Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 11 de junio de 2019
en la opinión pública se tiene la impresión que hay un lado oscuro en los casos fallidos de corrupción política

Debe dimitir el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia

[Img #17946]Debe dimitir como protesta ante el escandalazo, los escándalos sucesivos que se vienen produciendo en la acción de la justicia. Ya no es solo la falta de medios, sino que en la opinión pública se tiene la impresión que hay un lado oscuro en los casos fallidos de corrupción política, desde el pitorreo de la balsa Yeny que nació previa denunciada de la misma fiscalía superior de la región, hasta los opacos asuntos de la operación umbra, las prescripciones sonadas de los últimos cuatro años y este estallido de la desaladora de escombreras por un fallo profesional de una jueza, que si es verdad que ha cometido solo un supuesto error, debe ser llamada al orden por no apuntar a una sanción, ya que en un estado del derecho no se debe aplicar la ley del embudo, se tambalearía esta democracia que se hunde en las arenas movedizas de la política, del mundo del dinero y del periodismo mercenario, como vimos en un reportaje televisivo de la 4 tv.  Si se consuma la falta de confianza de los ciudadanos en los tribunales de justicia asentados en nuestra comunidad autónoma, supondría un fracaso no solo profesional y humano sino así mismo de características esperpénticas, si comparamos lo que nos está ocurriendo con el brillante trabajo de los magistrados y fiscales catalanes, madrileños, valencianos y baleares, etc etc.

 

En la primera década de este siglo ya se alzaba la sospecha que el lado oscuro de la justicia se debía a presuntas presiones del sórdido mundo de la política, hasta se dió el feo ataque de Valcárcel a dos jueces y al fiscal superior López Bernal, al que trataban de descalificar como un “rojo”, y hasta a su esposa, algo inaudito en el mundo de la justicia. La imagen de la región cayó muy bajo, y a pesar de otros honrados profesionales del derecho. Seguimos sin levantar cabeza y la alarma crece, con indicios de que la prensa nacional no se ocupe de lo que viene sucediendo en estas tierras, ni que el poder judicial tome cartas en este maremágnum, drásticamente, y que nadie dimita por razones éticas. No, no es bueno para la salud democrática, un golpe duro al día de la Región que se celebró este lunes, pero se negocia sin altura y harturas lo que nos espera en  este amargo presente y en el futuro. Inquietante.

 

Tampoco  vale la coartada de achacar nuestros problemas a la ley de enjuiciamiento criminal, reformada puntualmente por rajoy, porque  en otros tribunales españoles no pasa lo que nos machaca aqui.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 11 de junio de 2019 a las 09:56
Vamos a ver
Vamos a ver chicos este hombre es el artífice del cierre del caso de la desaladora, ha trabajado duro para convencer a sus compañeros de la Sala tercera de que cierren el caso para que no toque a Valcárcel, la interpretación que ha utilizado la Sala tercera es manifiestamente ilegal y no la va a usar en otro caso porque significaría que las instrucciones caducarian todas a los seis meses. Así que no debe dimitir por protesta sino asumiendo sus responsabilidades de estar detrás del cierre de la instrucción de la desaladora.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress