Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Martes, 16 de julio de 2019
josé juan cano vera.

Yo o el caos, dice

[Img #18115]REFERÉNDUMS FRANQUISTAS, DE MODA. ¿POR  QUÉ? Cuando los líderes navegan al garete, cuando no dialogan, gritan, disparan y hasta da la impresión que se odian entre sonrisas falsas, cuando la obligación de los partidos es reducir el nivel de incertidumbre entre los  españoles, y de nuestros socios europeos.

 

Tiene toda la razón el historiador y catedrático FERNANDO ARMESTO señalando al populismo −el topo− como culpable de su nefasto onanismo que ejerce desde la vertiente  de la autocomplacencia con sus opiniones, así como de su incapacidad de someterse a la realidad, práctica común en regímenes totalitarios, sostenidos desde la radicalidad.

 

Opina mi amigo, ex embajador, que el  populismo de contenido ideológico chavista o peronista, latino, no cabe exigirle madurez porque lo suyo es fabricar coartadas electoralistas, como vestir de violeta, morado, a los manifestantes en todos los conflictos, que calientan,  para hacer crecer la crispación que luego aparece en los telediarios vomitivos que manipulan sus esquiroles, sin un ápice de ética profesional. Al parecer tratan de castigarnos mordiendo nuestros sentimientos más profundos lejos de la verdad, como la mayoría de las redes sociales. Siembran revoluciones para ir desde las libertades y la democracia a las tiranías, hace bien Pedro Sánchez de no meter bichos en la Moncloa, que se multiplican bajos las piedras. El populismo  español que nació entre aplausos se ha escondido en la burguesía de los chalets de lujo y los sueldos de ricos. Ahora piden ministerios, para no mejorar al país , sino para vivir ellos como canónigos. Todos, iguales.

 

Resulta evidente que lo que llaman CONSULTA A LAS BASES, como también facturó Pedro Sánchez, es una argucia orgánica para legitimar la propia posición y ambición en las cínicas negociaciones con la cúpula del  sanchismo neosocialista, tal como los viejos referéndums del franquismo bajo la etiqueta de YO O EL CAOS O DESPUÉS DE MI EL DILUVIO. Algunos opinamos, arriesgando, que  Pedro Sánchez debiera hacer ministro de Hacienda o de Defensa al Coleta ya que muerto el perro se acabaría el peligro, porque a este personaje ya se le ha visto el rabo. No tiene escrúpulos hasta el punto de que la sociedad española lo ha calado y ha dejado de votarle.

 

Por cierto que la encuesta fetén, no la publicada recientemente, la que tiene en sus manos un grupo bancario, a escala nacional y regional, resulta más favorable al PSOE murciano, tres escaños más en el Parlamento, y otros tres para VOX. Bajan PP y Ciudadanos. Natural. El electorado ha abierto los ojos y la prensa libre da pelos y señales. No es de recibo apoyar al  neo-valcarcismo que se ha mutado en López Miras y Teodoro García, ambos de la mano del viejo capitalismo caciquil emboscado en las instituciones democráticas. Bajón de Ciudadanos en su papel de torquemadas, de Podemos situado en un leninismo necrosado. Y tocado el PP de nuestra comunidad autónoma por la confusión moral y la escasa talla de  su candidato a la presidencia que utiliza un lenguaje vaporoso que nos recuerda el de su progenitor político, pero a la baja. Sin duda los peperos murcianos tienen personalidades más preparadas y capaces de pactar acuerdos de primera necesidad y dirigir una región bajo mínimos, con juzgados que  siguen procediendo contra figuras importantes que gobernaron deshonestamente durante más de dos décadas. Una situación insostenible, que como en Andalucía, desalojó a los sinvergüenzas socialistas de los ERE. La peor imagen de lo que tenemos en este territorio inhóspito, sin agua y sin vergüenza torera, fue el golpe cutre del PP-PSOE en el ayuntamiento cartagenero. Cierto, los socialistas desalojaron de sus filas a los tránsfugas que traicionaron a sus principios, en cambio el PP, siguiendo su conducta fraudulenta ha dado la callada por respuesta innoble, una vez más, señores López Miras y don TEO.

 

EPÍLOGO.- Escándalo y estafa. No hay institución u organismo público que no se vea dañado por la parálisis política que atenaza a España amenazando prolongarse sine die. Lo de RTVE  es un símbolo de descrédito y  utilización partidista, hoy como ayer y siempre des-de su fundación por el general Franco y sus socios. Constituye una escandalosa anomalía democrática que esté a punto de cumplirse un año desde que el gobierno de Sánchez propusiera a Rosa María Mateo como ADMINISTRADORA PROVISIONAL ÚNICA Y OLE. Se vendió a la opinión pública que era un nombramiento de meses para que el Congreso desatascara la renovación del equipo rector de TVE Y RADIO NACIONAL, pero el descrédito de la palabra dada ha aumentado en unos momentos claves de nuestra reciente historia. En el Reino Unido los ingleses creen que la democracia definitiva les llegó con el premio gordo de la BBC, la tele de esa gran nación que suele jugar limpio, unos canales de mérito en los que no cabe la bazofia de lo impúdico y el morbo, esos ingredientes que hacen multimillonarios a sus amos y propietarios, y pobres de cultura al pueblo español. Eso sí, Radio Nacional se puede digerir, con su  RN-5 con un formato honroso y un contenido meritorio. Lástima, seguimos en las antípodas de una nación cultivada.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress