Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Sánchez.
Lunes, 5 de agosto de 2019
Mindanguear, esta es la justa definición para una ralea politiquera que por educancia no mentaremos

Nos gobiernan dementes o gandules irresponsables

[Img #18169]Como sigamos tal que abora mesmo, en puesto del DNI nos van a dar el carnet oficial de tontos del bote. Si miramos a las alturas, que no hay que mirar muy alto pa esfisarlas, no por nada, y por todo, concretamente por la ausencia de talla en aquellos que hemos contratado – y que esto del contrato con el pueblo nunca se dice− para gobernar nuestros destinos en lo universal −la verdad es que no había mucha variedad, nivel ni calidad en el escandallo electoral, cosas de las listas cerradas sobre intereses partidistas, la pasta y tal−. Bueno, y eso sería mucho decir dada la idiosincrasia incompetente del ganado concurrente; igual nos conformábamos con que se vayan aclarando, asuman sus responsabilidades sociales y empiecen a tomar decisiones, que precisamente para ello están cobrando un pastizal salido de nuestros riñones. Los suyos, bien gracias, cojonudamente bien, ya te digo. Cinco millones de eurazos desde las elecciones nos va constando la bromita de sus pactos aún por resolver; y lo que te rondaré morena mía.

 

Me dice el maestro Cano Vera que escriba precisamente sobre la irresponsabilidad al mando de la nación, incluso sobre su comportamiento patológico en evidente estado de trastorno mental muy grave. No voy a ampliar datos ni enmendar la plana a esa reconocida eminencia internacional doctorada en sociología, sicología y psiquiatría, David Owen, cuyos estudios y conclusiones constatan el grado de sicosis que engalana algunas mentes del poder. –Os dejo enlaces al riguroso informe, recogido en un libro y publicado en numerosas revistas científicas, y también en Sureste Press−

 

El estudio refleja el nivel de trastorno mental del gobernante al uso en occidente. Y la culpa de su irresponsabilidad e indolencia hacia el pueblo –recordemos que cualquier psicopatología se caracteriza por la falta de empatía hacia los semejantes−. Y eso viene a decir, así a lo bulto, que son incapaces de ponerse en el lugar de otros que no sean ellos mismos, y por ende, gobernar únicamente desde un enfoque microscópico con efecto túnel apuntado hacia su propio ego. Lo demás, nosotros, los ciudadanos, somos esperfollos y cascarujas movidas por la ventolera de sus caprichos altamente interesados.

 

Pero dejemos los circunloquios telequinéticos del inconsistente por inexistente PGE y esos payasos de la tela marinera y vayamos a lo evidente: desde las elecciones generales, 28A, llevamos una maratón de guarrerías políticas que son la risión de oriente y occidente, por grotescas, absurdas y palurdas, solo dadas en las escasas repúblicas bananeras que junto a nuestra nación ponen el foco de la prensa internacional y la opinión de aquellas democracias serías de veras, sobre nuestras sesiones parlamentarias que asemejan un capítulo Benny Hills en sus mejores momentos. Vaudeville de agria comedia congresista donde se juegan los destinos de un pueblo más preocupado por el alquiler del apartamento en Torrevieja o la ración de sardinas en el chiringuito playero, que de las decisiones políticas que nos machacarán los próximos cuatro años. Pero esa es otra historia, asignatura pendiente de pueblo soberano –si, ya− de este chollo de la Bernarda al alba, llamado España.

 

De momento, vacaciones políticas pagadas a to pijo por una nación que no tiene ingresos para pasar unos días de descanso y ha de seguir currando en la fosca de un agosto que batirá record de calores y crispación social, y eso quien tenga un curro decente y no en grado de esclavitud normalizada por aquellos que mentamos antes ; y aún así, muchos la quisieran para si.

 

Mindanguear, esta es la justa definición para una ralea politiquera que por educancia no mentaremos gandules irresponsables o como una puta cabra… casi [email protected]

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress