Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 12 de julio de 2019

El mentidero: la gran cara de ALBERT RIVERA, el caudillo de Ciudadanos

[Img #18106]Rumore, Rumore, Rumore | Es un primer plano de uno de los personajes más discutidos y ruidosos de la vida política de esta nación desnortada sin el debido tratamiento sicológico, humano y educado para que el país y su pueblo vivan saludablemente, y no en permanente estado de ansiedad y bochorno, porque la democracia es un regalo de los pueblos curtidos en la civilización romana.

 

Efectivamente, ha acertado usted amado lector, es el Rostro, la gran cara de ALBERT  RIVERA, el caudillo de Ciudadanos, expedidor de carnés de demócratas de toda la vida, un Torquemada emprendedor de autos de fe para quemar los juguetes de  la tienda política, el mejor negocio español de todos los tiempos.

 

¿Cabreado, histérico, prepotente, crispado, enfurecido o simplemente un dios contaminado por un brote agudo de megalomanía compulsiva? Quizás algo de todo un poquito.

 

Observen sus ojos escurridos o contraídos, un tanto desorbitados que no presagia el fin de una era de violencia verbal, sin atractivo, ese que ha perdido en el camino desde las rutas regiones empezando por Cataluña. Dicen las lenguas de doble filo que tendrá que operarse los ojos para que expresen voluntad y bondad en sus escraches parlamentarios  que se les ha ido de la mano, como al ministro Marlaska, el de los ojos de ciempiés. O los intensos y fijos, negros rotundos de Pedro Sánchez, !!qué  hermosura !!

 

Las disfunciones mentales e intestinales han ocupado los escaños del Parlamento, y se oye como un ruido ventoso, también procedente de los medios púnicos bien pagados, que huelen a pólvora quemada y a sangre vertida por las pantallas de las teles que nos alegran la vida en sus dulces telediarios de porquería y basura que se utiliza para llevar a la opinión pública al infierno de la depresión. Vale, estaremos atentos. Tendrán que operarse una multitud de ciegos, también en nuestra Región en donde un  tuerto puede llegar a ser proclamado rey sucesor del escarnio corrupto.

 

A pesar de tanto trastorno no dejamos de lamentar la hospitalización urgente de Albert Rivera, que ha sufrido una deshidratación  por un trastorno gastrointestinal, se supone que una colitis de verano. Le recomendamos buen yantar y cuidado de sus nervios, no debe correr tanto y calmarse, para que otros españoles vivamos con esperanzas. Suponemos la intensa presión que está recibiendo, la misma que refleja sus ojos.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress