Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 21 de agosto de 2019
EL OJO PÚBLICO

Oscar Camps ¿Héroe o villano?

[Img #18248]Arde el corazón de oro y amarillo de Gran Canaria arrasado por un fuego intencionado, de la mano del hombre, incapaz de someterlo el agua. Otro volcán, el del barco OPEN ARMS, ha estallado vomitando palabras que se cruzan los políticos, las mafias y los intereses económicos, un barco botado hace años por un tal OSCAR CAMPS, catalan separatista y empresario arrinconado por sus trabajadores. Hace poco un don nadie y al día de hoy un personaje presumiblemente instrumentalizado por las fuerzas vivas submarinas de Cataluña.
 
Su biografía lo explica en parte, un oportunista listo que ha entrado en el mundo oscuro y traidor de la estrategia global en pleno Mediterráneo, el punto vital y endeble de una democracia cuajada de minas, torpedos y submarinos, y con nuevos piratas que desde siglos mercan con carne humana.
 
Le ofrecemos una breve biografia del padre de una ONG con sus luces y sombras, una mezcla explosiva que desde luego no ha estallado del todo en pleno trasero de Europa, la culpable, el demonio occidental que se corroe a falta de una limpieza ética y el cumplimiento de las leyes que logre defender sus valores históricos, hasta ayer sometida a una invasión u éxodo planificado inteligentemente como una operación entre social, económica, religiosa y castrense. Leamos el informe que pasa de mano en mano en las redacciones de los medios internacionales, bajo el titulo  "DESMONTANDO A OSCAR CAMPS".
 
El pirómano del agua, la contradicción que nada entre las cloacas africanas en donde gobiernan con terror 19 dictaduras que roban, matan y mandan en las NACIONES UNIDAS Y OTRAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES JUNTO A OTROS REGIMENES TOTALITARIOS de la derecha y la izquierda.
 

Es 7 de abril de 2016 por la noche y en el Teatre Nacional de Catalunya no cabe un alfiler. Se celebra una gala que culmina cuando Óscar Camps sube al escenario. Ovación cerrada. El activista pro-derechos humanos se acaba de convertir en ‘Catalán del año’. En la estrella del evento con el que El Periódico reconoce anualmente a los catalanes más admirados. Camps recibe la estatuilla de manos de Carles Puigdemont, mientras las felicitaciones desbordan las redes. En su discurso, Camps asegura que le hubiese encantado no ganar nunca ese premio. Porque a Óscar Camps lo nombran catalán del año en reconocimiento a su labor humanitaria: salvando inmigrantes a la deriva por el Mediterráneo.

 

No imaginaba que, poco después, los trabajadores de su empresa de socorrismo iban a declararse en huelga indefinida para denunciar los constantes incumplimientos de las condiciones laborales. Que lo llevarían a juicio y que perdería. Que se vería en el ojo del huracán porque, en su vida pública, salva a náufragos que intentan alcanzar las costas europeas. Pero en su faceta de empresario oprime a sus trabajadores en esas mismas costas.

 

La lista de quejas es larga. Jornadas maratonianas de trabajo, descensos paulatinos de salario para poder ofertar más barato que las otras empresas y adjudicarse así los concursos para gestionar el socorrismo de muchas playas españolas, instrumental obsoleto o inexistente, horas extras que exceden por mucho las fijadas en el convenio y represalias contra los trabajadores que pretenden organizarse sindicalmente. Voraz o explotador son los calificativos que le dedican sindicatos y personas que han trabajado para él.

 

Es el lado oscuro del icono humanitario de nuestros días. De un joven que aspiraba a ser dibujante de cómics, que encontró en el socorrismo su modus vivendi, que creó un imperio en ese sector y que ha acabado siendo famoso por rescatar a personas del mar, pero criticado (y condenado) por sus malas prácticas con sus trabajadores.

 

Desde que fundó su polémica empresa de Socorrismo, de la nada, ha ido creciendo a un ritmo vertiginoso. Demasiado tal vez, nos explican fuentes empresariales de toda la orilla mediterránea, " se ha ido quedando con todo las adjudicaciones del servicio de gestión de vigilantes de playas, piscinas municipales y privadas de grandes hoteles, a base de reducir precios  con ofertas desleales y riesgo, que han borrado del mapa a sus competidores más pequeños".
 
Quejas que vienen de lejos por denuncias de la sindical CGT, de ideologia de izquierdas, muy asentada en el pais catalán desde el siglo pasado, el primer  sindical que tiró de la manta llamando "practicas ilegales" los negocios oscuros de este personaje que se hace pasar por un apóstol de los humildes que huyen de sus paises, pero que en cambio no ha movido un dedo en favor de los millones de latinos que han abandonado Venezuela, Bolivia, Cuba, Nicaragua y naciones de corte tribal.
 
"Un negocio que mantiene comprando barato -- se repite la acusación-- a costa de los salarios de sus cientos de obreros del  agua, porque existe un claro fraude de contratación en ofertas precarias y temporales. Con una mano saca del agua a un inmigrante, y con la otra nos mete la mano en nuestros bolsillos. Se lo permiten las autoridades catalanas  separatistas y la gente de Podemos que gobiernan el ayuntamiento de Barcelona, una ciudad en el que crece peligrosamente los delitos de sangre y violencia física, a cargo de delincuentes comunes y menos comunes. Preguntamos y se preguntan los españoles ¿ qué hay detras de este negocio, otro impuesto revolucionario para engordar las arcas políticas corrompidas ?
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Sábado, 14 de septiembre de 2019 a las 13:18
Ines
Este tipo es un delincuente. Como puede estar alguien por encima de las fronteras de dos paises, y ponerlos en jaque. ? Y lo hace con total impunidad.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress