Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Martes, 2 de julio de 2019
PASAR EL MUERTO AL PAPA

La gresca, resucitar a Franco

[Img #18054]NO  solo arden los bosques, los montes y los pueblos de España, también arde  este país desestabilizado por unos políticos empeñados en echar leña al fuego soterrado, parece que el incendio no se ha apagado del todo cuando soplan vientos huracanados de minorías radicales de la extrema derecha y la extrema izquierda empeñadas en dar la batalla en días críticos, sociales y económicos, renunciando a encontrar soluciones racionales, sensatas y prudentes sino obstruyendo la gobernabilidad de nuestro país y paralizando las instituciones del ESTADO  manteniendo un gobierno en funciones  empujado a convocar nuevas elecciones en el próximo otoño, sin que los cinco grandes líderes de los partidos den muestras de altura, eficacia y sentido común, sino mala baba camuflada de mediocridad.

 

El CASO  DEL TRASLADO DE LOS RESTOS DE FRANCO, resucitado por el sanchismo, acosado nuevamente por Pablo Iglesias, el topo populista que llegó para sepultar a la izquierda española y especialmente al partido socialista-. lo que no ha olvidado el chavismo extremista y por ello  piden ministerios −ha sido un error, por precipitación y publicidad enconada− del Gobierno de Pedro Sánchez que en ningún momento actuó con cautela e inteligencia. Intentó implicar a la Iglesia católica, a nivel español y  Vaticano, sin medir las consecuencias de una reacción refinada de la diplomacia de la  curia romana. PASAR EL MUERTO AL PAPA es una ocurrencia que solo puede protagonizar  unos novatos o a unos irresponsables, salvo la excepción del ministro de Exteriores, Borrell, veterano, con los testículos negros por el humo de mil batallas, y perdonen ustedes la expresión tan gráfica como verdadera. Y para más inri estimuló la salida en tromba de VOX para crearle  problemas a los partidos de centro-derecha, con casi tres millones de votos, lo que no es una bobería.

 

La última respuesta de Roma la ha dado el Nuncio en Madrid con una frase de cajón, lapidaria, como que USTEDES HAN MONTADO EL NUMERO, PUES RESUELVAN, NO NOS PASEN LA PATATA CALIENTE.

 

La respuesta del Gobierno, en boca de la cómica vicepresidenta, ha sido de todo menos sutil, como SE VA A ENTERAR LA IGLESIA, como medidas fiscales. Es  decir, ya no tienen solo a Franco resucitado sino que se vuelve a un pulso inoportuno que se habría resuelto discretamente  como desea la opinión pública española. Es decir que no basta con cargarnos de mil problemas de soluciones prioritarias, sino que declaran la guerra política y mediática a Roma, con posibles consecuencias imprevisibles, con el malestar consiguiente en momentos graves, sociales, económicos y constitucionales como el golpe separatista. No se entiende esta novatada cuando ardemos por tierra, mar y aire.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress