Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Fuente: elindependiente.com
Jueves, 8 de agosto de 2019
la relación con UP atraviesa un momento "muy difícil" / No logra apoyos a su 'vía portuguesa'

Pedro Sánchez a los colectivos progresistas: “Estamos abocados a elecciones”

[Img #18190]Decenas de colectivos sociales y oenegés viven un arranque de agosto asombrosamente raro: portavoces de organizaciones ecologistas, feministas, educativas o turísticas han tenido la ocasión de departir con nada menos que un presidente del Gobierno, aunque sea en funciones, tomando nota de sus demandas. En pleno agosto, Pedro Sánchez y los ministros competentes según la temática abordada (Reyes Maroto, Teresa Ribera, Carmen Calvo, etcétera) están de gira con asociaciones progresistas para vender su vía a la portuguesa -Gobierno basado en acuerdos programáticos- y, de paso, presionar a Unidas Podemos, con el que las relaciones están en coma.

 

En alguna de estas reuniones, que comenzaron la semana pasada con los grupos feministas y que continúan este jueves con sindicatos y patronal, Sánchez se ha mostrado extremadamente pesimista. El presidente respondió a quien estuvo interesado que la relación con Unidas Podemos está en un momento “muy difícil”. Y que con la situación actual, tal y como está, “estamos abocados a ir a elecciones”.

 

Nos comentó -sobre UP- que todo lo que tenía que decir lo había dicho”

 

Este temor lo trasladó por ejemplo el pasado lunes en el encuentro con grupos ecologistas (de aproximadamente una hora y media) pero no en la reunión inmediatamente posterior con colectivos de jóvenes (de dos horas). “Nos comunicó que, siendo totalmente sincero, lo veía muy mal; que había dicho todo lo que tenía que decir y comentado todo lo que tenía que comentar sobre las negociaciones con Unidas Podemos”, señala un testigo.

 

El arrebato de pesimismo se produjo en el cuarto de hora final de reunión. “Nos recordó que él había pedido una cosa y los otros habían pedido otra, y que él no estaba dispuesto a ceder en materias como Trabajo o Medio Ambiente”.

 

Según otra fuente más presente en la reunión, el presidente “se mostró pesimista ante la situación, que es compleja”. “Comentó lo difícil que estaba la situación en estos momentos”, dice un tercero, también testigo. “Pero pese a su marcado pesimismo, nos aseguró que lo iba a intentar hasta el último momento”.”No le vimos feliz para nada, sino todo lo contrario”, añade una de las fuentes.

 

No le vimos feliz para nada, sino todo lo contrario”

 

Durante la discusión no salió el tema de la abstención del PP o Ciudadanos, que a ambas formaciones reclama Pedro Sánchez para poder gobernar: ni se abordó. Las organizaciones, que en ningún momento defendieron el modelo a la portuguesa que propugna el PSOE, sí apremiaron al líder socialista a evitar elecciones como fuera. Sánchez contestó que lo intentaría sin explicar cómo.

 

En Podemos se quedarán sin vacaciones los dos negociadores principales del posible Gobierno de coalición, los tocayos Pablo Iglesias y Pablo Echenique, el primero en Madrid disfrutando de una baja[...]

 

 

“Le advertimos de que solo quedan 10 años para que venza la Agenda 2030, y que cada día que pasa sin Gobierno es un día perdido en aras de ese objetivo”, recuerda un asistente. Otro coincide: a Sánchez le reclamaron la formación del Ejecutivo central “cuanto antes para hacer frente a la crisis climática y para que se apruebe la ley de cambio climático, porque el Medio Ambiente no puede esperar”.

 

En ningún momento se abordó la posible abstención de PP o Cs

 

Más allá del contenido abordado, hubo momentos para la distensión y la broma. En un lance del encuentro hablaron de la huelga general por el clima que hay convocada para el 20 de septiembre. “Nos manifestó que a primeros de septiembre la cuestión de la gobernabilidad debería de estar despejada para bien o para mal; a continuación tiró de ironía, nos prometió que apoyaría la huelga, pero nos confesó que no sabía aún si lo haría como presidente del Gobierno, como presidente en funciones, como candidato o como ciudadano raso”.

 

Sánchez el “moderador”

 

El presidente ejerció de “moderador”. “Teresa Ribera estaba más implicada en las conversaciones y Sánchez tomaba notas, preguntaba, daba la palabra”. La sensación generalizada fue de satisfacción entre los diferentes colectivos por haber tenido la oportunidad de verse cara a cara con el máximo mandatario del país. Algunos portavoces de las asociaciones incluso interrumpieron las vacaciones ante la inesperada convocatoria con tan pocos días de antelación.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress