Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 12 de septiembre de 2019
Daniel Soltero está acusado de falsedad, prevaricación y fraude tras abonar el Consistorio casi 260.000 euros por un trabajo no realizado

Fiscal pide seis años de cárcel para un exconcejal del PP de Molina por prevaricación y fraude

El Ministerio Fiscal pide seis años de prisión para el exconcejal del PP de Molina de Segura Daniel Soltero por la presunta comisión de varios delitos relacionados con unas obras de mejora no ejecutadas en la calle Baleares. Según el auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Molina de Segura, el fiscal le atribuye los delitos de prevaricación administrativa, falsedad de documento público y fraudes y exacciones ilegales, según informa La Verdad.

 

Además, por la suma de estos delitos el Ministerio Público solicita la inhabilitación especial para empleo o cargo público durante quince años, así como la inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo. El exedil se sentará en el banquillo el próximo 28 de septiembre. El 2 de octubre tendrá que presentarse el otro acusado en este proceso, Pedro L., administrador de la mercantil Construcciones López y Torres, a quien le atribuye falsedad y fraudes y exacciones ilegales. El fiscal le pide tres años de cárcel.

 

Según informa La Verdad, los acusados deberán indemnizar con carácter solidario al Ayuntamiento con la cantidad de 576.479 euros, según el auto judicial. La indemnización que reclama el Consistorio como acusación particular asciende a 1.081.062 euros. Ambos tendrán que hacer frente a una fianza de 1,1 millones, según el fiscal.

 

Según La Verdad, el origen de este proceso judicial hay que buscarlo en la respuesta que el Ayuntamiento dio a un recurso contencioso-administrativo que interpuso la mercantil Construcciones Lorraine, en el que reclamaba al Consistorio unos pagos de 683.150 euros, más otros 200.000 euros que presupuestó la recurrente por intereses devengados. En realidad, la deuda hubiera sido con Construcciones López y Torres, pero esta cedió sus derechos a la recurrente. Esta aseguraba que el entonces edil de Obras, Daniel Soltero, suscribió trabajos ejecutados por Construcciones López y Torres entre 2004 y 2009. Unos trabajos que supuestamente se hicieron y no abonó el Consistorio, por lo que la firma inició un proceso judicial.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress