Desde Vox, apelan ahora a la generosidad de sus homólogos (PP y Cs) para que “lo acepten y firmen para facilitar que López Miras sea presidente". Cabe recordar que los tres partidos, PP, Ciudadanos y Vox, han mantenido cuatro reuniones para desbloquear la investidura del candidato 'popular', Fernando López Miras, en las que han acercado posiciones.

 

Así las cosas, la situación parece desbloquearse semanas después de que el 'no' de Vox hiciera que tanto Ciudadanos como PP observaran atónitos cómo la extrema derecha, cansada de aceptar el 'trágala' de sus socios, daba portazo a las negociaciones. 

 

Incluso ahora, el partido liderado por Abascal ha tenido que renunciar a algunos aspectos que son capitales dentro de su proyecto, tales como la derogar las leyes LGTBI o hacer referencia a la "violencia intrafamiliar". Se trata de un acuerdo de Investidura y no de Gobierno, por lo que el 'sí' de Ciudadanos haría que la extrema derecha acabara aupando a Fernando López-Miras como presidente de Murcia y devolviera a los azules una comunidad fetiche para sus intereses. 24 años de un Gobierno ininterrumpido que, si nada falla y las partes quedan conformes, tendrá cuatro años más al frente de la Asamblea. 

 

Falta ver si este acercamiento se reproduce en Madrid, donde las tensiones entre Rocío Monasterio e Ignacio Aguado dificultan sobremanera el entendimiento para que la popular Isabel Díaz Ayuso se convierta en la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid. Las negociaciones siguen su curso, y el hipotético acercamiento de los naranjas a los ultras sería definitivo para que la aritmética fuese favorable a los intereses de la derecha.