Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan José Ruiz Moñino
Miércoles, 5 de junio de 2019
Juan José Ruiz Moñino

Las Torres de Cotillas se consagró al Corazón de Jesús en el año 1924

[Img #17918]En la Iglesia católica, el Sagrado Corazón es la devoción referida al corazón de Jesucristo, como un símbolo de amor divino. La devoción al Sagrado Corazón tuvo su origen en una corriente mística centrada en la persona de Jesucristo, que concebía el corazón como centro vital y expresión de su entrega y amor total. En tal sentido, la devoción al Sagrado Corazón refiere en particular a los sentimientos de Jesús, y en especial a su amor por la Humanidad.

 

A través de los jesuitas, el culto y devoción al Sagrado Corazón llega a España (y a la América española).

 

Con la llegada de Felipe V de España, ésta se ve reafirmada por la carta que escribe a Benedicto XIII en 1727, pidiendo Misa y Oficio propio del Sagrado Corazón de Jesús, para todos sus Reinos y Dominios.

 

La consagración pública de España al Sagrado Corazón fue hecha primero por Carlos María de los Dolores de Borbón y Austria-Este (reclamante Carlos VII de España) y después el rey Alfonso XIII lo hará de forma oficial hace ahora justo un siglo en la localidad madrileña de Getafe, en el Cerro de los Ángeles, centro geográfico de la Península Ibérica.

 

Cinco años después nuestro municipio de Las Torres de Cotillas, en la festividad de San Antonio, haría la consagración oficial y solemne a este culto devocional con lectura a cargo del alcalde del momento desde el balcón del Ayuntamiento y rodeado de autoridades provinciales (el Gobernador Civil César Ballarín Lizárraga y el diputado conservador Luis Díez Guirao de Revenga) y locales, asistencia de escolares de la población portando banderas o estandartes alusivos al hito religioso y actuación de banda de música.

 

También fue muy utilizada (y lo sigue siendo en la actualidad) en nuestro país la imagen del Sagrado Corazón fijada a la puerta como símbolo de la condición católica de una casa.

 

Una imagen sedente era con frecuencia entronizada en la principal sala de la casa acompañado de algún lema, del tipo "El Sagrado Corazón de Jesús reina en esta casa".

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress