseñó el soñador don Julian Besteiro, el líder socialista que no huyó  de Madrid, cuando las tropas del general Franco entraban de paseo, horas después de los enfrentamientos callejeros a tiro limpio entre comunistas, anarquistas y los restos del ejército republicano que mandaba el coronel Casado. Por favor, que no se  repita el drama que propicia ahora los Pablos Iglesias, Otegis, Garzones, Junqueras, Puidemones y gente de mal vivir. O la escoria política que lo mismo nos roban los bolsillos que los corazones  con el odio.-La incógnita o la despejan inteligentemente Pablo o Pedro o caerán en la soledad de sus propias trampas. O el descenso a los infiernos de la Historia de España, amenazada.

 

Finalmente y que quede muy claro. No me agradan los extremistas, soy un humanista, pero entre unos radicales que piden referéndums separatistas regionales y los que quieren un país unido y un pueblo gratificado, me quedo con estos últimos.

 

Rechazo el suicidio para terminar con los problemas que nos acucian brutalmente  desde siglos. Se impone la tercera vía, entre las dos trágicas Españas machadianas, la tercera, la nueva. La del abrazo de hermanos  españoles y españolas, con futuro, la misma familia con sus discrepancias en libertad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress