Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 25 de junio de 2019
eugen

Catorce años de cárcel por violar y embarazar a una niña de doce años en Murcia

[Img #18010]Un hombre ha sido condenado a catorce años de cárcel por violar varias veces y dejar embarazada a una niña en la localidad murciana de Totana. La víctima, que tenía doce años de edad y que tuvo que abortar, llegó a dormir con un cuchillo en la cama para intentar defenderse de los ataques del pederasta.

 

Los hechos, según la sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia a la que ha tenido acceso la Cadena SER, ocurrieron en Totana a lo largo del verano de 2017. El acusado vivía en una habitación de un piso compartido en el que también residían la víctima y su madre: aprovechaba que la madre de la niña se iba a trabajar a las seis de la mañana para agredir sexualmente a la pequeña, profiriendo amenazas si se negaba.

 

La niña llegó a dormir con un cuchillo en la cama para intentar repeler los ataques del hombre, que violó varias veces a su víctima hasta que un día la madre entró en el cuarto en plena agresión cuando escuchó ruidos sospechosos. La niña, que en la actualidad vive con su madre en su Bolivia natal, tuvo que abortar.

 

Ahora ha sido la Audiencia de Murcia, con el magistrado Francisco Navarro como ponente, la que le ha impuesto la condena que solicitaba la Fiscalía: catorce años de prisión por un delito continuado de agresión sexual a menor de edad, siete años más de libertad vigilada y la obligación de indemnizar a la víctima con 60.000 euros por todos los "padecimientos psíquicos" que sufre la niña desde entonces.

 

Un cuchillo bajo la almohada

 

La sección segunda de la Audiencia de Murcia explica que se basa en varias pruebas contundentes para condenar al acusado: la declaración creíble de la niña y de su madre así como los informes firmados y defendidos por psicólogas y médicos forenses que participaron en el caso. Las pruebas de ADN demostraron, además, una coincidencia del 99,99% entre el acusado y los restos fetales.

 

La niña relató en fase de instrucción cómo llegó a meterse en la cama con un cuchillo para intentar repeler al acusado. Para la sentencia, todavía recurrible ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, su testimonio fue completamente creíble y además "se ve corroborado con datos periféricos relevantes".

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress