Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Jueves, 22 de agosto de 2019
nos insultáis hondamente cuando decís que lo habéis hecho por amor a Cartagena

Postureo playero cartagenero de la alcaldesa exsocialista de Cartagena

[Img #18255]Si en vez de tener alcaldesa (alcaldesas) en Cartagena, tuviésemos alcalde, no creo que tuviese compañones a exhibirse en plan revista del corazón, tumbado en la playa, a explicarnos sus cualidades personales, supuesto que, cosa rara, lo que los vecinos queremos y necesitamos de nuestros munícipes es que sean eficientes; que sepan manejar con éxito el erario público municipal, y en tal éxito no creo que figure invertir ni un solo euro (a saber cuánto nos ha costado en realidad) en exhibiciones de postureo de nuestras alcaldesas.

 

De momento, no es ninguna noticia favorable para la municipalidad que una política cartagenera, ella misma, se haya suicidado por querer remar en contra de la lógica de las circunstancias electorales, al aplauso interesado de una derechona que lleva muchos años en la ciudad hundiéndola poco a poco pero de un modo efectivo; porque hundir una ciudad con el tejido industrial que tenía Cartagena conlleva un fuerte esfuerzo de inutilidad, al que la derechona más casposa, rancia e inculta, probablemente de toda España, la cartagenera, le ha dedicado el filo afilado de sus garras hurtadoras día noche y madrugada.

 

En el entendimiento del que le está dando al teclado, que como vecino puede expresar lo que siente porque lo hace a costo de bolsillo propio, sentí vergüenza ajena cuando me mostraron una tras otra a vuestras ( es que no las siento como mías, coño) alcaldesas posando al estilo revista, porque el ayuntamiento, sus alcaldes, deben ser  muchos más serio que todo eso, y dejar los postureos fotográficos para cuando acaben sus mandatos, que, aunque ellos o ellas no se lo crean, van a ser mucho más breves de lo que piensan.

 

Y visto fotos, no creo, en el caso de Cartagena, que la decidida incorporación de la mujer a la política sea para llenar las páginas de estudiadas posturas de lo que se denomina postureo, porque tal asunto es una salida de parva de algo que goza de una frivolidad que no se ajusta al concepto, estilo, forma y apariencia que debe de tener un consistorio.

 

En Cartagena, cuando se pueda llegar al lógico y democrático momento en el cual las burradas políticas, los caprichos y devaneos que están a la vista, más los que no lo están, tengan que pasar por su necesario juicio de residencia de publicación popular y rendidura real de cuentas, de ahí el empecinamiento por el poder al precio que sea por la derechona, todo o la mayoría habrá prescrito. Pero tampoco es un asunto que le quite el sueño a los cartageneros, que, a cambio, desde la administración, se está estudiando seriamente la posibilidad de incrementar el número de fiestas.

 

Es de esperar que, con la tremenda cantidad de temas, para los que por cierto el ayuntamiento no ha movido por décadas ni un dedo en ir resolviendo, como son la descontaminación, la sanidad, la enseñanza pública, y la creación de empleo, no quede todo tapado por fotos de las llamadas de estudio, y tanto hombres como mujeres se centren en mostrarnos sus palmitos con el máximo del glamur posible o dibujado artificialmente está todo arreglado.

 

Ahora ha movido ficha, muy bien movida, el partido socialista en Cartagena expulsando a sus concejales empecinados en el mando y sueldo. En breve, ya, le toca hacerlo al partido popular, que aunque él se crea y se sienta con patente de corso expedida por la autoridad espiritual para hacer lo que le de la gana, está formando parte de un amasijo político que huele muy mal, y nada justifica que sigan los populares militando en un partido de derechas si han pactado con sus rivales fundamentales.

 

Cuatros años con Padín como alcalde, supuesto que Ciudadanos de Barcelona solo va en el campo ideológico por el euro (antes por la pela) no huele tanto como unos concejales de pepé y pesoe, que solo atendieron a sus egoísmos y bolsillos particulares.

 

Y nos insultáis hondamente cuando decís que lo habéis hecho por amor a Cartagena.

 

Salud y Felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress