Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 13 de agosto de 2019
pimer caso en una jura de abogados

Una letrada se niega a jurar «lealtad al Rey» pero lo hace con la clase trabajadora

[Img #18208]Lizeth Rosa ejerce como abogada desde hace sólo unas semanas. Tras acabar la carrera ha ubicado su despacho profesional en Granada y lo primero que ha hecho como letrada es defender un derecho propio. El viernes acudió, junto a otros 40 compañeros, a la sede del Colegio de Abogados de esta ciudad para efectuar el juramento o promesa de cara a poder desarrollar su profesión, pero llegado su turno cambió el paso. La joven, que tiene 24 años, reivindicó su derecho a no jurar lealtad al Rey y sí «a la clase trabajadora». Esta modificación no fue aceptada en ese momento pero ha dado pie a una propuesta para cambiar el texto de la jura de cara a los siguientes actos.

 

Así lo anunció ayer a IDEAL el propio decano del Colegio de Abogados de Granada, Eduardo Torres, que indicó que será en la próxima Junta de Gobierno de la institución granadina -en principio prevista para mañana miércoles- donde se va a plantear la supresión de esa mención. «Voy a plantear cambiar el texto y, si es conforme la Junta de Gobierno con el acuerdo que voy a proponer, pues suprimiremos del juramento o de la promesa la mención a la lealtad al Rey».

 

El decano confirmó que a Lizeth no se le tuvo el juramento por prestado en la forma que el Colegio de Abogados tiene establecida. Recordó que la fórmula actual obedece a un acuerdo de la Junta de Gobierno de hace años que mientras siga vigente debe cumplirse. «Hoy por hoy esa fórmula es la está legalmente establecida y, si el juramento o la promesa no se atiene a esa fórmula, se tiene por no prestado», recalcó.

 

Es la primera vez, según admitió Torres, que se produce una situación así en una jura de nuevos abogados en Granada desde que él es decano. Sólo en una ocasión anterior un letrado pidió realizar el juramento «de rodillas» y, en otra, «jurar sobre el Corán». En ambos casos se accedió. A Lizeth, como reconoció, se le invitó a abandonar el salón o a sentarse en los últimos asientos ante su negativa a realizar el juramento en legal forma. La reacción de la joven letrada fue en todo momento «correcta». Se cambió de fila y ahí acabó todo.

 

Por su parte, en declaraciones a este diario, Lizeth consideró que para poder empezar a trabajar como abogado no debe ser necesario jurar lealtad al Rey: «Creo que lo que se nos puede exigir es que mostremos nuestro respeto a la Constitución y que acatemos las normas deontológicas, y ya está. Entendí que no era necesario tener que manifestar verbalmente si yo quería guardar o no lealtad al Rey, y decidí que no lo iba a hacer». Y no sólo no lo hizo, sino que sustituyó esa parte del texto por guardar lealtad a la clase trabajadora.

 

«Estoy muy sensibilizada con movimientos como 'Stop Desahucios' y quise guardar lealtad a esas personas a las que defiendo, a las que pertenezco y con las que trabajo», manifestó la joven letrada, que afirmó estar ejerciendo su profesión pese a no haber sido válido su juramento verbal, pues en su día, según explicó, rubricó el juramento «por escrito», incluida la parte de la lealtad al Rey, porque de lo contrario no se podía colegiar.

 

Libertad ideológica

Lizeth, para quien el solemne acto del pasado día 23 de junio era una mera «formalidad», dejó claro que simplemente se aferró a su derecho a no tener que usar la fórmula establecida amparándose en sus libertades y derechos fundamentales. «Lo que quise fue mostrar un poco esa contradicción. Nosotros como abogados trabajamos con la Constitución y con las normas deontológicas y ya lo demás entra dentro de nuestra libertad ideológica y de conciencia». La joven se ha sentido respaldada por muchos compañeros a título individual, pero asegura que no por el colegio como institución. «Defendí lo que entendí que era justo y me sentí orgullosa; en ningún caso me sentí incómoda por tener que defender un derecho», zanjó. Su actuación se ha hecho pública en las redes sociales a través de un vídeo grabado en la sala en el momento en el que es advertida de que debe ceñirse al texto del juramento.

 

Las fuentes jurídicas consultadas señalaron que lo que el Estatuto General de la Abogacía establece en su artículo 16 es que los abogados, antes de iniciar su ejercicio profesional por primera vez, «prestarán juramento o promesa de acatamiento a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico, y de fiel cumplimiento de las obligaciones y normas deontológicas de la profesión de Abogado». Asimismo, recoge que el juramento o promesa será prestado ante la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados al que el abogado se incorpore como ejerciente por primera vez, «en la forma que la propia Junta establezca».

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress