Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Miércoles, 24 de julio de 2019
josé juan cano vera.

El conflicto catalán explosiona el debate de investidura de Sánchez

[Img #18135]Seis vasos de agua tomó PEDRO SÁNCHEZ para aliviar la sequedad de  su  boca y el gaznate de un político en apuros, aparentemente. Ni una sola vez aplaudieron los neocomunistas de Pablo Iglesias, a pesar de que el FUNCIONES los citó a final de su discurso de una investidura. Dos horas hablando desde actitudes buenistas, neutras, ni una sola mención a la crisis catalana que llegó a ser un golpe. Tampoco se refirió a la tragedia venezolana y su contagio violento en Nicaragua y Bolivia, pero si  dedicó cinco minutos  al drama de los inmigrantes desembarcados en España, unos 55 mil en el último año −aplausos de las bancadas− tampoco mentó a las fuerzas armadas ni a las de seguridad del Estado. No empleó ni sesenta segundos sobre el drama de los jóvenes y jovenas españoles que emigran a Europa y a otras naciones, se olvidó de explicar cómo iba a resolver el problema grave de la España seca, mentó tres veces al dictador Franco y nada dijo de la crisis económica que en estos momentos supone una deuda de UN BILLÓN DOSCIENTOS MILLONES DE EUROS, así como las trampas para elefantes de las comunidades autónomas. Y nada de nada del bajón cultural del país escolar y universitario con una cola de fracasos escolares que ronda la barbaridad. Pero si tocó, de refilón ambiguo, la situación de los autónomos, parados y precarios que machaca al segmento femenino. Del tifus de la corrupción estuvo triunfalista, quitando yerro, va a la baja gracias a los tremendos esfuerzos del Consejo General del Poder Judicial limpio ya de la politización crónica.

 

Eso sí, nos dio una larga lección de que estaba dispuesto a iniciar una SEGUNDA TRANSICIÓN PARA LLEGAR A UNA ESPAÑA FEDERAL, pero claro, no solo, sino unidos todos, un consenso impracticable. No apuntó a un Pacto de Estado bajo su batuta y el orfeón de sus 123  diputados y senadores.

 

Todo dicho en dulce román paladino y con cara de chico bueno que quiere un premio a los padres y las madres de la patria, pidiendo los votos de sus adversarios por el bien de la nación, no del PSOE sanchista.

 

Luego vino la tarde. Le dieron la tarde los traviesos de la Oposición. Al estilo de la caña que utilizaba Alfonso Guerra o aquel del NO ES NO , RAJOY… Casado llegó a llamar “juego de trileros” las negociaciones entre socialistas y podemitas, utilizando un lenguaje de bisturí, calmoso y recordando las trampas de Pablo Iglesias a la izquierda española. Estuvo breve y analítico y  sorprendentemente hábil. Quizás pensando que Albert Ribera se pasaría tres pueblos manchegos, tan distantes.

 

Pedro respondió que lo único que exigía  era que facilitara el PP la formación de un Gobierno  de izquierdas, lo que provocó risas en el hemiciclo recordando a RAJOY y el NO ES NO.Y estalló la cuestión catalana, sonrojante de asco y ofensivo para el resto de las regiones. Claro, Casado puso a huevo la  trama a un Albert Rivera desmelenado  y explosivo, QUE LLAMÓ BANDA a los fieles y aliados del presidente en funciones. Tensión máxima, disimulada con sonrisas en el banco del Gobierno. Alguien de la Sexta TV le llamó “telonero de VOX”, al líder del Cs que exigió a Sánchez que dimitiera al cierre con condena el caso de los ERE andaluces.

 

El líder naranja dirigió contundentemente sus graves acusaciones dirigidas al presidente, pero pecó de excesiva crispación, sobre todo en sus descalificaciones personales, como hizo así mismo el portavoz de Izquierda Unida, Garzón, responsable de la caída vertical de su partido  del brazo de Podemos, error imperdonable, trampa de Pablo Iglesias en la que cayeron los viejos comunistas españoles, como primera mordida populista a la izquierda , a la caza y captura del partido socialista obreros español, al que aún sigue tratando de  fagocitar utilizando el veneno leninista ya fracasado en nuestro país.

 

El final del debate, un deplorable mano a mano entre Pedro Sánchez a la defensiva y Pablo Iglesias con sus disparos demagógicos volvió a demostrar su peligrosidad dialéctica, sus sofismas ideológicos y sus presiones, chantajes y falta de escrúpulos, no nos lo merecemos el pueblo español, especialmente en el reparto de poder, en un escenario bochornoso en el que quedó palpable que Podemos sigue a la caza del PSOE restándoles votos, imagen e influencia. LA CRISIS SIGUE ABIERTA Y APESTA, Y SUENAN LAS ALARMAS DE EMERGENCIA. La intervención de Abascal, líder de VOX, al final del bronco debate, añadió grandes dosis de tensión, denunciando la creación de un nuevo Frente Popular., el  cambio de la Constitución y el derrocamiento de la Monarquía y por elevación fomentando una crisis social  que golpea a la clases media y trabajadora y especialmente a la gente joven. La intervención de Abascal cerró un debate kafkiano dinamitado por la extrema izquierda y los separatistas. Todo un derroche de incompetencia, irresponsabilidad y rencores que nada bueno presagia para la estabilidad de España y sus 46 millones de ciudadanos, nuevamente humillados.

 

Creemos muchos que este debate ha sido un duro golpe al sanchismo y por ende al socialismo, de mano brutal de Pablo Iglesias, muy aplaudido por los diputados catalanes y vascos.

 

El festival parlamentario dio fin con la acusación del presidente en funciones contra PP y Cs  que han pactado gobiernos regionales con Vox incluyendo  nuestra Región. Replicaron los portavoces del centro-derecha devolviendo el golpe, afirmando que el PSOE lo ha hecho con los separatistas y Podemos, de perfil comunista, y financiando a Puigdemont vía Generalidad., y  doce embajadas catalanas en el extranjero.

 

ÚLTIMA HORA.- 00,37 horas. Fuentes de Podemos a preguntas de VMPRESS nos informan que este martes, a primera hora de la mañana se reanudaran las “conversaciones” para la formación de un gabinete de coalición, con la mediación de asesores  de Valencia, y posiblemente de Iceta, secretario general de los socialistas catalanes. La crisis institucional abierta ante el acoso de Pablo Iglesias en sede parlamentaria se ha agudizado ante la estrategia desplegada por el líder podemita, consistente en renunciar a la  vicepresidencia a cambio de dos ministerios, con la posibilidad de gobernar desde dentro y ser oposición a la vez, una jugada de ajedrez puesta al descubierta durante el rifirrafe de esta tarde pasada.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress