Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Viernes, 14 de junio de 2019
josé juan cano vera.

El cartagenero Navarro-Valls, “El Portavoz”

[Img #17962]Fue y sigue siendo un cartagenero universal, como Isaac Peral o el mismo Arturo Pérez Reverte, sin embargo el que fue amigo y colaborador de dos papas, aún no tiene una calle en su ciudad de nacimiento ni se le ha rendido el homenaje justo a un personaje que jamás se le olvidó de sus orígenes, a nivel regional, quizás porque los murcianos son gentes que no han sabido casi nunca valorar lo que tienen. Conocí a JOAQUIN  NAVARRO-VALLS con ocasión de una conferencia de periodistas europeos que tuvo lugar en Roma, organizada por la Unión Europea. Brillante, modesto, inteligente, incisivo, audaz, humano. Ezio Mauro, que ha sido director de los diarios italianos LA STAMPA y LA REPÚBLICA   dice de este hombre clave en las últimas décadas del mundo intrincado de la Iglesia católica, en el mismo corazón del Vaticano, que “Joaquín tenía una mirada clara que parecía escarbarte por dentro, como si no le resultara suficiente una lectura superficial de las cosas o un conocimiento de la fachada. No le agradaba quedarse en las formas, y su interés por el  ser humano prevalecía en todos los casos, empujándolo hacia el interior de uno mismo. Escuchaba, con la chaqueta puesta, la mirada atenta, su mano izquierda en el bolsillo, su mano derecha moviéndose tratando de explicar. Un momento de silencio, y luego te comentaba taxativo que te entendía. Siempre he pensado que el alma veterana de periodista, de Navarro, le ayudó a comprender instintivamente lo que estaba bien y lo que no, en nuestra profesión, incluso cuando cambió de bando y se convirtió en Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, y en lugar de hacer preguntas tuvo que dar respuestas muy delicadas y trascendentes que se recogían a nivel global.”

 

El libro sobre su figura, su difícil trabajo y su cercanía  a  dos pontífices de enorme proyección como Juan Pablo  y Benedicto, fue presentado ayer por su hermano Rafael, también autor del mismo, en Murcia Ciudad, con asistencia de un numeroso y comprometido público vinculado al periodismo, la cultura, el mundo católico de la diócesis y de las letras. El texto es un amplio compendio de comentarios y artículos aparecidos  en medios de comunicación, y declaraciones sobre la vida de este personaje ejemplar que falleció  justamente hace dos años, y sus relaciones humanas, personales, con la cúspide vaticana y la diplomacia universal, como con Fidel Castro, Juan Carlos, Gorbachov, Clinton, Yasir Arafat y jerarcas de otras iglesias no cristianas, como el difícil encuentro con las autoridades religiosas de Israel. Un millón de kilómetros en viajes lo que es un dato claro de su actividad, sus cualidades y presencia en encuentros históricos, sobre todo su capacidad de diálogo como quedó claro en el viaje de Juan Pablo a Cuba, que sirvió para romper el hielo en las relaciones de un estado comunista y la Santa  Sede, que dio oxígeno a los católicos de la isla hasta la fecha de hoy.

 

En fin, un libro de testimonio. Testimonios de personas que conocieron y trataron a Joaquín, dejando sus opiniones escritos u orales que en su conjunto es un homenaje a este murciano de corazón que cuando podía paseaba por los rincones históricos de Cartagena o se dedicaba a su deporte favorito en aguas de Cabo de Palo, la pesca submarina. O el tenis.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress