Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera. LOS INFIERNOS. Pedanía de la Región de Murcia
Viernes, 16 de agosto de 2019
josé juan cano vera, desde la pedanía murciana de los infiernos

Todos pendientes de un solo tío: Sánchez, el Caudillo

[Img #18223]El sabio Goya lo pintó mejor que nadie, dos gañanes enterrados hasta las corvas, matándose a garrotazos. La sombra de Caín es alargada, en España. Lo fue siempre −sigue comentando el escritor, periodista y académico ARTURO PEREZ REVERTE− y la guerra civil que se cuenta es cumplida prueba de ello en el libro de Juan Eslava Galán, una historia trágica, violenta, retorcida en ocasiones hasta el esperpento con esos trágicos quiebros de humor negro que también, inevitablemente, son ingredientes de nuestra olla ibérica: “Murió más gente en la represión que en los combates, en ambos lados, analfabetos presidiendo tribunales gozaron de más poder que magistrados del Supremo. Hubo valor, por supuesto. Y decencia. Y lecciones de humanidad e inteligencia. Pero todo quedó sepultado por las pavorosos dimensiones de una tragedias que todavía hoy necesita reflexión y explicaciones”.

 

 

  • !!Sánchez, Sánchez, qué bien suena tu nombre, rompeolas de las 17 Españas. El país se desgarra, el cielo tiene ya coletas, tu sonríes con plomo en las entrañas del parto de un gobierno violado!!

 

Se ignoran las alertas y la economía española ha empezado a mostrar claros síntomas de debilidad, pero la situación, camino de otra crisis, se antoja preocupante si tenemos en cuenta la irresponsabilidad pasiva del Gobierno, los partidos y sus altos dirigentes, atascados en la incomprensión, donde caerán más españoles de a pie que los políticos en guerra. Pedro Sánchez, el ungido por los dioses y sus odaliscas, lejos de reconocer estos riesgos crecientes, y poner en marcha las medidas más perentorias, mantienen a la nación en la parálisis política, aferrada por el cuello a manos de un populismo que mantiene viva la aventura de vivir en un régimen totalitario, pero eso sí, progresista, que ha decretado la caza del varón. Guerra al  machista pero no al varón. Las mareas podemitas con un lenguaje neoleninista que se sopla los números y la lógica, lleva casi cinco años haciendo teatro por los platos de las cuatro televisiones colaboradoras y las redes sociales, predicando que Maduro si acoge a los inmigrantes catalanes del separatismo vasco y catalán, que no aterrizan en pateras sino en chalets y aviones de lujo.

 

Se tambalean las comunidades autónomas y en algunas, como la nuestra, más de un centenar de empresas se van a otras regiones, el doble de las que nos ha llegado en los últimos meses, el aeropuerto de Corvera pierde más de cien mil pasajeros en lo que va de año con respecto al de SAN JAVIER, a veinte kilómetros de distancia, en Sanidad nos sorprenden más sentencias judiciales a favor de pacientes erróneamente tratados, y vamos en quinto lugar, la Justicia hace aguas, y no lo inventamos, la señala duramente las encuestas, a la que el pueblo llano llama “blanda, lenta y politizada”, según el CIS, y desconfiamos de los jueces, y estos culpan al Poder Judicial, según aclaraba un rotativo nacional. Los políticos siguen cobrando pero el paro no salta sobre los volcanes sociales que amenazan con su lava a los pensionistas con salarios que meten miedo, pero como somos solidarios, altruistas y caritativos, las autopistas de los mares  se llenan de miles de barcos cargados de más pobres que pagan dos mil euros a las mafias africanas y europeas para viajar a ningún sitio seguro. Hasta se sabe que el Gobierno del Estado español paga decenas de millones de euros a MARRUECOS para controlar a la masa de parias que se acercan por el sur europeo, pero no por el norte. Es la política exterior más brillante desde los años de Carlos III.

 

Y además no llueve, vivimos en el secarral peninsular creciente, hasta que Pablo Iglesias pida para Sí mismo el Ministerio del DESIERTO y nos traiga agua del infierno venezolano o petróleo para beber de sus amistades árabes peligrosas…

 

Y nosotros españoles, viviendo en el exilio patrio. Ojo, ahí está, amenazando el setiembre negro de los escolares, sus libros, uniformes, comedores y el fracaso escolar de gran valor intelectual. Pero eso sí, la coalición regional de peperos, ciudadanos y VOX de campaneros estarán al tajo y tocando a misa, bajo el mando del genio presidencial instalado en el palacio de San Esteban y en la sede de la patronal.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress