Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Fuente: elespanol.com
Lunes, 2 de septiembre de 2019
La formación de Albert Rivera descendería desde los 57 escaños (y el 15,84% de voto) a los 38 (12,2%)

PSOE y Podemos tendrían mayoría absoluta y Cs perdería 19 escaños si se repiten elecciones

[Img #18297]Si mañana se celebraran las elecciones repetidas previstas para el 10 de noviembre -en caso de que no haya acuerdo para una investidura-, el PSOE y Unidas Podemos sumarían mayoría absoluta por primera vez. Según la encuesta de SocioMétrica para EL ESPAÑOL, ésta sería la gran consecuencia de la nueva convocatoria electoral. Pero también sería más que destacable al gran caída de Ciudadanos, que perdería hasta 19 de los 52 escaños con los que cuenta tras las generales del pasado 28 de abril.

 

Así, Ciudadanos descendería desde los 57 escaños (y el 15,84% de voto) a los 38 (12,2%). Y es que los naranjas son la formación política con peores datos de fidelidad electoral: sólo el 55,7% de sus votantes seguirían confiando en las listas liberales. 

 

Con estas cifras y la subida del PP, los populares ya duplicarían en número de diputados a Cs. El partido de Pablo Casado experimentaría un alza desde los 66 asientos en el Congreso (y un 16,44% de votos) hasta los 76 escaños (18,1%). Los populares, de hecho, sí mantienen la fidelidad de sus electores con un 83,3% que no lograban desde 2011. 

 

Otro de los triunfadores en noviembre también sería Santiago Abascal. Vox cae un poco, desde los 24 escaños (y el 10,26% del voto) a los 22 asientos (9,7%), pero consolidaría su posición y demostraría que su presencia en la política nacional puede afianzarse.

 

Mayoría absoluta

 

Pero, sin duda, Pedro Sánchez sería el gran ganador de la repetición electoral, confirmando en datos una estrategia que parece haber seguido desde la misma noche del 28 de abril, cuando cosechó 123 diputados (con el 28,7% de los sufragios). Según este sondeo, el PSOE subiría hasta las 139 actas parlamentarias (31,3%)

 

Y en estas circunstancias, los socialistas sumarían mayoría absoluta con Unidas Podemos. Pablo Iglesias, pese a caer desde los 42 asientos (y el 14,31%) a los 37 escaños (13,9%) volvería a ser el líder de la tercera fuerza en la Cámara Baja y podría reclamar sus puestos en un eventual gobierno de coalición.

 

Convocar nuevas elecciones en España no habría servido a finales de julio -justo después de al investidura fracasada- para otra cosa que para gastar 180 millones de euros de las arcas públicas, que es lo que costaría aproximadamente su organización. Porque los resultados no auguraban una resolución del bloqueo.

 

La fotografía que ofrecía aquella encuesta -publicada el 29 de julio- no difería en casi nada del mapa que dejó el 28-A. Ni había cambios en el escalafón ni cambiaban las sumas de mayorías. El PP aparecía segundo, obtendría un 18,2% de los votos (una décima más que ahora). Al tiempo, Vox (quinto) aparecía con un punto menos que en esta ocasión (8,7%).

 

El PSOE repetía victoria pero incrementaba sólo ligeramente sus apoyos, pero el mes de agosto lo ha aupado dos puntos más, desde el 29,3% al 31,3%. Ciudadanos entonces crecía tres décimas respecto al 28-A y ahora, sin embargo, retrocede desde esta cima 3,9 puntos. Podemos se quedaba clavado en el mismo 14,3% -cuatro décimas más que ahora- que obtuvo el 28-A en cuarta posición, lo que no le alcanzaba para sumar con los socialistas. Ahora, todo ha cambiado.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress