Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José María Quevedo.
Martes, 2 de julio de 2019
josé maría quevedo

Se va Sanz Roldán, el Jefe de los Servicios de Inteligencia

[Img #18056]ES NOTICIA PORQUE SE VA Y PORQUE SE BARAJAN SUCESORES PARA UN PUESTO CLAVE DEL ESTADO ESPAÑOL. Es lo que se comenta en estos días de oscuridad en los medios de comunicación, diplomáticos y políticos. El general del Ejército, DON  FELIX,  y Sanz Roldán  de apellidos, hasta el viernes próximo jefe supremo de los servicios  secretos del Estado, el conocido CENTRO NACIONAL DE INTELIGENCIA, termina su mandato. Diez años de éxitos y fracasos, que se sepan, porque otros hechos de capital importancia para la seguridad nacional y de la Unión Europea, se mantienen en silencio pero se sabe que el CNI español goza de justa fama en el exterior, y muy especialmente en las naciones africanas y de Oriente Medio, donde tiene sus antenas mejor preparadas e informadas, no en balde sus orígenes tienen asesoramientos técnicos del Mossad, el servicio mítico de Israel.

 

El nombramiento del Jefe fue una de las mejores decisiones de ZAPATERO, asesorado por Bono, su ministro de Defensa,. Sanz Roldán  se ha mantenido en su difícil puesto por el Bipartidismo, en momentos de gravedad, como el estallido del golpe catalán, donde el espionaje español anduvo poco certero, cuando llegaron al puerto de Barcelona miles de urnas y papeletas para  el montaje del referéndum rebelde. También en la fuga de Puigdemont aunque en este caso el error fue compartido por otros servicios de seguridad, y sospechosamente por irresponsabilidad del Gobierno, entonces de Rajoy, y su vicepresidenta Soraya, con mando en plaza. Errores de bulto. Como fueron errores incomprensibles la depuración de algunos jefes y oficiales de la inteligencia de reconocida solvencia, entre ellos el jefe de la División de Contrainteligencia F.S. y dos murcianos más especializados en combatir el terrorismo islámico, J.M.N. y J.E. L.

 

Pero en el balance de su complicado trabajo, su profesionalidad, integridad, lealtad, inteligencia y dotes de mando, es  elevado, y puso orden al caos del CESID desde  Manglano, otro general que entró como elefante en cacharrería.

 

Don FÉLIX modernizó el servicio secreto y dedicó mucho tiempo a poner al día sus medios informáticos y técnicos, coordinándolos sobre todo con los de la Guardia Civil, y unidades de inteligencia de una veintena de países.

 

Con su marcha se plantea un problema, elegir a su sucesor en pleno vorágine política, una papeleta que se alarga ante la crisis de la Moncloa. Se cree que en esta ocasión pudiera ser nombrada una mujer. Se barajan dos mujeres, la ministra actual de Defensa, y la mano derecha del director del CNI, Paz  Esteban, altamente valorada por su experiencia. No se espera que sea un militante de Podemos, aunque lo intentó Errejón, cuando Pablo Iglesias mandaba en su coalición de fracasados sociales. Un topo en el centro neurálgico del poder.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress