Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Jueves, 27 de junio de 2019
Juan Eladio Palmis

De socialistas de verdad tienen lo que servidor de matador de toros

[Img #18032]Sentados delante de mi persona, anoche, en Santa Lucía, cuando el porculeo de las campanas del campanario lo permitían, socialista de verdad, de la talla de Antonio Martínez Giménez, antiguo secretario general del Pesoe en Cartagena, o el socialista recién defenestrado por los “murcios”, Antonio Guillamón, entre otros pocos, asistimos atónitos a un acto de una cobardía tremenda, y de una bellaquería que, un servidor, no pudo aguantar hasta el final por sentir vergüenza ajena, y me marché disgustado.

 

Unos murcios, y otros no; otros que habitan Cartagena, pero son murcios y de socialistas de verdad tienen lo que servidor de matador de toros, anoche, ante la cobardía de un grupo municipal que solamente, que no es poco lo que se llevan, se han llevado y se van a llevar, tenían que haber dado la cara ante su plan de aliarse con un partido corrupto como es la derechona murciana, que imprime estilo y carácter, en vez de dar ellos la cara y explicarse, enviaron a sus murcios cómplices, a intentar explicar lo bueno que es para Cartagena que gobiernen los corruptos, juntamente con unos ¿socialistas? que lo que quieren es seguir cobrando sueldos, tirando de sisas, que en la calle, por sus valías personales, ni de coña los cobrarían, ni dispondrían de uñas.

 

Los murcios, anoche en Santa Lucía, no pronunciaron nunca la palabra democracia; y sí insistieron, y mucho, que todo aquello que no pase por ellos, por un partido que han convertido en el corral de sus conceptos, ni vale ni es correcto. Por eso no vale que en Cartagena, las gentes hayan preferido a Movimiento Ciudadano antes que a ellos. Y el desprecio hacia los votantes y hacia el líder de MC lo dejaron patente a nivel de una bajeza antidemocrática de puro escándalo, que, aunque no lo sintieron, estaban haciendo un dramático ridículo.

 

También intentaron “darle carne al león” para quitarse la responsabilidad de ellos sobre un pacto pepé-pesoe en Cartagena orquestado por ellos, por los murcios ¿socialistas?, con el sólo objetivo real de aguantarse en sus sueldos.

 

Resultaba de una tristeza total el comprobar que teniendo Cartagena gente de una talla muy superior intelectual y con entidad muy superior a los murcios de Murcia y a los propios de diversos andurriales, anoche en una pose; ubicados en un escalón que ellos se creían que nos daban sopas con ondas, trataron, vinieron a galope de sus ruindades, a explicarnos lo pueblerinos que somos, que no nos damos cuenta el bien tan grande que ellos han logrado para Cartagena, asociando, haciendo un amasijo entre un partido corrupto en claro proceso de decadencia en Cartagena, que ellos lo han aupado, mandando al carajo político el sacrificio de muchas gentes anteriores que sufrieron en sus carnes la persecución de los que ahora, según los murcios, van a salvar a Cartagena, gracias a su gestión.

 

Está claro que la alcaldesa actual de Cartagena no es responsable única de tan gran desmadre. Los murcios, uno a uno, dos a dos, desde el Comité de Conflictos de Pesoe, ya deberían estar expulsados del partido. Porque expulsar un militante no tiene la complicación que anoche trataron de indicarnos con su ciencia unos murcios de pura pena, diciendo, poco más o menos, que es más fácil tirar un cohete a la luna que echar fuera del partido a unos militantes que han removido en su tumba a todos los socialistas de verdad. Y, perfectamente se le vio el rabo de su complicidad, que no la quieren ahora aceptar, pero los tiene bañados, mojados, de indignidad política, que los aleja, por tanto, de la democracia española.

 

Y los aproxima a las más abyectas corruptelas políticas.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress