Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 12 de julio de 2019

Revista Semanal de Prensa

[Img #18103]ALBERT RIVERA SE DISPARA.- No es bueno, ni  saludable, ni responsable llevar el ritmo frenético de Albert Rivera para llegar a la Moncloa, ese tren de alta velocidad política que solo se da en caudillos que terminan en la tumba pasando los ochenta años más la prórroga. Hay en el ambiente como  cierta histeria ante una carrera contra reloj cuya meta pudiera ser la Moncloa, el manicomio o la hipertensión y hasta una colitis de carrerillas con su deshidratación. No se contagia pero afecta a los 46 millones de españoles cuidadores  de los enfermos del Sistema, pero no en su totalidad porque millones pasamos de ellos, a la vista de que sin Gobierno real, la economía española va bien, como han experimentado los italianos, los belgas y los flemáticos ingleses, un clima respirable gracias a los altos funcionarios de las administraciones local, regional y del Estado. La consecuencia inmediata es que el setenta y dos por ciento de los celtíberos opinan que sobran los políticos cuidadores de sus estómagos y sus cartillas de ahorros. Santa palabra.

 

−JESÚS PONS.-

 

ALGO SUYO SE QUEMA.- Nos queman estos 350 diputados y 180 senadores que sin pegar un golpe cobran de nosotros, sus empresarios, sin que podamos despedirlos sin indemnizaciones, como en todo negocio. Nadie tiene derecho en el mundo laboral de recibir un salario o un sueldo, y menos de un mínimo de 5.493 euros mensuales más propinas que llega a superar los seis mil.- Algo nuestro  huele a quemado, más allá de los montes a los que pegan fuego los pirados pirómanos- Las estadísticas publicadas hace una semana informan que “España es el segundo país del Mediterráneo con más incendios forestales al año”. Un dato peligroso que con el verano que estamos soportando se corre el riesgo de tener una España en crisis, cuyos focos principal se han localizado en las instituciones, aunque la multitud se esté bañando en las aguas de los mares y las duchas de pobres resistentes sin vacaciones cada vez más costosas.

 

−JUAN SÁNCHEZ.-

 

MIRANDO AL MAR.- Algo de poesía venimos reclamando desde nuestras pantallas cuando sometemos a un análisis objetivo  las vicisitudes de una nación que no termina de encajar en una DEMOCRACIA SIN DEFORMACIONES Y DISFUNCIONES MENTALES. Ayer leímos un bello articulo de nuestro  colega GARCIA MARTINEZ, DON JOSÉ, que con el título de “MIRANDO AL MAR” nos reconcilia con quienes sacan en páginas de papel esa carga emocional que tan bien nos sienta, cuando no se ejerce el chantaje inhumano fraguado en el rencor  Sí que tiene algo de acritud pero se perdona porque es una acritud salida de la melancolía y algo de amargura emocional. Cuando nos duele la Región y el resto de la nación amariconada: “Ya no sueño que estabas junto a mí, ni dios que lo fundó .Hombre,  claro. Porque el mar siempre estuvo bien visto. Pero durante el crepúsculo vespertino −incluso en el matutino− el espectáculo era emocionante. Y lo peor de todo es que tu lo miras y lo ves por encima, como siempre, bonito y barato,  con el sol haciendo cabriolas…”. No lo mienta pero con  emoción nos recuerda el Mar Menor, ese desierto de agua salada-

 

−JOSE JUAN CANO VERA.-

 

TIEMPO DE AMATEURS.- La  Democracia española se vé sujeta a tensiones. Una de ellas es la que resulta sometida por la idiocia propia del teimpo que nos ha tocado vivir. No hay bipartidismo, pero hay bibloquismo… El creer que no se tiene nada que perder, sino mucho que ganar, ha hecho que la gente naranja no ceda y haya considerado que lo mejor es exigir votos pero no conceder gestos  de ningún tipo. La ocasión ha llegado a Murcia, y no ha consentido siquiera la verbalidad de una simple imagen, darse la mano, sentarse en una mesa, no mostrar excesivo asco por los votos que le van a llevar a la administración de las cosas en una Región que, claramente, ha manifestado con sus votos que quiere un gobierno de entendimiento derechoso o cuando menos no socialista”.

 

−CARLOS HERRERA.-

 

FRACASO POPULISTA.- Cuando la racionalidad y el diálogo se impone en una nación con partidos con vocación de servicio, los beneficiados son los ciudadanos que aceptan los sacrificios que  les imponen, como es el caso de Portugal con un gobierno de izquierdas y un presidente de la República conservador.

 

El signo contrario lo tenemos en Grecia, donde la extrema izquierda populista ha sido derrotada en las recientes elecciones, y por goleada.  Los mexicanos se han encontrado que el progresista Obrador, a los seis meses de ser elegido para dirigir el país amigo, ha pegado un bajón de credibilidad, porque temas tan delicados y sensibles como las olas de inmigrantes los ha negociado con Trump. El populismo latino, que contaminó a Pablo Iglesias en las escuelas  de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, es un rotundo fracaso que ha llegado hasta borrar del  mapa las libertades y transformarse en groseras dictaduras. El mano a mano entre el presidente en funciones Pedro Sánchez y el caudillismo podemita parece que ha dado un viraje cargado de prudencia, seguramente aconsejado el inquilino de la Moncloa, por sus aliados europeos QUE DESCONFIAN DE LOS POPULISMOS RADICALES, SEAN DE DERECHAS O IZQUIERDAS. Ya veremos, ya veremos, ya veremos.

 

−AGUSTIN NISA GALBAN.-

 

ALQUILERES POR LAS NUBES.-  Los alquileres de pisos, casas, apartamentos y casas rurales se disparan un casi diecisiete por ciento pese a la normativa del Gobierno socialista, que fabrica decretos a pelón sin terminar con los abusos, demasiados y canallas que maltratan a los más humildes. Hace una semana una TV ofreció un amplio reportaje en el que quedó al descubierto el  cerco brutal a millones de inquilinos de rentas viejas y modernas, en casas verdaderamente miserables que ni los animales de compañía. Luego los desahucios inevitables con la ley en la mano producto claro está del enorme paro de los últimos diez  años desde el desastre de Zapatero, con una crisis económica imparable. Alquileres y ventas de piso  en manos, en numerosas ocasiones, de gente sin ningún sentimiento, donde sacan un pastón a los futuros inquilinos, que deben presentar sus credenciales profesionales como contrato de trabajo y una pila de papeles, a la vista de que los morosos crecen como la espuma. Es el lujo de alquilar, en tanto los bancos manejan decenas de miles de viviendas cerradas sin que los políticos tomen medidas eficaces en la que no se fustigue a los propietarios ni a los inquilinos, la mayor parte gente joven en precario.

 

−A. MAISANABA.-

 

MURO PARA ESCLAVOS.- El Muro de Acero que levantó Stalin entre la cárcel rusa y el resto de Europa  nos recuerda otros que ya funcionan en el mundo, desde la frontera de Estados Unidos y Méjico, a los de Maduro y los que están construyendo los gobernantes italianos, húngaros y polacos. Esta Muralla cierra el paso a los esclavos que llegan de África buscando un rincón para vivir como  seres humanos, huyendo de sus dictaduras religiosas, ideológicas y militares. Violencia verbal, sicológica y política que ha denunciado hace una semana el papa Francisco en el transcurso de un acto religioso en la Ciudad del Vaticano, tan privado y humano, con asistencia de decenas de miles de fieles de todas las etnias conocidas en plena controversia sobre el cierre de fronteras a barcos rescatadores, algunos manejados brutalmente por las mafias,  con multas millonarias. Unos tienen la fama y otros cardan la lana, pero la realidad es que la política de mano dura contra los migrantes despierta un amplio consenso político, lo que supone una insensibilidad torticera. Lo más duro es que algunos sectores del catolicismo se han distanciado del obispo  de Roma, sin un sentido correcto de la fraternidad y  apoyo a la  DECLARACION INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS. Francisco lo ha aclarado del todo: “Para mí no hay  migrantes ilegales”.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress