Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan Cano Vera.
Lunes, 2 de septiembre de 2019
josé juan cano vera.

La Democracia Desflorada

[Img #18300]Hemos pasado de ser anónimos dentro de una sociedad que defendíamos intereses decentes a ser colaboradores necesarios de nuestra insignificancia democrática  cuyo reflejo más exacto e indecente ha tenido  cabida en el ayuntamiento cartagenero desflorado, en virtud de un pacto sibilino del ala más radical del feminismo regional y  del  resto de España, pero es aún más despreciable cuando se ocultan intereses económicos con la falsa coartada de defender a la sociedad de Cartagena, cuando el trasfondo tiene un profundo monedero personal.

 

En la bialcaldada se ha dejado un perfume insoportable de ese relativismo que impera hoy en nuestra nación, del aquí vale todo, no importa los colores, sino acaparar poder para alcanzar un nivel de vida por encima, muy por encima de la media nacional.

 

Tampoco ideologías válidas, historia y talantes ideales, nada de ese feminismo útil, colaborador y justiciero que es necesario potenciar por los caminos de una política que convenza a millones de españ[email protected] hoy entre nubes de una tormenta de rayos y truenos que emergen del cielo de la Moncloa, los partidos y las instituciones ¿qué van a fabricar en los ayuntamientos piratas cuando se observa en las alturas cómo se dispara con tiros de mierda podemita, ultra, saqueo y se reparten ministerios para convertirse , todos ellos, en poder fáctico sin base deontológica?

 

Ya lo han explicado la alcaldesa de Cartagena y su sucesora pepera con hechos y negociaciones secretas traicionando al electorado. Este estilo mercantil significa claramente que tampoco van a ser leales con el pueblo llano si han sido capaces las dos damas de establecer un juego de damas tramposo.

 

Ahora debería ser el cartagenero estafado el que moviera ficha, pero me temo, nos tememos, que nadie se va a molestar en salir a la calle. Vienen agotados de las vacaciones y de los baños de mar y sol, y Cartagena seguirá chupando rueda de sus adversidades tradicionales, y su innata indolencia.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress