Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jose María Quevedo.
Miércoles, 22 de mayo de 2019
Entrevista al Filo de lo Imposible

El cáncer mata y rasga familias en Murcia

[Img #17837]Regreso a la Región por urgencia familiar, critica. Tomo notas en la sala de espera de Oncología del viejo hospital MORALES MESEGUER necesitado de unas reformas profundas, pero por lo visto era mejor destinar cientos de millones en el aeropuerto de Corvera, en opinión de los listos del Gobierno pepero de Valcárcel. Un hospital con medios técnicos de radiología y detección de tumores anticuados y dudosos en sus resultados de análisis. Un  problema. La sala de  espera es como una colmena alargada de noventa metros cuadrados sin salidas que aumenta la claustrofobia de algunos enfermos y de las familias, apiñados y hablando a voces como es costumbre en el levante  español. Las imágenes de los enfermos, sobre todo sus rostros, da como pena, aunque los más valientes sonríen levemente, en la levedad de vivir al día, especialmente el género femenino. Abundan mayores, pero la garra de los tumores y la  leucemia  arrastran vidas jóvenes, hasta niños de corta edad, estos refugiados en los tratamientos de la Arrixaca.

 

Hoy el tema del día, entre ellos, es hablar de la vida, a la que se abrazan .Otros, los menos, también, expresan sus opiniones sobre el caso, electoral, de los ataques de Podemos, socio del PESOE sanchista, al empresario gallego Amancio ORTEGA, que ha regalado a la Sanidad Pública unos 320 millones de euros para mejorar el aparataje radiológico en los hospitales de todo el país, incluyendo  Murcia.

 

Me cuesta preguntar a este masa de enfermos entre paredes estrechas, a la  espera larga de ser atendidos por oncólogos @ , desbordados, esperando unas palabras de consuelo o de esperanzas. Teresa Vivancos, 78 años, con tumor cerebral, operada tres veces. Casi cuatro años sin rendirse con la ayuda del oncólogo, Alberto, un manitas. Comenta: “Ya quisiera yo que al señor Pablo Iglesias hablara si un día alguien de su familia padeciera de un cáncer. Este político no tiene ni idea. Politizar la sanidad para sacar votos me parece un método despreciable, miserable y me da miedo que  su gente esté en un gobierno de España. Todas las fundaciones del mundo dan millones. Y se hacen  cuestaciones en la calle recogiendo dinero de los ciudadanos de a pié  ¿vale o no vale ?.Por favor, por favor, ya está bien, ya está bien…”

 

ANTONIO SÁNCHEZ, 68 años, cáncer de próstata tratado desde hace cuatro años. Se siente agotado. Me confiesa con una vocecilla de derrotado: “Los políticos, todos, son gente egoísta. He vivido en Francia durante dieciséis años y allí la sanidad no se toca como arma política, y menos en una campaña electoral. Estos nuestros viven lejos de la realidad, en sus despachos, no solo de Podemos, me da igual, todos lo mismito, capullo. Aquí en la REGIÓN NECESITAMOS UN HOSPITAL PARA CRONICOS. No se enteran. Pa que voy a decirle más….”

 

Isabel Navarro, 56 años afectada de un cáncer de pecho, consulta de revisión, profesora en un colegio concertado. Ocho años visitando el Hospital, minuto a minuto, hora a hora. Viuda y ni perrito que le ladre. Sola en la soledad del abandono del marido que se fue a comprar tabaco y no volvió y los hijos que buscan trabajo, y cuando lo encuentran es en el pozo negro de la inmersión, cuatrocientos euros y va que chuta, y si exige más, hay cola a la espera de una limosna. Es joven pero la cara se le hunde entre arrugas de amargura, ese  dolor de la soledad que acosa a estos enfermos tan sensibles, algunos al borde del suicidio y acudiendo a las consultas de apoyo sicológico o de un  cura que le hable de Dios, ese personaje histórico que debe estar lejos de los seres humanos que “”creó a su imagen y semejanza”. No se ha enterado del desbarre electoralista de Pablo Iglesias. Se lo comentamos brevemente, de forma neutra, los hechos. Nos dice con cara  de buena gente: “deben estar locos, porque despreciar  tantos millones es una chorrada. Dar dinero en cantidad es ahorrar gastos a la Comunidad murciana. Si a mí me ayuda mi vecino rico para salir del callejón no le voy a morder la mano. No voy a votar el domingo, no se lo merecen. Algunas veces leo periódicos, veo la tele, y me da rabia, se creen que somos tontos aunque si algo borregos, yo le digo a mis amistades que los partidos con sedes en Madrid, nos han llevado al huerto. Y este SÁNCHEZ, lo mismo, como la alcaldesa de Cartagena o de las Torres o la de Molina, donde vivo. No, no hay derecho, mire usted”.

 

−Pues sí, algo se mueve en las conciencias, pero no lo suficiente, en tanto los políticos y sus fuentes anden a tientas y dinamitando lo que es el estado de bienestar. Punto, y a llorar al wáter.

 

THE END.- Es curioso, cuando llegué a la estación compré un ejemplar del diario decano de la REGIÓN. Y en su portada, ni un titulo sobre el caos en el   Congreso de los DIPUTADOS, ni una palabra del furor podemita contra un empresario que reparte millones de euros entre nueve hospitales para mejorar su calidad técnica punta. No entiendo a que se juega en esta comunidad desvalida.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress