Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 7 de junio de 2019
El marido logró refugiarse en el cuarto de la hija

Tres años de cárcel por intentar matar a su marido con natillas envenenadas

[Img #17934]La Audiencia de Lérida ha condenado a una vecina de Mollerousa a tres años de cárcel por intentar a su marido. Trató de acabar con su vida ofreciéndole natillas envenenadas. Al no conseguirlo, decidió arremeterle, también sin éxito, con una botella de cava tras un baño romántico. Los hechos sucedieron el 5 de febrero de 2018, en la vivienda unifamiliar de cuatro plantas que la pareja tiene en Mollerusa, donde también vivía una de sus hijas, que entonces tenía 22 años.

 

María del Carmen de la R., y su marido llevaban años arrastrando una crisis matrimonial, que en los meses previos al intento de homicidio habían intentado superar acudiendo a una terapia psicológica. Las sesiones no cumplieron su objetivo, y aquel 5 de febrero, aprovechando que su hija no estaba en casa, la acusada ofreció de postre a su marido una ración de natillas con nata. Había introducido una mezcla de medicamentos triturados (relajantes musculares y calmantes) con el fin de acabar con su vida. Pero la víctima notó un sabor extraño y no las comió.

 

Ante el fracaso de su primer plan, María del Carmen de la R. buscó alternativas. Se le ocurrió convencer a su marido para darse juntos un baño romántico. Llenó la bañera de agua caliente, puso velas y abrió una botella de cava. Pero su marido apenas mojó los labios en la copa. Fue al salir de la bañera cuando la mujer se ofreció para secar al hombre y aprovechó entonces para tirarlo al suelo, golpeándose la víctima con un radiador. La acusada le arremetió también con una botella de cava y luego con un jarrón.

 

El hombre trataba de escapar de su mujer sin conseguirlo, y al final logró refugiarse en la habitación de su hija. Ya a salvo, llamó al 112 y a su hija mayor su hija mayor, que entonces tenía 28 años entonces. No vivía ya con ellos pero tenía todavía las llaves de la casa para abrirle la puerta a los Mossos d’Esquadra. Cuando llegaron los agentes encontraron al hombre desnudo y pidiendo auxilio desde la ventana de la habitación. A su mujer la hallaron luego en el baño con la varios cortes en las muñecas, que apuntaban a que quería suicidarse.

 

María del Carmen de la R., en prisión provisional desde que fue detenida, sufre trastornos de personalidad pero que, según los peritos, no consta que cuando intentó cometer el crimen tuviera afectadas sus facultades, «conociendo y conservando la capacidad de decidir en cuanto a su persona y a su entorno». Además de los tres años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa, la Audiencia de Lérida le ha condenado también al pago de una indemnización a su marido de 5.000 euros como responsabilidad civil.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress