Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El zorro/La colleja
Miércoles, 26 de junio de 2019
la vía del concierto entre la privada y la ciudadana es una solución necesaria

Hospital concertado

[Img #18026]Nos cuentan un caso bochornoso e insalubre que no prestigia ni poco ni mucho a la SANIDAD PUBLICA que gobierna López Miras, el aliado del lado oscuro de Ciudadanos, desde ya mismo, una sanidad tocada por una por una burocracia quemada, una máquina desproporcionada que se traduce en un deficiente  montaje económico permanente que  se acerca a los DIEZ MILLONES DE EUROS, y  errores que llegan hasta los TRIBUNALES DE JUSTICIA, lamentablemente con sus elevadas indemnizaciones que paga un seguro privado que no es suficiente, a veces, a los afectados, enfermos y familiares, algunos impactados por una desgracia -- convendría saber cuanto han costado estos errores en los últimos dos años, en la región-- y la depresión consiguiente.

 

LOS HECHOS. Mujer de 78 años de edad. Operada TRES VECES de un tumor cerebral maligno. Tratada por un oncólogo digno, del viejo hospital MORALES MESEGUER. Actualmente atendida por un equipo de Medicina Paliativa,  superada ya la quimio y la radioterapia dura, con calidad profesional y sentido humano responsable, junto a su doctora de cabecera, nueva, y tres más médicos continuamente trasladados inopinadamente en unos cinco años.

 

El estado de la enferma oncológica es de muy grave con episodios de desplomar verticales y caídas sorpresivas, problemas de confusión mental a más, y naturalmente con apoyos de cuidadores familiares y amigas externas impagables, algo que induce a una pregunta clave que nos hemos hecho en nuestros digitales ¿qué ocurriría en la sanidad pública y privada, si esos miles de cuidadores que en su mayoría no cobran ni un jodido euro, se declararan en huelga de brazos caídos durante un día?. Un drama e incluso sin exagerar una hecatombe, sin que el problema se resuelva por unos políticos desmadrados que siguen sus pactos calculados y olvidando sus falsas promesas de tropas de mercenarios.

 

La señora enferma ha sido en el último mes enviada en dos ocasiones a Urgencias del citado hospital destartalado, claro enferma crónica que este es otro lado de incompetencia manifiesta, amontonados los pacientes, la mayoría mayores de sesenta y pico años, rondando los setenta, mujeres y hombres en las prórrogas de sus vidas  en ocasiones abandonados en una soledad amarga.

 

Dos veces en una urgencia masificada, largas horas de espera, donde te dan de alta en horas, a pesar de los ruegos y el mal aspecto de una enfermedad que ataca despiadadamente cuando la ayuda sicológica se convierte en una herramienta sin eficacia, dada la escasez de personal apropiado y de calidad comprobada.

 

Anécdotas aparte, la alimentación es mala, mucho peor que la que reciben los reclusos de los dos penales murcianos, que ademas cobran ayudas  sociales y fármacos carísimos.

 

Te mandan a casa sin contemplaciones, saturados los hospitales. Y adivinando que los familiares desean pasar el problema a la sanidad para respirar oxígeno y el derecho al descanso. O porque son ancianos, malpensamos. Otro golpe ya que a los cinco días se produce una nueva crisis angustiosa de Teresa del Pilar.

 

Esposo e hijos se arman de santa paciencia y toman precauciones contratando una ambulancia – sesenta euros, pensionista -- y deciden trasladarse urgentemente al HOSPITAL DE MOLINA  que suele tratar bien a los mayores. Trato inmejorable, atención médica de calidad en un hospital concertado, humana y profesional y con medios suficientes.

 

Personal que no cobra del Estado o de la Comunidad Autónoma, por  lo que el esmero es positivo en defensa de sus puestos de trabajo. Tratamiento de choque, medicina de internista adecuada para estabilizar el cuerpo humano deteriorado y estancia de cinco días y alta controlada.

 

Todos los afectados son partidarios de una sanidad universal y pública pero se han dado cuenta que la vía del concierto entre la privada y la ciudadana es una solución necesaria y positiva para todos. Nos manifiestan su emoción pero tienen reservas mentales sobre la calidad política  e ideológica de las administraciones y la demagogia de ciertos partidos que viven en un mundo alejado de la realidad diaria, esa que destruye vidas humanas. Sí, destruyen vidas humanas y castigan a los que se quedan, los ex cuidadores destrozados.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress