Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jesús de Las Heras.
Viernes, 14 de junio de 2019
Jesús de Las Heras

Por qué no ahorro

[Img #17966]Básicamente, porque no me da la gana. Yo tengo la suerte de ser uno de esos españolitos que tiene el dinero que necesita, y muy poco más. La verdad es que no me doy grandes lujos, porque ya tengo la edad suficiente para saber que los lujos no me van a mejorar nada la calidad de vida, y puede que algún que otro disgusto. Pero de eso hablamos mejor otro día. Pues bien: ese poquito más es lo que podría ahorrar yo, pero vista la estafa continuada a que este Estado Defraudador nos somete a los españoles que no somos corruptos y que vamos de frente pagando nuestras deudas, sean injustas o no, y esencialmente porque no nos podemos defender de ellas, debido a que no tenemos representantes de verdad, sino un conjunto de politicastros que, ellos sí, se creen que nos representan porque la gente que no sabe lo que hace les vota en la absurda creencia de que los elige (ni que no supieran leer, cuando todo eso está cuidadosamente descrito allí, en ese documento que algunos llaman Constitución, la del 78), y que luego en la práctica no son, los politicastros aludidos, más que pulsabotones a las órdenes de su jefe de partido. Por eso no ahorro. Ni puedo ni quiero.

 

No puedo porque mis convicciones me impiden dar más dinero del que ya me sablean con el cuento de que hacienda somos todos. En todo caso son ellos. Los que pagan el 3% con un sueldo de escándalo, los políticos, mientras que yo, mísero jubilado, tengo que soltar el 21%. ¿Les parece a ustedes decente eso? Una vez el actual presidente del gobierno le dijo al anterior que no era decente. Pero este de ahora no lo es tampoco, porque hasta ahora no ha deshecho las tropelías que cometieron los ministros de hacienda anteriores. Y el timo de la estampita ha sido el rollo ese de las pensiones privadas.

 

La verdad es que es un cuento terror, y lo que más miedo da es que es verdad. Resulta que yo metí gran cantidad de dinero en un plan de pensiones del entonces Banco Exterior de España, un banco serio donde los haya, o los haya habido porque el pobre ya no existe, engullido primero por Argentaria y luego por el BBVA. Debido a que yo tenía ese plan de pensiones, se me perdonaban impuestos cuando me compré mi casa, y luego se me desgravaba en la declaración de cada año. Pero cuando me jubilo y lo "rescato" (curiosa palabra, como si lo hubiera secuestrado alguien), resulta que me toca pagar mucho más de lo que me habían descontado, porque mientras tanto, en tanto tiempo, los gobiernos que se fueron sucediendo en este país fueron incrementando su codicia y nos fueron subiendo los impuestos a los ciudadanos inermes que nada podemos hacer en su contra, como sea no votar a nadie. Así, los cientos de euros que en su día me perdonaron se me han convertido en miles. Resulta me cobran por volver a tener a mi disposición un dinero que ya era mío. Si usted me regalara ahora mismo ese dinero, yo tendría que pagar a Hacienda la misma cantidad que por recuperar ese dinero que en lugar de bajo una baldosa de mi casa tenía en un plan de pensiones. ¿No les parece a ustedes indecente? Ahora el Estado nos clava hasta por ser viejos.

 

Una forma de ahorrar es hacerse un plan de pensiones. Mi consejo es que no se lo hagan. Fúndanse ustedes todo el dinero mientras puedan, porque si lo guardan para después, ya verán cómo suben los impuestos y les toca pagar más. Ese es el plan absurdo del Estado para promover el ahorro. Luego dicen que el ahorro es bueno. Sin duda para el Estado lo es. Pero para nosotros, el pueblo, no lo es. No hemos venido al mundo a mantener a una casta inútil y tóxica que nada hace por nosotros, sino en todo caso por su imagen y por su provecho personal. Eso se llama, en español de a pie, prevaricación, porque es su provecho personal. Pero si no media dinero por el medio parece que se perdona. Pues yo no lo perdono. No me da la gana.

 

Sí, es cierto que al fundirnos el dinero, se nos "distrae" para las arcas estatales (o autonómicas, que aún es peor, porque sin el Estado parece que no podemos vivir, pero las autonomías son perfectamente prescindibles, excepto para la concepción de los catetos que se creen que porque manden los políticos de aquí nos va a ir mejor) todo un 21%, pero si lo guardan ustedes el Estado les clava un tanto por ciento del interés que les genere, y encima de ese 21% no se escapan ustedes en el momento de convertir ese dinero en algo útil.

 

Y así nos va. Ahora parece que la sensación del momento es qué pasa con los pactos entre Casado, Rivera, Sánchez y algún otro más. Como si no diera igual quién esté ahí arriba. ¿Acaso algún político del PP se atrevió a quitar la nefasta LOGSE, la Ley del Maltrato, o la del Menor? Por mucho que nos mientan, todos hacen lo mismo. Aunque los de PODEMOS digan cosas más bordes, o los de VOX parezca que están puteando a los del Bipartido, pero al final todos tan amigos, se toman unas cañas juntos, o un café cuyo precio nunca supo Zapatero, y todos tan amigos. Ellos, claro, porque amigos del pueblo no lo es ninguno. Aunque digan, en el colmo de su mendacidad, que se preocupan por nosotros y procuran nuestro bien. Si fuera verdad, se pondrían de sueldo el salario mínimo interprofesional, a ver si así lo ascendieran de una vez a algo digno, y rebajaran el gasto del Estado, y su habitual codicia.

 

Por todo eso no ahorro. Porque no me da la gana. Porque no puedo. Porque es malo para España. Y si no, que hagan elecciones a Cortes Constituyentes. Para que le digamos al Estado qué ídem queremos. Y así nos ahorraremos muchos disgustos. Que lo otro no es más que dinero. Y el dinero no existe.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress