Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Gabriel García Sánchez
Viernes, 10 de mayo de 2019
gabriel garcía sánchez

Mar Hernández, la ejemplar alcaldesa de Librilla

[Img #17768]El 26 de mayo se producirá la elección de los concejales de los 45 ayuntamientos de esta Región. Al final, como casi siempre, PP y PSOE se repartirán la gobernanza de los mismos, aunque necesitando cada vez más del apoyo de otros partidos: recordemos que el bipartidismo ya es historia y, en estos momentos, son varios los partidos que concurren con grandes posibilidades de ser decisivos en el gobierno de sus ayuntamientos. Sin duda, el paisaje electoral ha cambiado en los últimos años.

 

Pero también participan partidos de índole local; uno de ellos, Unión Progresista de Librilla (UPrL), es el que gobierna en estos momentos en su municipio, con su alcaldesa Mar Hernández Porras, al frente del consistorio y con la intención de repetir mandato a partir de la nueva convocatoria electoral.

 

Librilla es un pueblo bonito, con 5196 habitantes (censo de 2018), cuya población se ha ido incrementando desde hace muchos años. Durante el período democrático, el gobierno se lo han repartido PSOE y PP hasta que, en 2015, ganó las elecciones pasando a ocupar la alcaldía el Partido Progresista por Librilla. Cuentan muchos vecinos de este pueblo que Juan Porras Vicente, alcalde socialista en el cuatrienio 1999-2003, y tío de Mar Hernández, ha sido el mejor alcalde hasta el momento, pero seguido muy de cerca de su sobrina que amenaza con el “sorpasso”.

 

La para muchos desconocida alcaldesa de Librilla, Mar Hernández, es sin duda una de las/los alcaldesas y alcaldes más combativas/os de esta Región. Como tantos otros, proviene del PSRM-PSOE que, a partir de 1995, quizás antes, dejó a un lado sus valores de izquierdas para despeñarse en un partido de centro que ha llegado a ser irrelevante, al convertirse en una simple agencia de empleo que ha permitido, durante décadas, mantener a una serie de políticos que han utilizado estas siglas para servirse más que para servir a la ciudadanía. Los resultados ahí están: el PP ha gobernado desde 1995 tanto la Comunidad Autónoma de esta Región como la mayoría de sus ayuntamientos. Para más vergüenza socialista, el PP ha llegado a ser el partido que mejores resultados ha estado obteniendo en la Región (por encima del 60%), superando por mucho los porcentajes del resto de comunidades. Con la llegada del nuevo Secretario Regional del PSOE, Pedro Sánchez, parece que algo ha cambiado a mejor. Una victoria de Susana Díaz es posible que hubiera llevado consigo la desaparición o irrelevancia del socialismo regional.

 

No se encontró Mar una buena herencia en Librilla, con muchos problemas, algunos dependientes del ayuntamiento, pero otros, como la falta de un servicio de urgencias nocturnos, que hace que los librillanos tengan que desplazarse a Alhama para ser atendidos por las noches, o la falta de un colegio en condiciones, dependen del Gobierno Regional que, hasta ahora, le ha dado la espalda a las reiteradas peticiones de Mar aunque la razón esté de parte de su parte, al ser algo muy necesario, imprescindible, para los vecinos de Librilla.

 

Desde que Mar es alcaldesa, Librilla se ha ido pareciendo más a ella que es una persona honesta, responsable, luchadora, transparente, dialogante, coherente, valiente a la que resulta muy difícil sorprender en un renuncie. De todo esto pueden dar fe los vecinos de Librilla que, con la excepción de muchos, pero no todos los votantes del PP, reconocen el cambio que ha experimentado su querido pueblo, así como el talante de su regidora.

 

Pero Mar, además de las expuestas, atesora otras virtudes como ser una persona de equipo, entusiasta, que ha sido capaz de impregnar a sus concejales de la energía positiva que le rebosa a raudales, y que han hecho que el gobierno municipal sea una fotocopia ampliada de su propia alcaldesa.

 

El próximo 26 de mayo los librillanos tienen la opción de hacer que su pueblo siga por la senda que Mar inició hace cuatro años, y esta vez no habrá gobierno regional que se oponga a la concesión de las reivindicaciones que ella lleva en su mochila a todas horas, por si se cruza con algún cargo que tenga competencias en la resolución de los problemas de su pueblo.

 

Mucha suerte, Mar.

Mucha suerte, Librilla.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress